Ciudades intermedias, con 57% de lo que se edifica en el país

Para continuar con la dinámica será clave la seguridad jurídica, gestionar servicios públicos y habilitar suelo. 

Bogotá

"Ees clave que trabajen aspectos como la habilitación oportuna de suelo urbanizable".

123rf

POR:
Portafolio
agosto 20 de 2019 - 10:55 p.m.
2019-08-20

“La recuperación del sector edificador no solo tendrá que soportarse en la aplicación de las medidas del Gobierno, a través de su política de vivienda, sino que también deberá tener como aliados a los alcaldes y gobernadores elegidos en los comicios de octubre próximo”.

Así lo advirtió la presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Sandra Forero, quien destacó que “el 57% de la actividad edificadora del país la mueven las ciudades intermedias, cuyos mandatarios, precisamente, tendrán la responsabilidad de aportar a ese objetivo”.

Lea: (Crecimiento del segundo trimestre)

Según la directiva, “es clave que trabajen aspectos como la habilitación oportuna de suelo urbanizable, la previsión de servicios públicos (sobre todo, agua potable y saneamiento básico), y la promoción inmediata y coherente de los equipamientos”.

Como un adelanto del llamado que les hará en el congreso anual que el gremio realizará del 28 al 30 de agosto, en Cartagena, Forero los instó a “mirarse regionalmente, lo que significa aplicar los respectivos planes de ordenamiento territorial (POT) en conjunto con sus municipios y aglomeraciones urbanas”.

De hecho, en días pasados el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, destacó la entrada en vigor del decreto que ajusta los precios de la vivienda de interés social (VIS) –de $112 millones a $124 millones–, en los lugares con más de un millón de habitantes.

Tras el anuncio, el Ministro señaló que “serán determinantes para incrementar la producción de esta oferta, especialmente al cierre del 2019 y, sobre todo, durante el 2020”.

Vale recordar que la norma identifica seis capitales: Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena y Bucaramanga que tienen 45 municipios en los cuales se aplica el ajuste.
Sin embargo, además de lo que dicta el decreto, Forero insistió que de la producción promedio de 100.000 VIS anuales se podría pasar a 130.000, “siempre y cuando se provea suelo, pero, sobre todo, si existe seguridad jurídica, que es un tema pendiente y con ajustes por hacer”. Al respecto, reconoció el esfuerzo del Gobierno en materia de trámites, pero anotó que en aras de mejorar los procesos hay un trabajo conjunto que se debe fortalecer.

“Aquí, además, tendremos que seguir en la tarea de impulsar el empleo en el sector, y, de paso, darle más confianza al comprador para que invierta”.

HAY DEMANDA

Precisamente, sobre la disposición a adquirir vivienda nueva vale destacar el informe que presentó Fedesarrollo, ayer. En línea con las expectativas del mercado, para la reactivación de la que habló Forero, en julio el indicador se ubicó en 5,1%, que equivale a un incremento de 5,2 puntos porcentuales frente a junio.

Para el periodo analizado –explica el centro de estudios– la disposición aumentó en Cali, Medellín y Bucaramanga, mientras que disminuyó en Barranquilla y Bogotá. Incluso, los resultados por estrato confirmaron un aumento en los niveles bajo y alto, mientras que en el medio se redujo.

Sobre esta dinámica regional, Forero destacó que en mercados grandes como Bogotá, Cundinamarca, Valle, Antioquia y Atlántico, con sus respectivos municipios aledaños, la inversión en la adquisición de todo tipo de vivienda nueva sumó $11,6 billones.

Por su parte, en mercados intermedios como Risaralda, Tolima, Magdalena, Bolívar y Santander llegó a $2,9 billones. A estos se sumaron los que la dirigente gremial identifica como regionales de menor escala: Caldas, Quindío, Meta, Norte de Santander, Huila, Nariño, Cesar, Córdoba y Boyacá, que movieron ventas por $1,8 billones (ver gráficos).

Portafolio también consultó al presidente de la constructora Prodesa, Juan Antonio Pardo, quien anotó que la problemática de las ciudades intermedias consistía, en parte, en que no había de demanda efectiva antes de la implementación del programa del estado Mi Casa Ya.

“En este punto, hay que reconocer que poco a poco, el hecho de contar con el subsidio a la tasa de interés empezó a compensar el inconveniente que tenían las familias para lograr el cierre financiero. Así, en medio de las eventualidades, la situación se ha corregido”, enfatizó.

A esto, el empresario le agregó otro problema con la generación oferta en los grandes conglomerados identificados por el Gobierno: “La verdad es que no había forma de desarrollar vivienda social por los inconvenientes del precio de la tierra y otros costos asociados a la construcción; por eso, el ajuste a los valores planteado en el reciente decreto está en la línea correcta y será determinante para reactivar este mercado, incluida la vivienda prioritaria”, concluyó.

Gabriel E. Flórez G.
Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados