‘Contratos Plan se concentran en proyectos de alto impacto’

La gerente del programa asegura que la nueva estrategia diseñada para este modelo de inversión regional se denominará Pactos Territoriales.

Ana María Aristizábal, gerente de Contratos Plan del Departamento de Planeación Nacional (DNP).

Ana María Aristizábal, gerente de Contratos Plan del Departamento de Planeación Nacional (DNP).

Abel Cárdenas

POR:
Portafolio
abril 07 de 2019 - 07:55 p.m.
2019-04-07

El Gobierno ajustará la estrategia de los denominados Contratos Plan, los cuales pasarán a llamarse Pactos Territoriales. Se trata de la tercera generación de este modelo de inversión territorial del departamento Nacional de Planeación y a través de los cuales se han canalizando recursos por unos 24 billones de pesos para 420 municipios de 13 departamentos.

Su gerente, Ana María Aristizábal, asegura que la diferencia radica en que los Pactos Territoriales estructurarán proyectos con enfoque territorial, involucrando a varias regiones, a fin de que tengan un efecto mayor en el desarrollo económico y social, y estén articuladas con el Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad. “El objetivo de nosotros es concentrarnos y promover proyectos regionales de alto impacto”.

(Lea: Educación superior en Contratos Plan, más allá de Ser Pilo Paga

Este modelo ha sido diseñado no solo para articular recursos financieros de los territorios y el Gobierno Nacional, sino para concertar la construcción de acueductos, redes eléctricas, hospitales, centros educativos, vías terciarias, vivienda, al igual que infraestructura para el sector agropecuario. Uno de los objetivos es contribuir al cumplimiento de la meta del Plan Nacional de Desarrollo de sacar de la pobreza a unos 3 millones de colombianos en los próximos cuatro años.

Aristizábal señaló a Portafolio que el primer paso en firme se dará cuando sea aprobado el artículo 151 del proyecto del Plan Nacional de Desarrollo, que establece la nueva estrategia, pero que mantiene las condiciones fijadas en los Contratos Plan que están vigentes.

(Lea: El Gobierno destina $100.000 millones adicionales para alimentación escolar

En concreto, y conforme a lo estipulado en el Plan de Desarrollo que cursa en el Legislativo, los Pactos Territoriales tendrán prioridad cuando tengan influencia en cualquiera de las nueve regiones determinadas por el Gobierno e identificadas como SeaFlower (en San Andrés y Providencia), Océanos, Pacífico, Amazonía, Caribe, Santanderes, Orinoquía y Llanos y región central. La idea es que en estas regiones se focalice la inversión territorial, a través de pactos que deben tener proyectos de gran impacto local. “No queremos apostarle a todo sino a los proyectos de mayor impacto en el desarrollo regional”.

En los Pactos Territoriales será necesaria la convergencia de recursos del Gobierno Nacional, los departamentos, los municipios y el sector privado a través de aporte directo, para la ejecución de obras de infraestructura, educación, salud y sostenibilidad ambiental, entre otros.

(Lea: Contratos Plan, la vía para la construcción del nuevo país

“Lo que hemos visto es que en las regiones hay muchos actores invirtiendo, empezando por los Gobiernos nacional, departamental, municipal, así como empresas y particulares que quieren dejar huella en zonas de influencia determinadas por ellos”, dice la funcionaria.

Agrega que el objetivo es: primero, pensar en escala regional y subregional; segundo, lograr una concurrencia más fuerte de los recursos y, tercero, no seguir haciendo pequeñas intervenciones sino obras de gran impacto. “Lo que queremos es subir a otra escala de planeación sin cerrar radicalmente lo que venía haciéndose”.

El nuevo esquema se apoyará en la figura de las Regiones Administrativas de Planeación (RAP), un esquema asociativo de los gobernadores. Varias de las RAP ya han sido creadas. Por ejemplo, en el Caribe, el Pacífico, el Eje Cafetero y la región Central. Es más, están en marcha en la Orinoquía, la Amazonía y una adicional entre Antioquia y Córdoba.

En la actualidad, los Contratos Plan se llaman Contratos Paz. El nombre fue asignado con el fin de darles prioridad a los departamentos afectados por el conflicto como Bolívar Sucre, Cauca, Meta, Guainía, Guaviare y Caquetá. En total, el país tiene actualmente 12 contratos vigentes, de los cuales seis son Plan y otros seis hacen parte de los Contratos Paz.

Este modelo nació en el 2011 con siete Contratos, entre los que se destaca el Atrato Gran Darién que incluyó obras en los departamentos de Antioquia, Chocó y Córdoba. Este es el único Contrato Plan que está en liquidación, por plena ejecución. Siguen vigentes Contratos Plan en Arauca, Tolima, Santander, Nariño y el Cauca.

Para este año, a través de los Contratos Plan y Paz del DNP, que están vigentes, se invertirán $3,1 billones que permitirán la ejecución de unos 260 proyectos, especialmente en transporte, agricultura y desarrollo rural, educación, vivienda y salud.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados