Crecen créditos de consumo y baja la morosidad

Esta modalidad de préstamos es la de mayor dinámica en la banca, con un incremento de casi 13% nominal en los últimos 12 meses a julio.

Crédito educativo
POR:
Portafolio
septiembre 25 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-09-25

Después de varios años de enfriamiento, la cartera de crédito del sistema financiero colombiano ya está dando señales de repunte. Pero el segmento que viene con mayor dinámica es el de los préstamos de consumo.

(Lea: Créditos de vivienda: el 57,5% son de menos de $100 millones)

Según los datos más recientes de la Superintendencia Financiera, el saldo de cartera en esta modalidad cerró julio en $145,6 billones. En el último año, el incremento fue de más de $16 billones en este renglón, lo que corresponde a un crecimiento nominal de 12,7 % (8,61% real).

(Lea: Pagos con débito crecen más que los de tarjeta de crédito)

Se trata de la “máxima cifra desde mayo de 2017, en medio de un nivel de tasas de créditos de cartera en niveles históricamente bajos del sector, y una paulatina recuperación del consumo en Colombia”, explicó la comisionista Casa de Bolsa en un informe.

Los datos del supervisor muestran que el tipo de préstamos que más crecen son los de libre inversión (17%), seguidos por las libranzas, las tarjetas de crédito y los créditos de vehículos, con aumentos entre 4 y 6 %.

Esto se produce en un escenario en el que hay múltiples señales, algunas encontradas: la confianza de los consumidores no mejora del todo, el desempleo sube, pero las ventas del comercio crecen.

El indicador de confianza que calcula Fedesarrollo ha estado en terreno negativo todo este año, con excepción de marzo. De los elementos que componen el índice, el menos negativo ha sido la disposición a comprar bienes durables (que en su mayoría se pagan a crédito).

Precisamente, el comercio ha tenido un buen año. Por ejemplo, los datos de las ventas minoristas mostraron un crecimiento de 6,1% entre enero y julio de este año, según datos del Dane, y casi todas las categorías aumentan.

Sin embargo, no deja de generar preocupación el hecho de que la tasa de desempleo ha estado creciendo durante todo el año, y en julio ya iba en 10,7%.

La buena noticia es que a pesar de esto, el incremento de la cartera de consumo se ha dado de la mano de una disminución en la morosidad.

Las cifras de la Superfinanciera señalan que en este segmento, la cartera vencida está en $7,44 billones, es decir que por cada $100 prestados hay $5,1 en mora. Además, en todos los productos hay una disminución de los saldos ‘colgados’, con excepción de los de libre inversión.

Esto se ha producido porque los bancos han hecho una mejor selección del riesgo, pero hay otro tema, y es que la gran mayoría de los deudores que han usado el mecanismo para modificar sus préstamos vencidos ha sido para poder seguir atendiendo sus obligaciones.

Siga bajando para encontrar más contenido