Prepararán a desempleados para las vacantes disponibles

El Gobierno busca que los trabajadores se formen en las necesidades productivas del país y mejorar el vínculo entre empresas y los desocupados.

Empleo

El Gobierno busca rebajar el desempleo a un dígito.

AFP

POR:
Portafolio
octubre 24 de 2019 - 10:30 p.m.
2019-10-24

Las elevadas cifras de desempleo que se vienen registrando en el país pusieron al Gobierno en pleno a trabajar en un plan de choque de corto plazo, que ya fue aprobado por el Consejo de Ministros.

(Lea: En Colombia, gran parte de los subsidios van a la población más rica)

A través del Conpes, el Ejecutivo autorizó a la Nación buscar un crédito hasta por US$20 millones con la banca multilateral, con el cual se financiará el llamado ‘Programa para Fortalecer Políticas de Empleo’.

(Lea: Abolir intereses de cesantías, y otras fórmulas que propone Anif)

Su objetivo es claro: “Fortalecer las políticas de empleo y de formación para el trabajo, a través de mejoras tecnológicas, institucionales y de gestión”, reza el informe, que añade que la política está estructurada en dos componentes, que se ejecutarían de aquí a cinco años.

La idea, en todo caso, es que la oferta y la demanda (es decir, las personas que buscan un puesto de trabajo y las empresas que necesitan la mano de obra) tengan una mejor articulación, lo que se traduce en facilitar el acceso a las oportunidades laborales y mejorar las condiciones de empleabilidad, y, en últimas, que la tasa de desocupación de Colombia vuelva a ubicarse en un dígito.

El primer frente de trabajo pretende mitigar los problemas de inserción laboral de la población. Para esto, el Ejecutivo desarrollará e implementará un nuevo sistema de información del Servicio Público de Empleo, con el fin de que cada actor involucrado tenga a la mano toda la información que allí se maneje.

MAYOR COBERTURA

Asimismo, se harán ajustes en los perfiles de quienes están en búsqueda de un trabajo, de tal modo que se identifiquen necesidades como caracterizar mejor las capacidades que se requieren y qué formaciones o pruebas se necesitan, de acuerdo con cada una de las vacantes.

El fin último es darles una mano a los grupos que más dificultad tienen de vincularse y permanecer el mercado laboral, como son los jóvenes, las mujeres, la población en condición de discapacidad y migrantes.

Para los empleadores, por su parte, se fortalecerá el acompañamiento en los procesos de contratación, que, en plata blanca, significa darles mayor información “sobre las dinámicas económicas del territorio, diagnóstico de los entornos laborales, asesoría sobre la legislación vigente o planes de acción para la generación de empleos inclusivos, entre otros”, señala el reporte.

Según el Ministerio de Trabajo, “hoy, la información se encuentra dispersa en las diferentes regiones a través de los operadores de la red pública, que en su mayor parte son las cajas de compensación.

El nuevo sistema unificará los datos para facilitar la movilidad de la fuerza laboral a lo largo del país, e incorporará tecnología y otras herramientas que permitirán mejorar el encuentro entre buscadores de trabajo y vacantes, disminuyendo la incidencia del desempleo friccional (tiempo en el que una persona deja un trabajo y encuentra otro)”.

FORMACIÓN LABORAL

El segundo frente de ataque de esta política incluye el tema educativo, particularmente en el fortalecimiento de la calidad, la pertinencia de la formación del trabajo y la certificación de competencias.

De hecho, el Gobierno creó en la ley del Plan de Desarrollo el Sistema Nacional de Cualificaciones (SNC), con el fin de alinear la educación y formación a las necesidades sociales y productivas del país.

Según la cartera de Trabajo, con los recursos del empréstito se implementará una plataforma que soporte el SNC que, al final de cuenta, tiene como premisa que las personas deben formarse en aspectos que sí le van a servir cuando busque un trabajo.

“El SNC tiene como una de sus más novedosas características la institucionalización de la vía de formación para el trabajo, que permitirá cerrar la brecha entre las competencias que el sector productivo necesita encontrar en los trabajadores y la formación que reciben las personas para adquirir estas competencias e insertarse de manera más efectiva al mercado laboral”, agregó el Mintrabajo.

Así, se fijarán estándares, metodología e indicadores con pruebas piloto que garanticen la calidad de la formación laboral, y se fortalecerá la capacidad de los actores competentes y los prestadores del servicio de aprendizaje “a través de lineamientos que se ajusten periódicamente a la demanda del mercado laboral”.

Según el Conpes, esto pretende resolver, entre otras, los problemas de la generación de nuevos empleos, que es el principal factor del aumento del desempleo, que viene en crecimiento desde hace tres y cuatro años.

FINANCIACIÓN Y DESARROLLO

Para desarrollar el proyecto, se creará un organismo en el Ministerio de Trabajo,
que estará encargado de contribuir al logro de los resultados y metas, y de desarrollar actividades y productos.

Entre tanto, para la ejecución de las actividades del programa se creará una Unidad Coordinadora que dependerá del Viceministerio de Empleo y Pensiones. En total, el programa costará US$20 millones, los cuales se financiarán con crédito externo y estarán divididos así: 69,9% de los recursos irán al componente de mejorar la cobertura y la efectividad de las políticas de empleo; 14,2% para desarrollar herramientas de formación del trabajo y otro 15,9% para administración y otros gastos contingentes.

@SLondonoV

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados