Empresas colombianas tienen poco interés en operar en Asia y África

De los 57.505 millones de dólares de inventario de inversión directa de Colombia en el exterior (Idce) solo el 0,05% va a este mercado.

Asia

Según análisis de Euromonitor International el negocio de café en la región Mena (Oriente Próximo y norte de África) alcanza 4.000 millones de dólares, con un crecimiento de 5,5 por ciento al 2017.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
diciembre 11 de 2018 - 08:56 a.m.
2018-12-11

La inversión directa de Colombia en exterior (Idce) crece desde 1994, pero llega solo a 57 países. Además, son un limitado número las empresas que se atreven a operar directamente en mercados de alto crecimiento en Asia y África.

La medición de LosDatos.com, con base en cifras del Banco de la República, indica que de los 57.505 millones de dólares de inventario de inversión directa de Colombia en el exterior (Idce) que había a junio del 2018, el 78,8 por ciento se encontraba en América; el 21 por ciento, en Europa, y solo el 0,05 por ciento, en Asia y África.

“El empresario colombiano promedio se desenvuelve bien en América, el Caribe y en los mercados latinos, pero poco se interesa por conocer culturas y mercados diferentes, como Euroasia”, dijo el exembajador de Colombia en Turquía y exrepresentante diplomático en India, Juan Alfredo Pinto Saavedra.

(Lea: Las ventas externas a África y Asia crecieron 21,5% en 2017

En su opinión, el hombre de negocios colombiano tiene que atreverse a vender y establecerse en mercados más complejos culturalmente y conocer las particularidades de cada uno. Sin embargo, hay marcas colombianas que se han atrevido a aterrizar en lejanos destinos, ya sea a través de presencia directa o franquiciados.

Una es Juan Valdez Café, cuyos primeros locales fueron abiertos en el 2014 en Kuwait, Corea del Sur y Malasia. En el 2016, inauguró el primer local en Baréin.

Le antecedió Colcafé (del Grupo Nutresa), que en el 2013 compró el 44 por ciento de la compañía Dann Kaffe (DKM), en Malasia, y luego firmó un joint venture con la japonesa Mitsubishi para crear la firma Oriental Coffee Alliance y comercializar productos de DKM en Asia.

(Lea: Juan Valdez incursionará en Asia y Africa

Nutresa fundamentó en su momento la operación en que Malasia es una gran plataforma hacia el resto del sudeste asiático para hacer negocios, pues cuenta con acceso a materias primas competitivas, buenas cadenas logísticas de comercio internacional, mano de obra calificada, estabilidad política y un sistema jurídico atractivo. Mientras que la firma de análisis de mercados Euromonitor International señala que el negocio de café en la región Mena (Oriente Próximo y norte de África) alcanza 4.000 millones de dólares, con un crecimiento de 5,5 por ciento al 2017. Y, según la revista Forbes en esa zona del mundo están los 15 países más ricos del planeta y seis de los 50 primeros para hacer negocios. Solo el PIB per cápita anual en Emiratos Árabes Unidos (EAU) es de unos 38.000 dólares, seis veces el de Colombia.

Por su lado, Quipux empezó a operar a finales del 2013 en Costa de Marfil. Se ganó un contrato del gobierno de ese país de África Occidental, para la operación de los registros de tránsito y transporte. La inversión es de unos 41 millones de dólares durante los 25 años que dura la concesión. Además, Quipux abrió el año pasado una oficina en Senegal. El presidente de la compañía, Hugo Zuluaga Giraldo, dice que en Costa de Marfil generan 500 empleos, y priorizaron el continente porque su población ronda 1.000 millones de habitantes y varias naciones crecen al 5 por ciento anual o más. Quipux también está presente de manera directa en la provincia canadiense de Quebec y en Río de Janeiro (Brasil).

Entre los grupos que han aterrizado en destinos exóticos también están el Grupo Fanalca, que en 2011 entró como operador de un sistema de BRT (similar a TransMilenio), en Johannesburgo (Sudáfrica), y Ajover-Darnel, una empresa de plásticos que tiene fábricas en Brasil, EE. UU., Ecuador, Uruguay, España, Turquía, Israel y Rusia, donde incursionó hace pocos meses. Por su lado, el Grupo Daabon, dedicado a negocios agroindustriales, como aguacate, plantó en el 2001 la filial en Japón y otra en Sídney (Australia) en el 2003. Lo propio hizo hace unos años Federacafé, con una oficina en Tokio (Japón). Blindex, por su parte, se hizo socia de una planta en Amán (Jordania) que provee vehículos blindados.

OTRAS INVERSIONES

En el 2014, el Grupo Terranum concretó la compra de la cadena Decameron en Colombia, México, Jamaica, Perú, El Salvador, Ecuador y Panamá. No obstante, su dueño entonces no les vendió los 5 hoteles en Marruecos, Senegal y Cabo Verde, en África. En el 2015, Ann Chery (fajas de látex para el control de la figura y otro tipo de prendas moldeadoras) abrió una distribuidora en Dubái (en EAU).

ROLANDO LOZANO GARZÓN
ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados