Los agricultores no se le miden a ampliar las áreas sembradas

Expertos aseguran que ‘El Niño’ llegó débil y por eso no tendría un efecto significativo sobre los precios de los alimentos.

Arroz

La recomendación es sembrar arroz bajo el modelo de Adopción Masiva de Tecnología (Amtec).

Archivo particular.

POR:
Portafolio
enero 29 de 2019 - 09:45 p.m.
2019-01-29

La baja rentabilidad del campo registrada el año pasado hará que los productores no aumenten las áreas sembradas en los primeros seis meses del 2019, lo que indica que la oferta nacional se estabilizaría, sin tener que acudir a importaciones, en la mayoría de los casos.

Un sondeo realizado por Portafolio sobre la intención de siembras en el arranque del año indica que, aunque no hay un desánimo general en el sector rural, tampoco hay euforia en los planes de inversión, debido a la incertidumbre generada por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y a los malos resultados del año pasado, en algunas actividades.

(Lea: Especialización, financiamiento y sanidad, nuevos ejes del campo

El panorama de estabilidad en siembras se registra obviamente en los cultivos de corto plazo y los semestrales, pues los permanentes tienen un periodo largo de crecimiento, desarrollo y producción, que no depende de las condiciones del negocio en el corto plazo. De acuerdo con los señalado por los productores de arroz, maíz, papa, algodón y hortalizas, los planes de siembre del primer semestre, no se verán muy afectados por el fenómeno de ‘El Niño’, ya que este ha sido moderado y por un periodo de apenas tres meses, que es casi igual al que se registra anualmente en el primer trimestre.

La decisión de moderar las áreas no implica una menor producción, pues los cultivadores coinciden en afirmar que la idea es mejorar la productividad, con lo cual no habría una baja en la oferta, con los cual será posible garantizar el abastecimiento de la demanda interna. Los cultivos permanentes se mantendrán igualmente estables las áreas de cultivos permanentes, como caña azucarera, palma aceitera, frutales, café, banano y especies forestales, entre otros, cuya expansión en área sembrada corresponde a otras dinámicas, como el crédito. Uno de los objetivos del Gobierno es reactivar las siembras de algodón.

(Lea: Año agridulce para el agro colombiano por caída del PIB

PAPA, HASTA PARA EXPORTAR

En el caso de la papa, “se espera que el área sembrada supere las 70.000 hectáreas en el primer semestre, mientras que para todo el año se calcula un total de 128.000 hectáreas, de las que se recogerían no menos de 2,8 millones toneladas del tubérculo, tanto para el consumo en fresco, como para su procesamiento industrial.

Además, se exportarán unas 1.000 toneladas de papa criolla en conserva a los mercados de La Florida y Japón”, dijo Germán Palacio, gerente de Fedepapa, el gremio de los cultivadores.

CEBADA Y FRÍJOL, ESTABLES

La expectativa de siembra de cebada es de 2.000 hectáreas, con destino a la industria cervecera, materia prima que, por ahora, es importada; “el año pasado los cultivadores de la Sabana lograron buenos rendimientos, pero los pagos por parte de la industria fueron muy demorados, lo que desestimula nuevas siembras este año”, anotó Henry Vanegas, de Fenalce. Otro de los cultivos es el fríjol voluble (cargamanto y bola roja), del cual se esperarían no menos de 45.000 hectáreas; también, se tienen calculadas siembras por no menos de 16.000 hectáreas de arveja (para comercializar en fresco), que se plantarán en buena parte en el departamento de Nariño (líder en la siembra de este producto), Cundinamarca y Boyacá.

LAS SIEMBRAS DE MAÍZ AÚN NO INICIAN

Este año se sembrarán unas 220.000 hectáreas de maíz en la zona centro del país y en la región Caribe, particularmente en Córdoba. Estos planes son similares a los registrados el año pasado. Lo anterior significa que se mantendrá el volumen de importaciones del grano, es decir, unas cuatro millones de toneladas, que se destinan a la producción de alimentos para animales. Por la temporada de verano que se registra en la Costa, en Córdoba las siembras de maíz comenzarán a finales de abril y durante todo mayo, mientras que en la altillanura habrá plantaciones de soya y maíz, a partir de la tercera semana de abril.

LEVE DESCENSO EN EL ÁREA DE ARROZ

Tras la reunión del Consejo Nacional del Arroz se acordó que el área sembrada para todo este año será de 477.000 hectáreas, es decir casi 20.000 hectáreas menos que el año pasado, de las cuales 210.000 se plantarán en este semestre. “En esa reunión con el ministerio se logró, por primera vez, un plan que ordena la producción arrocera del país; tras los análisis de demanda local se estableció la oferta de líneas de crédito para financiar la compra de maquinaria”, dijo Rafael Hernández, gerente de Fedearroz. A ello se suman 75.284 toneladas que entrarían este semestre como contingente fijado en el TLC con EE. UU.; en total, este año llegarán 107.508 toneladas de arroz de ese país.

‘EL NIÑO’, DÉBIL

Expertos aseguran que El Niño llegó débil y por eso no tendría un efecto significativo sobre los precios de los alimentos.

En diálogo con Portafolio, el meteorólogo Cristian Euscátegui indicó que, al parecer, se trata de un ‘Niño’ débil (casi que imperceptible), apenas un amago. Lo que la gente no tiene presente que enero es un mes de pocas lluvias y que en la Costa poco o nada llueve entre diciembre y finales de marzo, especialmente en las zonas centro y norte de esa región. “Así mismo las lluvias son escasas en el centro y norte de la Orinoquia, de igual forma, en zonas del altiplano Cundiboyacense, los santanderes, Huila y Tolima”, dijo el especialista.

Juan Carlos Domínguez
Especial para Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados