Estrato y edad no limitan el acceso al crédito formal

Así lo señala un análisis de Datacrédito tomando el perfil de las personas que tradicionalmente son las que acuden a mecanismos como el ‘gota a gota’.

El acceso al crédito facilita el clima de los negocios en el país.

En los últimos años, el 80% de los nuevos créditos han sido otorgados a personas con ingresos entre 1 y 2 salarios mínimos

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
junio 19 de 2019 - 10:15 p.m.
2019-06-19

El nivel de ingreso, la edad, la ubicación geográfica e incluso los montos no son elementos que frenan el acceso de las personas al crédito formal en Colombia.

Esta es la conclusión de un análisis realizado por Datacrédito Experian, tomando la información que ellos concentran sobre las tenencias de crédito en personas que responden a los perfiles de quienes han manifestado recurrir a alternativas de financiamiento informal. Uno de los más utilizados es el conocido como ‘gota a gota’.

Entre estas se encuentran personas entre 36 y 45 años, pertenecientes al estrato 1, que están separadas o conviven en unión libre y sin productos financieros como la tarjeta de crédito. En cuanto a las características de los préstamos solicitados, son generalmente son de bajo monto (inferiores a un millón de pesos), de corto plazo (menos de seis meses), con abonos diarios, semanales o quincenales, y que se utilizan para el pago de deudas.

(Lea: Recomendaciones para no acceder a un préstamo 'gota a gota') 

Con esta información, que se desprende de la Encuesta Longitudinal de la Universidad de los Andes, Datacrédito Experian revisó sus propias bases de datos para evaluar cómo ha sido el acceso al crédito (financiero, de sector real, de los operadores celulares y de las cooperativas) de los usuarios con ese perfil en los últimos nueve años.

Así, el análisis muestra que la edad no es excluyente, toda vez que la mitad de quienes acceden por primera vez al crédito en el país están dentro del rango de edad del que hacen parte los usuarios del ‘gota a gota’ (25% entre 26 y 35 años, 13,8% entre 36 y 45 años y 9,6% entre 46 y 55 años).

(Lea: Así llegó el 'gota a gota' a gran parte de América Latina

Ahora, al revisar el nivel socioeconómico, el estudio indica que dos de cada cinco nuevos créditos se otorgan en los estratos 1 y 2, siendo superados únicamente por el estrato 3.

Visto por nivel de ingreso, más de la mitad de las personas que tuvieron su primer crédito en los últimos años tenía ingresos entre 1,5 y 2 salarios mínimos mensuales, y casi un 30% devengaba entre 1 y 1,5 salarios mínimos.

Y aunque los préstamos informales suelen ser de bajos montos, la realidad es que en los registros de Datacrédito aparece que tres de cada cinco nuevos créditos otorgados en la última década fueron inferiores a un salario mínimo.

Incluso, “un alto porcentaje (36,9%) tienen valores de cero que surgen de los planes de telefonía celular y de algunos créditos rotativos”, señala.

Con esta información, Datacrédito Experian concluye que las “personas con el típico perfil de los usuarios del crédito informal sí tienen acceso y en una gran proporción a los créditos formales. Esta realidad, sumado a las malas condiciones de los créditos ‘gota a gota’, como es la alta tasa de interés, los plazos cortos y el tipo de cobranza, debería conducir a una reducción de su uso”.

Adicional a esto, insiste en que, en la medida en que pasa el tiempo, las personas que inician vida crediticia formal logran acceder a montos más altos.

“Con el uso del crédito formal, personas con características de quienes usan préstamos informales logran beneficios tangibles: la construcción de un historial crediticio y, como consecuencia de ello, acceso a crédito de mayor valor y en distintos sectores, esto es, pasar de un microcrédito a crédito de mayor monto, como educativos, de libre inversión e inclusive de vivienda”, puntualiza.

Siga bajando para encontrar más contenido