Franklin Templeton recortó a la mitad su inversión en deuda colombiana

El administrador inicialmente había invertido dinero en la nación en el 2016 mientras los precios del petróleo y el peso se disparaban.

El dólar se negoció en $2.808, valor que no veía desde 2003

Los inversionistas están levantando cada vez más banderas de advertencia sobre los riesgos de los mercados emergentes en medio de los disturbios sociales desde Chile hasta el Líbano.

POR:
Portafolio
octubre 30 de 2019 - 09:22 a.m.
2019-10-30

Franklin Templeton, el mayor inversionista extranjero de deuda de Colombia, redujo a la mitad sus tenencias de bonos del gobierno este año después de que las pérdidas de los mercados emergentes se acumularon para la firma de inversión.

(Lea: Extranjeros volvieron a comprar deuda pública del país en septiembre)

Gran parte de la venta provino de fondos administrados por Michael Hasenstab, quien salto a la fama al hacer apuestas considerables y, en última instancia, enormemente rentables en países con dificultades tras la crisis financiera.

(Lea: Política fiscal y monetaria, más la paz, hacen de Colombia una buena oportunidad de inversión)

Su mayor fondo, el Templeton Global Bond Fund de US$30.000 millones, retiro más de US$800 millones de la deuda local colombiana, según una tabulación de presentaciones trimestrales.

(Lea: Un forastero llamado Templeton)

Franklin Templeton redujo su exposición general a los bonos gubernamentales denominados en pesos de Colombia a 5,7 billones de pesos (alrededor de US$1.600 millones) al final del tercer trimestre.

Representa una baja frente a una tenencia de 11,2 billones de pesos de los bonos locales conocidos como TES a principios de año, según datos compilados por Bloomberg. Hasenstab está reduciendo su exposición a los mercados emergentes después de que un descalabro en Argentina contribuyera a una perdida multimillonaria de su fondo insignia en agosto.

Los inversionistas están levantando cada vez más banderas de advertencia sobre los riesgos de los mercados emergentes en medio de los disturbios sociales desde Chile hasta el Líbano, las consecuencias de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y los temores sobre cambios políticos como la elección en Argentina el domingo del populista de izquierda Alberto Fernández.

Si bien Colombia evito en gran medida la reciente agitación que ha preocupado a sus vecinos, fue víctima del cambio de Franklin a una perspectiva más bajista en los mercados emergentes. El administrador de inversiones inicialmente había invertido dinero en la nación en 2016 mientras los precios del petróleo y el peso se disparaban.

La deuda de Colombia ha tenido un retorno de 4,8% este año, por detrás del índice Bloomberg Barclays Emerging Markets Market Local Currency Government que ha retornado 7,2% este año.

Franklin "en general ha ido reduciendo el riesgo total en el mercado emergente", mientras se protege contra la exposición en algunos mercados, como los bonos brasileños en moneda local, escribió Hasenstab en un artículo publicado este mes.

También está aumentando los saldos de efectivo, elevando las inversiones en activos seguros como el yen japonés y cambiando el enfoque corto de sus bonos del Tesoro estadounidense a aquellos con vencimientos más largos. Un representante de Franklin Templeton, con sede en San Mateo, California, declinó hacer comentarios.

El impacto de las ventas de Franklin Templeton ha sido mitigado por otros inversionistas extranjeros. En total, las inversiones extranjeras han aumentado 1,4 billones de pesos este año, según datos del Ministerio de Hacienda, ya que los inversionistas --incluido BlackRock Inc., uno de los administradores de activos más grandes del mundo-- aumentaron sus compras de deuda colombiana.

BlackRock, el segundo mayor inversionista de deuda de Colombia, incremento sus participaciones en bonos del Tesoro en un 32% este ano. Fondos administrados por Legg Mason Inc. con sede en Baltimore, Ashmore Group de Londres y Pacific Investment Management Co. de Allianz SE con sede en California, también fueron compradores netos este año, según datos compilados por Bloomberg.

Como resultado, Colombia depende menos de un solo gigante, lo que es positivo para el mercado, dijo Juan David Ballen, analista de Casa de Bolsa. "Hay una mayor diversificación de los inversionistas", dijo. "Otros fondos han tenido apetito de comprar".


Bloomberg

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados