Habría 27.000 millones de barriles de crudo en subsuelo

La ACP reitera que se debe ampliar la exploración con el fin de acceder a estas reservas de petróleo y gas con el fin de extender la autosuficiencia.

Exploración petrolera

La ACP insiste en que se deben abrir nuevos bloques petroleros para desarrollo y superar el 42% actual de exploración.

iStock

POR:
Portafolio
octubre 09 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-10-09

En materia de autosuficiencia petrolera al país le quedan muchos más barriles de lo calculado en crudo y gas por sacar de los yacimientos en el subsuelo.

(Lea: Producción petrolera subió 3,5% en los primeros ocho meses del año)

La razón, se estima que existen en los depósitos naturales cerca de 27.000 millones de barriles (mdb) en hidrocarburos, de los cuales inicialmente 7.000 mdb podrían estar listos para ser extraídos.

(Lea: Ecopetrol no descarta realizar más proyectos de 'fracking' en EE.UU.)

Y este volumen de hidrocarburos disponible puede llamar la atención de las empresas petroleras, si se tiene en cuenta que están localizados en yacimientos convencionales.

La proyección es de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), al sustentar que el país tiene un potencial geológico importante en reservas. Estudios adelantados por la entidad indican que todavía el país posee unos remanentes considerables en petróleo y gas por encontrar.

Así mismo, registra que la mayor concentración de reservas estimadas para extracción convencional se localizaría en las cuencas del Valle Medio del Magdalena, Valle Bajo del Magdalena, Caguán-Putumayo, Sinú-San Jacinto, Catatumbo, Llanos Orientales, Cordillera Oriental, Guajira Offshore y Sinú Offshore.

“Hay que dejar en claro que en el desarrollo para la producción de hidrocarburos no hay punto de comparación con México o Brasil, pero el país tiene un potencial muy importante en yacimientos tanto en el onshore, como en el offshore, y se podrían abrir nuevos frentes de operación ”, subrayó Luis Miguel Morelli, presidente de la ANH.

Por su parte, Francisco José Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) señaló que los registros de prospectividad de la entidad son con base en estudios geológicos (geofísicos y geoquímicos) los cuales se contrastan con análisis estadísticos.
“La única manera que tiene el país para comprobar que estos volúmenes son recuperables y comercialmente viables, es ampliado el rango de exploración para hallar nuevos descubrimientos”, agregó.

AMPLIAR LA EXPLORACIÓN

Tanto para el presidente de la ACP, como para otros representantes del sector hidrocarburífero, no sería viable la extracción de volúmenes adicionales de hidrocarburos si no se amplían los pozos de exploración.

“No solo es aumentar los kilómetros en sísmica, también es darle mayor celeridad a los procesos para llevar esta tarea a nuevas y distintas áreas, tanto en el onshore y el offshore ”, dijo Lloreda.

En el mismo sentido, Germán Espinosa, presidente de la Cámara de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol), recalcó que el horizonte de autosuficiencia sigue siendo precario en petróleo, y es especialmente preocupante en gas.

“Es muy importante continuar reforzando la actividad exploratoria, a través de la generación de incentivos del Gobierno y las compañías privadas. En los últimos años el país ha estado centrado en optimizar su producción, dejando rezagada la exploración de nuevos recursos”, afirmó Espinosa

Además, recalcó que “hay que profundizar en la exploración normativa, Near Field Exploration, en horizontes más profundos, en cuencas emergentes y de frontera y en el offshore, incrementando así la adquisición sísmica y la perforación de pozos exploratorios, resultando en la incorporación de nuevas reservas”.

Lloreda y Espinosa coincidieron en afirmar que el Gobierno ha tomado medidas importantes y acertadas para reactivar la industria petrolera en el país, y cuyos resultados se esperan ver a mediano plazo, sin embargo no hay medidas para ampliar los horizontes de exploración.

“Se ha identificado un problema de carácter estructural en materia exploratoria, el cual viene desde hace varios años, por lo cual es importante que se desarrollen fórmulas para superar el inconveniente, y para lograr desarrollar un potencial hidrocarburífero, siempre y cuando se intensifique la exploración”, reiteró Lloreda.

MEDIDAS SUGERIDAS

El presidente de la ACP le puso sobre la mesa al Gobierno, a nombre del sector petrolero, una serie de lineamientos con el fin de intensificar la actividad exploratoria del país. “Hoy solo el 20% de la incorporación de nuevas reservas viene de proyectos exploratorios nuevos. No se puede continuar en esa dinámica. Se debe ampliar el rango de búsqueda”, dijo.

Las medidas planteadas por el gremio son: expedir a la menor brevedad los ajustes normativos requeridos para destrabar los traslados de inversión exploratoria hacia otras áreas en exploración o áreas en explotación.

Ajustar derechos económicos contractuales para nuevas propuestas exploratorias en áreas en producción, y para activar exploración en cuencas costosas sin inversión actualmente.

Acelerar mecanismos de entrada de nuevos inversionistas en áreas bajo Convenios de Explotación ANH - Ecopetrol, donde la participación de terceros facilite su reactivación.

Y agilizar el inicio de proyectos en el corto plazo desarrollando normas y procedimientos para proveer mayor seguridad jurídica en los procesos de consulta previa, permisos de vedas y de arqueología.


Lloreda recalcó que hoy de cada diez barriles que el país produce, solo uno se adiciona a las reservas. Entonces si no se lleva la exploración más allá del citado 20%, se corre el riesgo de llegar al día en que no se puedan incorporar más barriles a los remanentes.

“El ideal de pozos exploratorios es de 120 por año (en la actualidad son 50 por año). Y en sísmica llegar a niveles de 8.000 a 12.000 kilómetros, mínimo 5.000 kilómetros. Así mismo de inversiones en exploración superior a los US$7.000 millones al año”, subrayó el presidente de la ACP.

Y reiteró que se debe avanzar en las diferentes fronteras geológicas (onshore, offshore y no convencionales). “Hay que doblar esfuerzos en áreas con producción comercial porque más de la mitad de los recursos por encontrar y desarrollar están en estas cuencas (14.700 millones de barriles). Además, el 87% de los bloques están contratados (42% en exploración, 45% en producción)”, dijo.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados