Para hacer las 5G es necesario enajenar algunos bienes: CCI

El Gremio y Anif lo proponen, debido a que están comprometidos los recursos para las APP hasta el 2024. 

Vias

El segundo viaducto en Gualanday (Tolima) estaría listo este año. La inversión, según la ANI, es de $110.000 millones.

Cortesía ANI

POR:
Portafolio
mayo 12 de 2019 - 07:42 p.m.
2019-05-12

Casi $15 billones necesita el país para que se puedan culminar los corredores carreteros estratégicos para el comercio exterior, según cálculos de la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI).

Lea: (Diez megaproyectos se adjudicarían a 2020: ANI)

Se trata de seis vías particulares y un paquete de 26 tramos cortos o ‘remates’ de las autopistas de cuarta generación (4G), con las que se podría terminar de consolidar el mapa vial de Colombia. Esos corredores, según la visión del gremio, serían el equivalente de las 5G.

Lea: (Inversión en vías 1G, 2G y 3G supera los $300.000 millones)

Sin embargo, dado que todos los recursos disponibles para emprender asociaciones público - privadas (APP) por parte del Estado ya están copados hasta el 2024 con otros proyectos, la financiación y materialización de esas vías, todavía es incierta.

Por esa razón, Anif con el apoyo de la CCI, han manifestado que en la búsqueda de recursos se debe tener en cuenta la enajenación de bienes del Estado, puesto que desde su punto de vista, estas obras que hacen falta no dan espera.

“En este momento no contamos con los recursos necesarios para hacer esas vías y por eso es valida la sugerencia que han hecho algunos sectores sobre enajenar algunos activos de la Nación como posible fuente de financiación. Eso lo hemos discutido con el Gobierno y con el ministro Carrasquilla, contemplando resolver así, al menos el tema relacionado con el capex”, señaló Juan Martín Caicedo, presidente de la CCI.

De acuerdo con la propuesta de esas entidades, lo más viable sería que el Estado se encargara de la construcción de las vías y luego, bajo la modalidad de concesión, se delegara la operación y el mantenimiento de las mismas a firmas privadas.

“Se tienen que enajenar activos de la Nación para poder culminar una serie de obras fundamentales. Y claro, bajo el entendido de que se debe invertir en un activo formidablemente estratégico para el país. Nosotros no podemos decir qué se debería vender, pero en el pasado se abrió la discusión sobre enajenar una porción de la participación en Ecopetrol o de Cenit, la empresa transportadora de Ecopetrol, o de la participación de la Nación en ISA”, explicó Caicedo.

LOS PROYECTOS

En primer lugar, el gremio identificó dos vías que hacen falta en el corredor de Bogotá a la Costa Atlántica. Se trata de la doble calzada entre la Ye de Ciénaga (Magdalena) y Barranquilla (Atlántico), un tramo que está valorado en $1,2 billones y que presenta problemas de erosión costera, lo que ha dificultado el diseño de la ampliación y su financiación.

En febrero pasado, las autoridades llegaron a un acuerdo con la Gobernación del Magdalena para arrancar con este proyecto que era calificado como inviable a nivel económico.

En esa reunión el gobierno departamental señaló que aportaría $143.000 millones para costear un tramo y el Gobierno Nacional se comprometió a buscar recursos para el resto de las obras, una vez estén listos los estudios que también serán pagados por el Magdalena. Sin embargo, aún no se ha conocido la fuente de los dineros para financiar los otros tramos.

La otra autopista hacia la costa Atlántica en el radar de la CCI, es la correspondiente a un tramo de 17 kilómetros entre Villeta y Guaduas (Cundinamarca).

Esa obra corresponde a una parte de la Ruta del Sol I, que, según Caicedo, sigue “en suspenso” y está valorada en $2,2 billones.

En el corredor hacia la costa Pacífica hacen falta 44 kilómetros entre Buga y Buenaventura, que tienen un valor de $1,95 billones.

Además de los arreglos en algunos sectores por desprendimientos de gran magnitud que están dificultando el tránsito.

“Antioquia acaba de poner en marcha un proceso que nos permite llegar a la conclusión de que vamos a tener un desarrollo portuario en Turbo muy importante y hay una salida al mar desde Medellín. Sin embargo, hay un tramo desde Santa Fe de Antioquia hasta el túnel del Toyo de 19,5 kilómetros que está desfinanciado”, señaló Caicedo.

Esa obra, que está valorada en $1,2 billones, contempla además la inversión en equipos electromecánicos para el túnel.

Otra de las carreteras que necesitan intervención es la salida a Villavicencio desde Bogotá, en el tramo que va hasta la zona de El Tablón (en Cundinamarca). Esa vía comprende 35 kilómetros y requiere una inyección de $2,37 billones.

Además, así como ha manifestado el Viceministerio de Infraestructura y la ANI en pronunciamientos pasados, la Troncal de Occidente necesita una inyección de capital. Esa doble calzada tiene 250 kilómetros de intervención que costarían $3,4 billones, los cuales no han sido adjudicados.

Finalmente, existe un paquete de 26 proyectos pequeños, que interconectarían a las vías de cuarta generación, que necesitan una inversión de $2,59 billones.

“Obras es lo que hay y el Gobierno en su debido momento tendrá que priorizar, pero teniendo en cuenta la necesidad de poner al día los corredores de comercio exterior. No tiene sentido terminar las 4G sin tener esos conectores listos, porque la reflexión que hemos hecho es que las 4G, por sí solas, no son la solución”, concluyó Caicedo.


Adriana Carolina Leal Acosta
adrlea@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados