‘La falta de gobernabilidad está afectando a la economía'

El exministro de economía, Juan Carlos Echeverry, asegura que el Marco Fiscal de Mediano Plazo invita al optimismo.

Juan Carlos Echeverry, exministro de Hacienda.

Juan Carlos Echeverry, exministro de Hacienda.

Cesar Melgarejo/CEET

POR:
Portafolio
junio 18 de 2019 - 10:15 p.m.
2019-06-18

Juan Carlos Echeverry, ex ministro y expresidente de Ecopetrol, se encuentra en el país para promocionar su primera novela ‘En sitios más oscuros’, habló con Portafolio sobre la marcha económica del país.

¿Qué opina del Marco Fiscal de Mediano Plazo que presentó el Gobierno la semana pasada?

Hay cosas que me gustan. El ministro Carrasquilla dio una versión simple de lo que quería con la economía del país: que es bajar el costo del capital bajando los intereses y los impuestos manteniendo el grado de inversión, eso da inversión, esta produce crecimiento, lo que lleva a un mayor recaudo, lo que disminuye el déficit y si además se bajan los gastos, se soluciona el problema fiscal y el cambiario.

(Lea: Gobierno presenta el Marco Fiscal de Mediano Plazo 2019

Y como eso toma unos dos años se hace un puente con privatizaciones. Estas cuentan como ingreso corriente, o sea disminuye el déficit, y eso le ayuda al Gobierno y al ministro durante dos años y espera además a que lleguen los recursos de la factura electrónica, a la cual le atribuyen 1,2% del PIB.

¿El gasto si se puede bajar a esos niveles?

Es la otra cosa virtuosa del Marco, todos lo habíamos pedido porque los impuestos no dan más y el crecimiento tiene un límite, pero para eso se requiere de una gerencia dura, eficaz e implacable y eso no se lo he oído al Gobierno: qué en salud, educación, pensiones, militares, infraestructura o niñez, por ejemplo. Creo que si se le aplica una gerencia fuerte hay hasta un 30% de reducción de gastos, y el Gobierno no ha dicho de qué se trata.

También puede ser el enfoque de no reducir gastos y con la plata actual producir mejor salud, educación, seguridad, etc.

(Lea: MinHacienda no alterará las metas fiscales para 2019 y 2020

¿Qué tan realistas son esas metas?

¿Qué la factura electrónica le vaya a dar 1,2% del PIB? en México, Uruguay y Ecuador sucedió.

Pero en Colombia eso no se ha podido cumplir hasta el momento…

Porque hay una oposición dentro de la Dian desde hace años. Eso lo estábamos tratando de desmontar desde que Juan Ricardo Ortega estaba conmigo, yo de ministro y él de director de la Dian.

(Lea: Analistas no ven el impulso del PIB del que habla MinHacienda

No se ha podido porque la Dian arrastra los pies en todo. Hay muchos negocios en la Dian que se arman porque no hay factura electrónica y hay que convencer a la Dian.

Lo segundo tiene que ver con la eficacia y eso implica que todos los empresarios y todos los tenderos del país se monten en el sistema y eso toma tiempo, ¿si es realista o no? Se están dando dos años, y eso empezó hace varios años. Habrá que ver.

¿Cómo ve la meta del PIB para este año y los siguientes de la administración Duque?

Lo del PIB es más crítico. Ellos están dándole un dividendo a la reforma tributaria altísimo en términos de PIB y eso para mí es optimista: 1,2% en un año es un montón de PIB, creo que es mucho para sacárselo a una reforma tributaria.

Es un enfoque muy Trump, del lado de la oferta y me gusta, me parece que la oferta es más profunda que la demanda, la demanda es de corto plazo y la oferta de largo.

Otro efecto de posible falta de realismo es que el Gobierno en el lado político e institucional está minando el lado económico. Si usted no tiene una gobernabilidad muy clara con el congreso, las cortes, pues es difícil creer que la economía le va a comprar una historia de crecimiento muy fuerte.

¿Afecta la polarización la economía?

No, yo creo que lo que la afecta es la falta de gobernabilidad, porque polarización siempre ha existido…

Pero no en estos en estos niveles extremos en que está el país…

Lo que la mata no es la polarización, es que el Gobierno no tiene mayorías en el congreso y que se pone a pelear con las cortes, peleas que son para perder, como la de la JEP, que sabía que la iba a perder. Al Gobierno eso no le sirve, entonces para qué hacerlo.

El Gobierno debería llevar gente de pantalones largos que le ayude a manejar el tema del congreso, de las cortes, lo social, se ha hecho muchas veces, todos los gobiernos han tenido crisis y todos las han solucionado. ¿Cómo? Trayendo sangre fresca en ciertos puntos, que les permitan manejar ciertos temas. Si el tema institucional y económico funcionan, es mucho más realista.

¿Está atrapado el presidente Duque de darle gusto a su partido, como con el caso de la JEP, sabiendo que va a perder?

La situación política le pega a la economía. Duque es un hombre sensato, aplomado, que quiere acertar, promercado y pronegocios, lo que pasa es que no ha completado un año y no ha hecho más que pelear con el congreso y con las cortes, y eso no suma.

Lo que pienso es que debe dejar de mirar para atrás y mirar hacia adelante. Se la pasa metiéndose en problemas del año pasado. El tema de la paz ya estaba firmado y aceptado. Hay que construir sobre la paz y echar hacia adelante, construir una mejor guerra contra el narcotráfico, una mejor justicia sobre lo que ya hay. Pero estar uno en las peleas del año pasado o antepasado le quita foco y a los observadores ya les genera confusión. La falta de gobernabilidad genera confusión.

Pero hasta ahora pesa más el hecho de que es un hombre sensato. No creo que los mercados le estén cobrando a Duque lo que ha pasado, le dan el beneficio de la duda, porque la gente en el fondo sabe que los colombianos nos la pasamos emproblemados y después solucionamos los problemas.

Tengo fe a que el camino se compone y coja foco.

¿Qué más se debe hacer para mejorar la economía?


Hay que enfocarse. Yo promoví el fracking en Ecopetrol y hay que convencer al país y al mundo que podemos hacerlo con un buen manejo del medio ambiente. Y en el momento en que lo hagamos puede llegar una inversión de hasta 4.000 millones de dólares.

Es una inversión nueva que está esperando a que Colombia diga sí, incluso Ecopetrol. Entonces podremos empezar a producir hasta 300.000 barriles de petróleo nuevos y eso empieza a generar más impuestos, regalías, empleos nuevos en un lapso de cuatro o cinco años. Eso hará que la productividad del país se dispare, lo que beneficiará a industrias en todos los departamentos de la zona del Magdalena medio.

Cuando uno habla de productividad y crecimiento tiene que hablar de cosas concretas.

Segundo, el cannabis medicinal, si Colombia coge el 1% del mercado mundial de cannabis medicinal pueden ser 2.500 millones de dólares, si coge el 5% puede ser entre 8.000 y 10.000 millones de dólares anualmente. Eso se puede hacer en cuatro o cinco años porque está listo y Canadá y Estados Unidos son mercados nuestros y también lo están. El cannabis nuestro es muy productivo y de muy buena calidad.

Como esos dos ejemplos hay otras tres o cuatros alternativas. El salto de productividad es en nuevos negocios.

Colombia tiene pocas historias disponibles de grandes saltos de productividad y producción que nos darían mucho más riquezas pero hay que hacerlas con determinación.

Si fuera el Gobierno me pondría con mucho foco y dedicación a que se vuelvan realidad.

Esa plata que está afuera no nos va a esperar cinco años, los colombianos creemos que el mundo nos tiene que esperar a que nosotros tomemos decisiones, y una gente que tiene inmensas inversiones que las puede hacer en Colombia las hace en otras partes del mundo. No tienen que esperar a que nosotros decidamos.

¿Se equivoca el presidente Duque al satanizar al Congreso como corrupto y por esto no trabajar juntos para sacar los proyectos?

Que los congresistas puedan demostrar sus obras con puentes, escuelas, carreteras, es una prerrogativa política del congresista y la debe poder hacer porque es lo que la gente les exige. ¿Eso tiene algo de malo? Esa es la forma en que el Estado defiende los intereses de la gente, eso no se puede satanizar. La gobernabilidad es que se hagan acuerdos políticos en los cuales un partido tiene dos ministros o el otro tres. Así funcionan Japón, Alemania, Estados Unidos y la democracia representativa. Dejarse encerrar en el tema de que hablar con los liberales, con la U, los conservadores es per se algo peyorativo es un error.

Un presidente tiene que saber que crea una coalición política que implica unas representaciones en el Gobierno y tiene que imponer una cultura de ética de cumplimiento de normas, que haga que eso no sea traducible en términos de corrupción. Las dos cosas hay que hacerlas, los pactos políticos y la imposición de una cultura de ética, integridad y cumplimiento de normas. Esas cosas hay que hacerlas.

No en lo que estamos ahora: no hago pactos y tampoco hago cumplir las normas. La solución me parece que es obvia y hace falta ejecutarla.

¿Eso se puede atribuir a la falta de experiencia de Duque?

No soy experienciólogo (risas). Es un tema organizativo, administrativo y cotidiano de administración pública o privada. Si se llega a cualquier organización la principal función es que la organización funcione, en un Gobierno es que haya gobernabilidad, que esté bien con las cortes, congreso, medios, inversionistas, trabajadores, comunidades sociales.

El partido de fútbol que juega todos los días es la gobernabilidad, donde mete goles o le meten goles, lo que si no puede jugar es 7 partidos al mismo tiempo, no puede jugar siete partidos con el mismo equipo.

¿Se arrepiente de haber acuñado el término mermelada?

En absoluto, otra cosa es que el término me lo hayan pervertido. Se hizo como ejemplo de que las regalías había que repartirlas a todos y no para unos pocos.

Pedro Vargas Núñez
Editor Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido