Migración venezolana incrementó el costo de los arriendos en Colombia

La alta demanda de vivienda en alquiler agotó la oferta en estratos bajos, dice Fedelonjas.

Colombia también se lleva el puesto de la más barata en cuanto a arriendo se trata. Alquilar un piso de 100 metros cuadrados en un barrio de clase media y céntrico cuesta 580 dólares. En Brasil, el precio es de 635 dólares; en México, es de 800 dólares, y

Muchos colombianos decidieron cambiar al estrato 3 y mejorar en ubicación y tamaño

Archivo particular

POR:
Portafolio
abril 12 de 2019 - 09:10 a.m.
2019-04-12

La migración venezolana cambió las dinámicas del arrendamiento en el país, principalmente en estratos bajos, donde la alta demanda por parte de los connacionales agotó la oferta de los inmuebles en alquiler.

(Lea: Colombia superaría a Venezuela en la extracción de crudo este año)

Esta tendencia también tuvo un efecto en el valor de la renta mensual, pues por la alta demanda de vivienda,se incrementó su valor.

(Lea: La crisis del agua seguirá en una Venezuela sedienta)

“El próximo semestre plantea varios retos interesantes para la economía nacional y, por supuesto, para la dinámica de la finca raíz. Estamos a la expectativa de la recuperación de las ventas luego del periodo electoral y, adicionalmente, la migración desde Venezuela está generando unos movimientos en la demanda y la oferta de inmuebles en los diferentes estratos”, explicó María Clara Luque, presidente de Fedelonjas.

(Lea: Venezuela acude al oro en busca de efectivo)

De acuerdo con Fedelonjas, la llegada masiva de venezolanos agotó el inventario de arriendo de vivienda en los estratos bajos, especialmente de aquellos bienes informales donde incluso 10 o más personas ocupaban un solo apartamento o casa.

“Debido a esa alta demanda de arriendos se incrementó el costo de los cánones mensuales, con lo que se generó una tendencia entre las familias colombianas. En vista de que les costaba prácticamente lo mismo, en los estratos 1 y 2 muchos colombianos decidieron cambiar al estrato 3 y mejorar en ubicación y tamaño”, anotó el gremio.


Otras familias, en especial las compuestas por hogares unipersonales, ante los incrementos decidieron invertir el monto del arriendo en tomar un crédito para vivienda usada pues ellos tienen mayor capacidad adquisitiva y buscan una mejor ubicación y calidad de vida.

Esta es una tendencia que se está presentando en todo el territorio nacional y que está generando saltos entre estratos tanto en arriendos como en venta de vivienda. Por eso la recomendación para las familias es no sobreendeudarse ni presionar la capacidad de pago, es preferible iniciar con un bien pequeño e ir mejorando en la medida que la capacidad económica lo permita”, concluyó Luque.

En el último trimestre con corte a febrero, el DANE reportó que el Sector de actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler ocupa a 1’745.000 personas, es decir el 7,85% del total de la población ocupada.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados