‘No asignar el espectro causaría pérdidas al PIB de US$400 millones’

Las condiciones que tiene el ministerio TIC para el uso de las bandas de 700, 1.900 y 2.500 MHz debe ser modificado, dicen operadores.

Espectro

El ministerio TIC no está informando la totalidad del espectro disponible que será subastado en estas bandas.

iStock

POR:
Portafolio
septiembre 24 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-09-24

Los operadores de comunicación de Colombia están de acuerdo en la gran oportunidad que representa para el país y su conectividad la subasta de espectro en 700, 1.900 y 2.500 MHz.

(Lea: Operadores quieren cambios en la subasta de bandas bajas)

Pero el no tener las condiciones claras afecta el proceso y el desarrollo de la subasta y del país.

(Lea: ‘Subasta de los 700MHz es la vía para equilibrar el mercado’)

Según cálculos realizados por Nera, una firma de consultoría económica, cada bloque de espectro que deje de asignarse, causará una pérdida de bienestar en el consumidor de 50 millones de dólares y una pérdida en el PIB anual de 425 millones de dólares.

Según el ministerio de las TIC, la subasta que se realizará en el último trimestre del año, busca llevar conectividad de calidad a las regiones que hoy carecen de este servicio y mejorar la calidad de los servicios de voz y datos en los municipios y ciudades principales de Colombia.

Ninguna de las compañías ha dejado su interés de participar en el proceso de subasta, pero si dudan del proceso.

De acuerdo con Telefónica Colombia, Movistar, “consideramos fundamental que se realice bajo las mejores condiciones. El ministerio no está informando la totalidad del espectro disponible que debe ser subastado, se debe asignar todo el espectro disponible de lo contrario, cada bloque de espectro que deje de asignarse, causará una pérdida de bienestar en el consumidor”, explicó la compañía.

Otra de las dudas que presenta el proceso es que si bien el ministerio busca que se promuevan las inversiones, se garanticen la maximización del bienestar social y reconozcan las realidades de los mercados nacionales, deja de lado la declaración de una supuesta dominancia en el mercado de voz, lo que ad portas de la subasta significaría un traslado de este fenómeno al mercado de datos móviles, a pesar que se encuentra pendiente de declaratoria formal por parte del regulador.

Sobre esa posición, el presidente de Tigo, Marcelo Cataldo ya había aseverado que “Colombia va rumbo a un monopolio en el sector de las telecomunicaciones”, pues la no decisión al respecto, deja al sector en incertidumbre.

La necesidad de transparencia en el proceso y en la presentación del proceso es vital, pues “el ocultamiento de datos para el cálculo adecuado de las inversiones (valor base, bloques a asignar, localidades sin ubicación y con inconsistencias), afecta la efectiva participación en la subasta, e incrementa artificialmente los precios favoreciendo objetivos recaudatorios”, apunta Telefónica.

Según la empresa, Mintic recientemente asignó y prorrogó permisos temporales a al menos dos operadores que cuentan con información privilegiada, de precios del espectro, de valoración de las obligaciones de despliegue, e incluso tienen infraestructura instalada, que genera un desequilibrio entre los participantes.

En cuanto al formato, la subasta actual, se aleja de las referencias. “En todos los países y subastas se dio a conocer la cantidad, los precios de reserva; se hizo público el valor final y se informó a los mismos si calificaban por un bloque antes de pujar.

Además, este formato induce al error al incluir las localidades a cubrir de un listado de más de 5.000, lo que hace imposible procesar cada puja y oferta efectiva”, dice Telefónica.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados