¿Por qué la economía del país no despegó al ritmo esperado?

El dato del PIB durante los tres primeros meses del año aleja al país de su meta de crecimiento. No obstante, el optimismo económico se mantiene.

Billetes

PIB del país continúo su tendencia al alza.

El Tiempo

POR:
Portafolio
mayo 20 de 2019 - 10:30 p.m.
2019-05-20

La mejora en la actividad económica del país continuará. Esa es una de las conclusiones de académicos y analistas económicos frente al reciente dato del Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia para el primer trimestre del año, el cual se ubicó en 2,8% y que no cumplió con las expectativas del Gobierno y los centros de estudio que estimaban este indicador en 3,2% aproximadamente.

(Lea: 'Se interpreta cierto freno en el PIB al cual hay que darle atención')

El panorama no es para pensar que la economía del país esté estancada y que no haya despegado, dicen los expertos, pues se deben valorar aspectos como la recuperación de la industria y el comercio. El mismo presidente Iván Duque señaló que el Gobierno mantiene su meta de crecimiento.

(Lea: Economía de Colombia creció 2,8% en el primer trimestre del año)

“Estamos viendo la inversión crecer, los sectores que están generando empleo también crecen, los sectores de servicios crecen. Me gustó mucho el comportamiento de obras civiles y seguimos monitoreando, detalladamente, sector por sector”, dijo en su momento el Jefe de Estado.

(Lea: ‘El PIB habría crecido 3,2% hasta marzo’)

Carlos Sepúlveda, decano de economía de la Universidad del Rosario, afirma en ese sentido que la economía sí despega, pero no lo hizo al ritmo esperado porque el país viene de un freno económico desde el 2015 y la recuperación ha sido muy lentamente.

“El crecimiento del primer trimestre fue menor a lo esperado, en principio eso ajusta todas las expectativas hacia abajo. Cuando uno ve el tema de optimismo y los índices de confianza e industria y comercio no es claro que haya una dinámica positiva, por eso uno pensaría que empieza a corregirse hacia abajo la perspectiva, pero seguimos creciendo”, señaló.

Frente a indicadores como el de desempleo, Sepúlveda explicó que lo que está pasando es que hay una demanda muy fuerte de empleo por parte de la población venezolana que ha llegado al país. “Eso con seguridad impacta las cifras”.

Y agregó que “acá el fenómeno no ha afectado la informalidad, la creación de empleo sigue siendo de calidad, la tasa de informalidad sigue disminuyendo a pesar de que el desempleo está aumentando. No podemos decir categóricamente que hay problemas estructurales sin revisar los distintos fenómenos que impactan cada una de las variables”, precisó.

En esos aspectos coincide, Mauricio Reina, investigador asociado de Fedesarrollo, quien anota que si bien hubo una mejoría de la economía del país frente al mismo periodo del año pasado, las cifras son peores de lo que se esperaba.

Respecto a las razones que podrían explicar una mayor tasa de desempleo pese al crecimiento económico, Reina sostiene que lo más evidente es la mayor participación de venezolanos en el mercado laboral. “En los últimos dos años han llegado 1,5 millones de venezolanos y de esos medio millón pudo haberse integrado al mercado laboral, entonces cualquier mercado laboral que tenga esa entrada de nuevos participantes evidentemente se reciente”, explica.

Frente al deterioro de la balanza comercial en el primer trimestre del año, dice que no es una buena noticia porque está creando un daño en la balanza de cuenta corriente del país y eso trae presiones para mayor financiación interna.

“Dentro de esa situación lo único rescatable es que el aumento de importaciones está principalmente jalonado por bienes de capital y de todas las posibles importaciones esa es la mejor, porque eso significa que las empresas están comprando en el exterior para mejorar su capacidad productiva, pero, en general, es un panorama preocupante”.

Mauricio Cabrera Galvis, consultor privado, en su columna en Portafolio reseña que si bien el dato del PIB es un “poquito mejor” que el año pasado, “la situación es peor de lo que sugieren estas cifras”.

“Como el comportamiento de la economía es variable a lo largo del año –por ejemplo, hay mucha más actividad en el último trimestre por las ventas decembrinas–, el Dane ha empezado a publicar datos corregidos de efectos estacionales y de calendario, que permiten una comparación más realista de la evolución de la producción y las ventas.

Según estas cifras, la economía se estancó, pues el crecimiento frente al trimestre anterior fue 0 por ciento, y en el año completo de solo 2,3 por ciento”, explicó.

Por su parte, el exministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo afirmó desde su cuenta en Twitter que "con el crecimiento de 2,8 en el primer trimestre ya es aritméticamente imposible alcanzar la meta de crecimiento del plan de desarrollo para el 2019, que era del 4,5%".

Siga bajando para encontrar más contenido