Opep prevé que el final del petróleo aún no está cerca

Aunque crecerá menos que las energías renovables, para el 2040 el crudo seguirá liderando el suministro con 28% del total.

Fracking

Con el desarrollo de los YNC a través del ‘fracking’, la producción de crudo nacional ascendería a 7.500 millones de barriles de petróleo, es decir, cerca de 24 años adicionales de reservas.

iStock

POR:
Portafolio
noviembre 05 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-11-05

Muchos investigadores se han encargado durante los últimos meses y años en prever que el futuro de las energías fósiles está próximo a terminar por la irrupción de las nuevas tecnologías como las renovables o los carros eléctricos, pero de acuerdo con el último informe anual de la Opep, parece que ese horizonte aún es bastante lejano.

(Lea: Bajo precio y poca demanda, las previsiones del crudo)

En el lanzamiento de ‘Previsiones Mundiales de Petróleo 2019’, el secretario general de la Opep, Mohamed Barkindo, apuntó que “no vemos ninguna proyección o estudio serio que indique que las energías renovables vayan a estar cerca de superar el petróleo y el gas en las próximas décadas”.

(Lea: Precio del petróleo sigue subiendo)

Y la Opep apoya esta previsión en diversas cifras, entre las que se encuentra que para el año 2040, la demanda de energía total va a crecer alrededor de 25%. Esto, como reza el informe, “es fácil de apreciar por qué. Se espera que la población mundial aumente en casi 1.600 millones a un nivel de 9.200 millones en 2040. Además, que la economía mundial en 2040 para entonces duplique el tamaño que tenía en 2018”.

Eso sí, este panorama no deja de lado que el petróleo, aunque seguirá liderando la generación de energía, sí irá perdiendo participación en las próximas décadas, hasta el horizonte de 2040 que pinta la organización de la industria.

“Las energías renovables van a ir liderando el camino en términos de crecimiento, pero aún se pronostica que el petróleo y el gas mantendrán más del 50% de las necesidades energéticas del mundo al final del período de pronóstico”, apunta el reporte de la Opep.

En concreto, de nuevo con un panorama hasta el próximo 2040, el petróleo se mantendrá con el 28% del total del suministro para la energía de todo el planeta, frente al 34% con que cuenta hoy en día. Asimismo, el gas natural llegaría a un dato de 25%.

Los pronósticos se traducen en que al 2024, el promedio de demanda de crudo sería de unos 104,8 millones de barriles diarios.

Mientras tanto, entre el resto de fuentes de energía, el carbón se mantendría con el 21,5% del total, la nuclear con 6,1%, la hidroeléctrica con 2,9%, la biomasa con 9,6% y el resto de renovables, con 6,5%.

“Creemos que la industria petrolera debe ser parte de la solución al desafío del cambio climático, pero la ciencia nos dice que necesitamos reducir emisiones; no nos dice que necesitamos optar por una energía en detrimento de otra”, apuntó Barkindo.

Con todo esto, el funcionario dejó claro que tanto para atender la demanda, como para llevar a cabo las innovaciones necesarias para cumplir con los acuerdos climáticos, la industria petrolera requerirá unos US$10.600 millones hasta el próximo 2040.

El reporte de la organización petrolera también pone de manifiesto que sus países miembros van a seguir perdiendo participación en el mercado mundial, por el auge de la producción a través del fracking que llevan a cabo, entre otros, Estados Unidos.

En este caso en particular, la Opep bajaría su producción hasta 32,8 millones de barriles por día (bpd) para 2024, frente a los alrededor de 35 de la actualidad. Y, por el otro lado, “el suministro de petróleo de esquisto estadounidense se prevé que llegue a los 16,9 millones de bpd en 2024 desde 12 millones de bpd en 2019, aunque la expansión se desacelerará y alcanzará un máximo de 17,4 millones de bpd en 2029”.

Siga bajando para encontrar más contenido