Política de facilitar negocios aún no se ve en los ránkings

Aunque el Gobierno colombiano ha impulsado varios programas en este sentido, en el reporte Doing Business 2020 la mejora es mínima.

Negocios y tecnología

La nuevas tecnologías apuntan a reformar la interacción de sistemas financieros, modelos de salud y planeación urbana.

123rf

POR:
Portafolio
octubre 23 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-10-23

El Gobierno de Iván Duque ha defendido durante el mandato que uno de los ejes principales que dirige su política económica es precisamente ajustar todo lo necesario para hacer que Colombia sea más atractivo para hacer negocios. Sin embargo, esos esfuerzos aún no se ven reflejados.

(Lea: A septiembre, creación de empresas subió 4,2%)

Al menos en las mediciones internacionales, pues según la última versión del Doing Business que elabora el Banco Mundial, el país se ubica en estos momentos en el puesto número 67 del mundo, dos menos que la posición que ocupaba en la edición anterior, cuando estaba el 65 del mundo.

(Lea: Luz verde a dos negocios entre firmas financieras)

Eso sí, la calificación ha mejorado, aunque muy ligeramente. Mientras que Colombia logró una nota en el Doing Business 2019 de 69,2 puntos, la cifra actual es de 70,1, por lo que el incremento es de solo 0,9%.

Por esto, aunque el Gobierno ha impulsado medidas como el recorte de impuestos para las empresas o la reducción de trámites mediante programas como ‘Estado Simple, Colombia Ágil’, esas iniciativas de momento no dan los réditos necesarios para escalar posiciones en el ránking.

De hecho, tras la reciente visita el Gobierno a Estados Unidos, este fue uno de los temas que más se puso en valor, destacando a Colombia frente al resto de la región por su atractivo para las empresas internacionales. Aquí, si bien es cierto que el país está por delante de economías de la región como las de Costa Rica, Perú, Panamá, Brasil, Ecuador o Uruguay, todavía se encuentra por detrás de los líderes de Latinoamérica, Chile (72,6) y México (72,4) que también han mejorado su calificación respecto a la medición anterior del Banco Mundial.

“Creo que el mensaje general respecto a la posición en el Doing Business es que no basta con hacer pequeños ajustes, sino que es necesario moverse mucho más rápido que el resto de los países”, considera Mauricio Reina, investigador asociado a Fedesarrollo.

Pero más allá del ligero aumento que ha presentado Colombia en la última versión del reporte, el Banco Mundial sí pone de relieve que el país ha hecho un esfuerzo para sacar adelante reformas que mejoren su facilidad para realizar los negocios a nivel nacional.

En concreto, el Banco Mundial recoge tres medidas que el Gobierno ha adoptado. En primer lugar resalta el área de iniciar un negocio “al eliminar el requisito de abrir una cuenta bancaria para obtener la autorización de la factura”, apunta el informe.

Los otros dos aspectos son comercio transfronterizo, al facilitar algunos de los documentos requeridos, y el factor de insolvencia, en el que ha incrementado la facilidad de la misma.

Estas tres medidas contrastan con el año pasado, cuando Colombia no registró ninguna reforma, y ubican al país también a la cabeza de Suramérica en este rubro, pues solo Argentina ha implementado tres iniciativas, mientras que el resto tienen un número inferior.

Y el comunicado del organismo internacional sobre Latinoamérica lo aplaude. “Colombia ha implementado un total de 37 reformas desde 2005 y continúa siendo uno de los líderes en la región. El país inició tres reformas importantes durante el período de 12 meses hasta mayo, en el que facilitó el inicio de un negocio y lo hizo más rápido al simplificar los requisitos; facilitaron el comercio reduciendo los requisitos de documentación de exportación, lo que ha bajado el tiempo de preparación de documentos en 12 horas y, por último, promueve la participación de los acreedores en la insolvencia, lo que mejora su resolución”.

Más en concreto, la evaluación del Banco Mundial apunta a Colombia como uno de los mejores del mundo en el factor de capital mínimo para iniciar un negocio, tomado como referencia el ingreso per cápita en el país. Asimismo, también lo menciona en cuanto a su buena regulación para proteger a los inversionistas minoritarios.

Relacionado con esto, el comunicado del organismo apunta que “Colombia se encuentra entre las 15 principales economías del mundo en obtener crédito debido a sus sólidas regulaciones en lo relacionado con garantía y bancarrota”.

“Efectivamente, al revisar el informe se ve que Colombia hace esfuerzos importantes para mejorar la competitividad, pero los otros países también avanzan. Y a pesar de las medidas recientes, como son las rebajas en carga tributaria, lo cierto es que sigue habiendo tasas efectivas de tributación elevadas comparativamente con el mundo y la región, y la tramitología y burocracia para hacer negocios siendo muy alta. Sumado a esto, se mantiene el tema logístico, en cuanto a que sigue siendo insuficiente el tiempo que demora en salir un contener del puerto”, asegura David Velandia, director de estudios económicos de Credicorp Capital.

No obstante, el experto da el beneficio de la duda al Gobierno. “Destacaría que la reforma tributaria del 2018, que busca mejorar la competitividad al mundo empresarial, y algunas cosas que se han hecho recientemente quizá aún no están incluidas, por lo que es posible que hacia delante veamos mejoras. Dicho esto, creemos que es clave que se apruebe la reforma, pues sí que va en la dirección correcta”.

De hecho, el Doing Business pone un ejemplo del país que muestra la diferencia. “Para hacer cumplir un contrato en Colombia, ese proceso lleva a una empresa más de tres años y cuesta casi 46% del reclamo total, lo que es más del doble del promedio entre las economías de altos ingresos de la Ocde”, indica.

RÁNKING MUNDIAL


Más allá de Colombia, el informe hace énfasis en que a pesar de los avances que se han visto en países de la región, ninguna economía de Latinoamérica se encuentra entre las 50 primeras mejores para hacer negocios del mundo.

El líder de América Latina sigue siendo Chile, que se ubica en la posición 59, seguido inmediatamente después por México, que está en el puesto 60 en esta edición del reporte del Doing Business.

En cuanto a la calificación, el promedio que se observa entre los países de Latinoamérica es de 59,1 puntos, mientras que el mismo indicador entre los países de altos ingresos reconocidos por la Ocde asciende hasta 78,3 puntos, lo que muestra aún las grandes brechas, pues ninguna economía latina se acerca a esa medición. El dato global, en esta edición, fue de 63.

“Las economías de América Latina a menudo siguen cargadas por ineficientes y engorrosas regulaciones para los negocios”, explica Santiago Croci Downes, gerente de la Unidad Doing Business. “A fin de desarrollar aún más su sector privado y alentar la creación de nuevas empresas, los países latinoamericanos necesitan urgentemente mejorar”.

A nivel mundial, Nueva Zelanda, Singapur, Hong Kong, Dinamarca y Corea del Sur ocupan los primeros cinco puestos, con calificaciones entre 84 y 87.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados