Sigue creciendo importación de los combustibles líquidos

La entrada de estos energéticos al país representó una factura por US$1.200 millones, un aumento del 23,7% en comparación con el 2018.

Combustible líquido

La importación de combustibles líquidos desde EE. UU. en el primer trimestre le representó al país US$690,4 millones.

iStock

POR:
Portafolio
junio 19 de 2019 - 10:15 p.m.
2019-06-19

Las importaciones de combustibles líquidos como gasolina, diésel y jet siguen creciendo como espuma, y el panorama no tendería a ser distinto en los próximos meses.

Para el sector, que por estos días se reúne en su evento anual en Santa Marta, el aumento en la compra de los energéticos llama la atención si se tiene en cuanta que las dos únicas refinerías del país, con producción al tope, no están alcanzando a cubrir la creciente demanda.

“Es claro que en la actualidad el nivel de abastecimiento de gasolina en el territorio nacional presenta un déficit, mientras que las de diésel, a duras penas llegan a su punto de equilibrio”, recalcó el ingeniero y consultor Julio César Vera.

(Lea: Todo listo para que ingrese al país más GLP de los EE. UU.

El analista agregó que a la brecha entre la oferta y la demanda en el abastecimiento de combustibles nacionales, la cual va in crescendo día a día, se suman los recientes casos como la minga en el sur del país o el actual cierre de la vía Bogotá-Villavicencio, que “dejan al descubierto que hoy el país registra problemas en el suministro”.

Y tomando como punto de referencia la proyección de la demanda contenida en el reciente Plan Indicativo de Abastecimiento de Combustibles Líquidos de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), el ingeniero Vera subrayó que “pronto seremos importadores netos de gasolina, diésel y jet”.

PANORAMA NADA DESPEJADO

De acuerdo al Plan Indicativo de Abastecimiento de Combustibles Líquidos de la Upme, la proyección estima un crecimiento sostenido en la demanda, más en la región interior del territorio nacional.

(Lea: Con nuevo puerto bajarían déficit en demanda de GLP

“Vista la insuficiencia de oferta interna para atender los requerimientos de Acpm (diésel), de gasolina motor y de Jet en el interior del país tanto en el corto como en el largo plazo, es indispensable que los excedentes de la refinería de Cartagena se constituyan en la primera opción para el abastecimiento del Interior mientras ello sea posible. Si continúa el desequilibrio se importan los productos fundamentales como viene ocurriendo desde hace algunos años”, indica el citado Plan.

Y a renglón seguido recalca que, considerando los resultados del balance volumétrico nacional agregado por fuente, se requiere importar gasolinas, Jet y en el futuro cercano ACPM.

(Lea: ‘Colombia está lista para ampliar el mercado del GLP’

“En cualquier caso estos volúmenes deben destinarse a equilibrar oferta y demanda del Interior para no comprometer el abastecimiento de dicha región. Definidas estas cantidades, se delimita el déficit de oferta y de igual forma se identifica la capacidad de la infraestructura para movilizar estos volúmenes a los lugares que lo requieran”, indica el documento.

Para la Upme, este déficit en la oferta de combustibles líquidos es la consecuencia por la no entrada de nuevos proyectos petroleros a la producción de hidrocarburos nacional, lo que ha llevado a elevar los volúmenes en las importaciones, bien sea de crudo para cargar las refinerías, o directamente de gasolina, diésel y jet.

“El nuevo panorama de producción requiere de importantes ajustes en el sector para favorecer las inversiones en exploración y producción y mantener la competitividad país. La ausencia de grandes descubrimientos sigue afectando la prospectividad del país, además de que la infraestructura de transporte para evacuación de crudo es compleja y costosa afectando la capacidad de competir con crudos internacionales”, señala el documento.

Más adelante resalta el citado Plan que, “la refinería de Barrancabermeja satisface el 80% de la demanda nacional incluyendo las importaciones, y en caso de cierre de esta planta por cualquier falla, los productos tienen que ser importados o producidos por la refinería de Cartagena”, esto para poder equilibrar la oferta con la demanda en el suministro de gasolina, diésel y jet.

AUMENTO EN LA COMPRA

Según registros del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), las compras externas en el grupo de Combustibles y productos de las industrias extractivas, en el periodo enero-marzo 2019, fueron de US$1.258,8 millones y presentaron un aumento de 23,7% en comparación con el mismo periodo de 2018.

“Este comportamiento obedeció principalmente al incremento de las importaciones de combustibles y lubricantes minerales y productos conexos (29,3%), que contribuyeron con 23,3 puntos porcentuales en la variación total del grupo”, indica el boletín de importaciones al mes de marzo.

Así mismo, otros registros del Dane indican que entre noviembre del año pasado y marzo del presente, el desembolso para atender las importaciones le representó al país en promedio US$420 millones.

El país al que más se le ha comprado combustibles es Estados Unidos. En el primer trimestre del presente año fueron US$690,4 millones, mientras que en el mismo período del 2018 fue de US$435,5 millones, lo que representa una variación del 58,5%.

ADVERTENCIA DE LA UPME

El fantasma por la pérdida del autoabastecimiento de petróleo y gas ahora se aparece más seguido.

La razón, si en menos de diez años la Nación no comienza a producir ambos combustibles en campos nuevos, incluso a través del ‘fracking’, no le quedaría más camino que aumentar las importaciones de crudo para cargar las refinerías. Esta advertencia la hace la Upme a través de su Plan Indicativo de Abastecimiento de Combustibles Líquidos, al afirmar que el volumen que actualmente se bombea en campos maduros, y con ayuda del recobro mejorado, no sería suficiente para atender la demanda a futuro.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados