Tras 7 años, el TLC con EE. UU. deja más retos

Productividad y diversificación son algunas de las tareas pendientes.

TLC

El 15 de mayo de 2012 entró en vigencia entre Colombia y Estados Unidos.

POR:
Portafolio
mayo 14 de 2019 - 10:10 p.m.
2019-05-14

Martes, 15 de mayo del 2012. Aquel día, siete años atrás, Colombia firmó el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, que ha tenido puntos altos como un crecimiento en la diversificación de las ventas externas, puntos medios como la influencia de las tensiones comerciales en el último año y notas bajas como una balanza comercial deficitaria desde el 2014.

(‘No vamos a perder beneficios del TLC con Estados Unidos’). 

Entre el 2012 y el 2018, el país exportó a todo el mundo US$101.963.5 millones, de los cuales 31% fueron a Estados Unidos. Y la llegada de nuevos productos a ese mercado como “tilapia, que creció 150%, limón tahití, uchuva, aguacate y textiles y confecciones”, es uno de los puntos que destaca María Claudia Lacouture, directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham Colombia).

No obstante, sobre el déficit en la balanza con EE. UU. –que el año pasado fue de US$1.727 millones– dice que no hay que olvidar que “cerca del 70% de las importaciones que realiza EE. UU. son de productos que no se producen en Colombia”. Por su parte, Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), dice que en estos siete años se consolidó el mercado para las flores y el café, pero “se generaron flujos que se acrecentaron en el caso del arroz, cerdo y materias primas muy importantes para la avicultura y la porcicultura como el maíz amarillo y la soya”, lo que ha generado “efectos y presiones para los productores y la necesidad de volverse más competitivos”.

(La ruta para mejorar el TLC con Estados Unidos). 


Bedoya destacó, además, que en ese TLC hay que seguir trabajando en la reducción de aranceles para potenciar la entrada de productos como aguacate hass y pimentón.

EL ÚLTIMO AÑO 

Desde la entrada en vigencia del tratado, quizá no haya habido un año tan particular (a razón del contexto mundial) como el último. La guerra comercial y la incertidumbre en los mercados no pasa desapercibida para Colombia.

“No se puede decir que haya un país ganador”, son las conclusiones de la directora de AmCham Colombia y de José Manuel Restrepo, ministro de Comercio.

No obstante, el titular de la cartera comercial dice que esto “ha abierto oportunidades para países con aranceles no tan altos” y que en el caso de Colombia es una opción “para que los productos lleguen a nuevos mercados dentro de EE. UU. y atraer nuevas fuentes de inversión desde allí”.

La conclusión desde AmCham y el Mincomercio es que si bien no hay ganadores en lo que ha venido sucediendo, a Colombia se le abre una puerta.

Es el caso de 740 partidas nacionales exportados a EE. UU., que hacen parte de las más de 5.000 a las que ese país elevó los aranceles de 10% a 25% –según la cámara colomboamaericana– y que podrían aumentar debido a tal medida.

Por su parte, Flavia Santoro, presidenta de ProColombia, destacó el turismo como actor fundamental entre los dos países, haciendo énfasis en el crecimiento de 22,2% en las visitas de estadounidenses a Colombia.

El reto, según el Ministro de Comercio, es “seguir en el proceso de implementación del TLC” y “mejorar la competitividad para exportar más”.

vardie@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados