Alianza para compartir las experiencias de ‘Smart City

Se busca visibilizar las buenas prácticas en ciudades de América Latina.

Ciudades Inteligentes

“Lo de Smart City en América Latina es más un modelo de gestión que un modelo de inversión, con una ineficiencia tremenda”.

Archivo Particular

POR:
Portafolio
abril 16 de 2019 - 09:56 p.m.
2019-04-16

De tiempo atrás se ha escuchado el concepto de Smart City o Ciudades Inteligentes, con el que se bautiza al conjunto de acciones innovadoras para mejorar la calidad de vida y la equidad social de las personas.

En Europa y Asia han avanzado significativamente, mientras que en América Latina se han dado experiencias aisladas que, precisamente ahora, se buscan socializar para que los habitantes y quienes toman decisiones en la administración pública de la región hagan conciencia del significado y los alcances de aquellas experiencias locales enfocadas en el camino de Smart City.

En esta parte del mundo, con iniciativa de Fira Barcelona México -subsidiaria de una de las instituciones feriales más importantes del mundo- y el apoyo de ONU Hábitat se creó la Alianza Smart Latam, la red y plataforma permanente de colaboración en la región para articular y visibilizar los esfuerzos que potencien el avance de las ciudades y territorios hacia el modelo Smart City.

(Lea: Ciudades inteligentes y desarrollo sostenible

“En 2017 nos pusimos a trabajar en una plataforma colaborativa, que es la Alianza Smart Latam. Lo que pretendemos es que cada ciudad, cada territorio encuentre el Smart City que le convenga, según su presupuesto, su ubicación geográfica y sus circunstancias”, dice Manuel Redondo, presidente de Fira Barcelona México.

El punto de encuentro de este proyecto es el Smart City Expo LATAM Congress, un macro evento regional que reúne a centenares de entidades y organizaciones relacionadas con el desarrollo urbano. Por otra parte, la Asociación Nacional de Alumbrado Público (Anap) ha liderado en Colombia la búsqueda de experiencias nacionales alrededor del concepto de ciudades inteligentes y el encuentro entre distintos organismos públicos, privados y académico para alcanzar políticas públicas sobre el tema.

(Lea: Ciudades inteligentes y analítica, innovaciones para la seguridad

“Hemos considerado fundamental tener una visión internacional, saber qué está pasando en el mundo”, dice Armando Gutiérrez Castro, director ejecutivo de Anap. “No había nadie que armonizara y esa es nuestra pretensión, ser el punto de convergencia y de encuentro entre universidades, gremios, alcaldías y sociedad civil para hacer la reflexión de lo que debe ser Smart City en el país”, dice.

Omar Duarte, director de Banca de Inversión de Anap, agrega que, por ejemplo, “promovimos la reunión de universidades y nunca habían dialogado entre ellos. Están hablando de big data, de ciudades inteligentes, de ciudades energéticas. Una de las ventajas de la Alianza es que nos ayuda a convocar y nos da una fortaleza para concitar el interés”.

Por otro lado, Gutiérrez Castro destaca que “Colombia es un país con un profundo grado de innovación, aún descoordinado, pero que puede ser un país líder para ayudar a gestionar el desarrollo de Smart City en América Latina”.

Asimismo, Juan Barrero, catedrático y experto en el tema de ciudades inteligentes, reconoce que “Anap ha venido haciendo el trabajo de evangelizar sobre un tema que para el ciudadano medio no existe. Lo importante del gremio es que el enfoque no es exclusivamente de alumbrado público, sino que es la entrada para temas de gestión de datos, de conocer los hábitos y prácticas alrededor donde hay un poste inteligente para tener información con el ciudadano y generar políticas públicas, de movilidad urbana física y humana, de seguridad. Anap ha logrado ponerse con el gremio más importante a nivel mundial para promover el tema de ciudades inteligentes”.

“Lo que hemos encontrado -señala Manuel Redondo- es que lo de Smart City en América Latina es más un modelo de gestión que un modelo de inversión, con una ineficiencia tremenda. A las ciudades hay que verlas mucho más allá de un tema de gestión y más transversalmente. Por ejemplo, hay ciudades en donde en un solo punto hay cuatro o cinco postes: el de la energía eléctrica, el del teléfono, el del semáforo y el de Internet, restándole espacio al peatón. Debería haber un solo poste que aglutine todo”.

Entre los temas centrales de las ciudades inteligentes están movilidad y planificación urbana y territorial; empoderamiento ciudadano y gobierno abierto; equidad, educación y salud; energía y medio ambiente; cultura y patrimonio; resiliencia y seguridad; financiamiento y legislación; desarrollo económico y rural.

EL PAPEL DE LAS TIC

Las denominadas TIC (tecnologías de la información y de la comunicación) cumplen un papel neurálgico para la gestión eficiente de las infraestructuras urbanas, así como en la transformación creativa en la organización, el diseño y la planeación urbana. Por eso, no es suficiente contar con nuevas tecnologías, sino efectividad sobre lo que ocurre en las ciudades. Se plantea, incluso, que la ciudad inteligente es ‘un laboratorio urbano, un ecosistema de innovación urbana, un laboratorio vivo, un agente de cambio’. Implica lo tecnológico, lo humano lo físico. Pero todo en evolución permanente y volcado al servicio y la eficiencia.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados