Expectativa del diálogo en Venezuela sigue baja

El Gobierno y oposición iniciaron una nueva negociación, aunque los expertos apuestan más bien a un pacto entre potencias aliadas.

Maduro

Nicolás Maduro se reunió con el enviado de la UE a Venezuela, Enrique Iglesias.

Archivo particular

POR:
Portafolio
julio 09 de 2019 - 11:33 p.m.
2019-07-09

El Gobierno de Nicolás Maduro y los representantes del líder opositor Juan Guaidó están en Barbados inmersos en un nuevo proceso de diálogo para tratar de solucionar la grave crisis que atraviesa Venezuela. Sin embargo, al igual que en los procesos anteriores de negociación entre ambas partes, las expectativas de avances son reducidas.

Pese a que Guaidó cuenta con el apoyo de gran parte de la comunidad internacional y muchos países han ejecutado sanciones contra el régimen, en los siete meses que han pasado desde que se autoproclamó presidente de Venezuela no ha logrado debilitar la posición de Maduro al frente del país, lo que ha generado un bloqueo tanto político como económico.

En un primer momento, al igual que Maduro, que calificó la primera jornada como “auspiciante”, otros actores mostraron su optimismo. De acuerdo con el eurodiputado Ramón Jáuregui, quien es copresidente de la Asamblea Euro-Latinoamericana, “la esperanza en Venezuela está en las negociaciones con la mediación de Noruega. Ese proceso es serio, todas las partes lo están preservando y es la única esperanza de una salida dialogada, democrática y pacífica. Europa apoya ese proceso y aunque no está directamente en él, pone su grupo de contacto a disposición de las partes. El Grupo de Lima debiera hacer lo mismo”.

Pero, realmente, la expectativa de que se logre un acuerdo se redujo ayer. “La negociación es lo deseable, pero Maduro siempre lo usa como un instrumento de dilación. Además, si se llegara a desprender un proceso electoral, sería difícil darle la legitimidad necesaria. Eso sí, el riesgo es que ante una hipotética salida de Maduro no negociada, no se dé una desconexión del chavismo y se podría generar un problema mayor”, apunta Ronal Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario.

Es por esto que para Henry Cancelado, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Javeriana, “no hay mucha expectativa, no en el sentido de que no haya avances, sino porque puede ser una nueva puerta para mayores tensiones al interior de Venezuela. Es un diálogo muy difícil, pues el régimen tiene debilidades, pero no son tan estructurales como para que le obliguen a salir del poder. Es posible que la salida de la crisis esté un poco más cerca, pero eso no quiere decir que sea con el derrocamiento de Maduro”.

En este sentido, en lo que coinciden los expertos es que una mayor negociación entre los aliados de cada una de las partes podría ser la mejor solución.

Según Guadalupe Correa Cabrera, profesora asociada en la Escuela Schar de Política y Gobierno de la Universidad George Mason, “la negociación recae más bien en quien apoya a las dos partes, específicamente de Estados Unidos y sus aliados en esto versus Rusia y China. Las potencias deben llegar a un acuerdo eventualmente dado el deterioro del país y la gran crisis humanitaria, pues una situación de esa magnitud no puede sostenerse por mucho más tiempo. Eso sí, es posible que el reciente acercamiento entre los dos países establezcan un campo más fértil para una solución”. 

BANCO CENTRAL, EL FOCO DE GUAIDÓ 

El Parlamento venezolano, de amplía opositora, inició el proceso para la selección de una nueva junta directiva ad hoc del Banco Central (BCV), un proceso similar al que usó para designar los altos cargos de Petróleos de Venezuela y Citgo.

Durante la sesión de ayer, los diputados aprobaron la solicitud del líder del Parlamento, Juan Guaidó, para conformar una comisión de diputados que evaluará las credenciales de los interesados en formar parte del directorio ad hoc del Emisor. Esta medida es su nueva apuesta para presionar a Maduro.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados