Lejos de acabar, empeora la crisis interminable de Boeing

Más problemas de los aviones y demoras para su regreso complican la situación.

Boeing

La flota global de 737 MAX que está en tierra totaliza en 371 aviones. Estos activos representaron 985 vuelos y 180.000 asientos por día en marzo del 2019.

Reuters

POR:
Portafolio
septiembre 26 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-09-26

La gran crisis corporativa en la que está inmerso el fabricante estadounidense de aeronaves Boeing acaba de cumplir seis meses, pero lejos de acercase a una solución, se siguen acumulando los problemas para la firma, y aumenta la incertidumbre sobre su situación.

(Lea: Las multimillonarias pérdidas de Boeing por fallas en aviones 737 MAX)

El accidente el pasado 10 de marzo en Etiopía con 157 pasajeros a bordo, y un siniestro cinco meses antes de Lion Air, con 189 personas, en el mar de Java- ambos con un avión Boeing 737 MAX 8-, obligaron a los reguladores aéreos de todo el mundo a dejar en tierra estos aparatos, generando una crisis con grandes consecuencias financieras tanto a la empresa como a la industria.

(Lea: En riesgo la calificación crediticia de Boeing)

Y es que junto con lo que ha venido pasando, esta misma semana diversas noticias han puesto aún más en jaque al fabricante.

(Lea: Arrogancia de Boeing causó el fracaso del 737 Max)

En primer lugar, aunque desde marzo se le echó casi toda la culpa al software MCAS, el cual se encarga del control de vuelo de las aeronaves, esta semana Indonesia publicó una investigación que apunta a que también tuvieron que ver diversos fallos en el diseño del modelo y la existencia de sensores defectuosos, así como falencias en la supervisión de la Administración Federal de Aviación (FAA) estadounidense, lo que agregó incertidumbre en cuanto a la fecha en la que podrían volver a volar estos modelos.

Sumado a esto, la FAA aseguró que el regreso al mercado de los Boeing 737 MAX se hará país por país, aunque hizo énfasis en que todavía no se han iniciado las pruebas del nuevo software ni el entrenamiento de pilotos, por lo que esa fecha no parece cercana.

Esta lectura la hizo también un reporte publicado el martes por la firma SunTrust, que aseguró que pese a que Boeing dijo que recibiría los permisos para volar en el cuarto trimestre, es muy improbable que finalmente lo consiga.

Además, Boeing siguió esta semana con sus procesos judiciales para definir las indemnizaciones que tendrá que dar a los afectados. Así, llegó a un acuerdo para pagar US$1,2 millones por cada pasajero para 11 de las familias que iban a bordo del vuelo de Lion Air.

No obstante, el fondo de asistencia que creó la empresa anunció que destinaría US$144.500 por cada una de las 346 víctimas de ambos vuelos.

Otro reporte que publicó ayer la NTSB, autoridad estadounidense reguladora del transporte, definió que “en los dos accidentes las tripulaciones no reaccionaron de la forma en que Boeing y la FAA pensaban que lo harían”, lo que puso en cuestión, una vez más, los controles y la supervisión tanto de la firma como del regulador.

GRANDES PÉRDIDAS

Pero más allá de los problemas recientes que enfrenta Boeing, diversos informes muestran la gravedad de la crisis por el fuerte impacto económico que ha generado.
Según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), “la flota global de 737 MAX que está en tierra totaliza en 371 aviones en todo el mundo. Según los datos de los horarios de vuelo, estos aviones representaron alrededor de 985 vuelos y 180.000 asientos por día en marzo del 2019”.

Esto ha hecho que el mismo Boeing asegurara que registraría un descenso de US$5.600 millones en sus ganancias de tan solo el segundo trimestre, de los cuales US$4.900 millones serían para compensar a sus clientes por no poder utilizar los aviones. A esto se le sumó un incremento de US$1.700 millones en producción para la firma.

Un informe posterior, realizado por la empresa líder en información de vuelos OAG, aseguró que solo mantener los aviones en tierra generaría un coste para Boeing de US$4.100 millones en el 2019. Entre las principales compensaciones se encuentran los US$370 millones de China Southern, US$300 millones de Air Canadá y los US$290 millones de Southwest.

Esto es porque, según Merrill Lynch, las aerolíneas pierden más de US$1.000 millones por cada mes que los 737 MAX no puede volar. Tanto así que aerolíneas como Norwegian han anunciado que su viabilidad está en riesgo si no acaba la crisis.
Cabe decir que la acción de Boeing, desde marzo, ha perdido 12,17%.

Alejandro Useche, profesor de la Universidad del Rosario, afirma que “cualquier producto está sujeto a errores, pero tratándose del medio de transporte que se considera más seguro, este acontecimiento toma un carácter particular, y por eso Boeing atraviesa una grave crisis de reputación. Pero ahora esto también es un problema para las aerolíneas que usan sus aviones, pues todo esto ha generado un mensaje de desconfianza e incertidumbre sobre la fiabilidad de estas vehículos”.


OMC AUTORIZA A QUE EE. UU. IMPONGA ARANCELES A LA UE

Estados Unidos recibió aprobación para imponer aranceles a bienes de la Unión Europea por un valor anual de alrededor de US$7.500 millones, debido al apoyo gubernamental ilegal al fabricante europeo de aviones Airbus.

La decisión acerca a las potencias a una guerra arancelaria en la industria aeronáutica, tras una disputa de 15 años en la Organización Mundial del Comercio, pero algunos analistas creen que puede resolverse sin llegar a eso.

La OMC halló que tanto Airbus como Boeing recibieron miles de millones de dólares en subsidios.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados