Se avecina lluvia de demandas entre Estados Unidos y España por Cuba

Piden a la UE castigar a empresas estadounidenses que denuncien a las europeas por lucrarse de sus antiguas propiedades en la isla.

Cuba

Archivo Portafolio.co

POR:
EFE
abril 17 de 2019 - 03:30 p.m.
2019-04-17

El presidente de la Asociación de Empresarios de España en Cuba (AEEC), Xulio Fontecha, instó este miércoles a la Unión Europea a aplicar "reciprocidad" y castigar a empresas estadounidenses que demanden a las europeas por lucrarse de sus antiguas propiedades en la isla.

(Lea: Los innumerables bienes cubanos que podrían reclamarse en EE. UU.)

"Les estamos exigiendo reciprocidad, que no nos quedemos quietos. Que si alguna compañía española con intereses en Cuba se ve amenazada, multada, apercibida, que sufra el mismo castigo la compañía norteamericana que esté promoviendo esa acción", indicó Fontecha a Efe en La Habana.

(Lea: EE. UU. permitirá demandas contra empresas con negocios en Cuba)

Esta petición tiene lugar después de que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, anunciara la activación, a partir del 2 de mayo, de los Títulos III y IV de la ley Helms-Burton, provisiones que han estado congeladas desde su aprobación en 1996 debido a la presión de la Unión Europea.

El título III permitirá a los estadounidenses, incluidos los cubanos naturalizados, demandar ante tribunales de EE.UU. a las compañías que supuestamente se benefician de propiedades en Cuba que eran suyas antes de la Revolución liderada por Fidel Castro en 1959.

Además, el Título IV restringe la entrada a EE.UU. de quienes hayan confiscado propiedades de estadounidenses en Cuba o "traficado" con éstas. Según el representante de los empresarios españoles en Cuba, la mayoría de los potenciales demandantes son compañías grandes "con intereses en España o en Europa", por lo que instó a Bruselas a que "tome una medida de reciprocidad y también las castigue oportunamente".

Sobre los posibles efectos de un hipotético aluvión de demandas en EE.UU. a empresas españolas -de las cuales muchas operan en régimen mixto con corporaciones estatales cubanas- reconoció que de momento "es muy difícil, muy prematuro, saber qué va a pasar".

"De todos modos, estamos seguros de que las principales compañías españolas -bancos, líneas aéreas y compañías hoteleras que están trabajando en Cuba- tienen muy estudiado lo que han hecho y están haciendo, y nos consta que están cuidando bien sus intereses", apuntó.

En cuanto a las empresas españolas pequeñas y medianas que operan en la isla, consideró "muy difícil" que se vean afectadas por la medida del gobierno de Donald Trump. Tanto España como la UE se han posicionado en contra de la reactivación de los títulos III y IV de la Ley Helms-Burton. La medida "atenta contra los intereses de España y de otros socios europeos en Cuba, y deteriora las relaciones bilaterales entre países aliados, además de perjudicar seriamente el bienestar de la población cubana", expresó hoy el Ministerio de Exteriores español en un comunicado.

Cuando se aprobó la ley Helms-Burton en 1996, la UE denunció a Washington ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), aunque suspendió el procedimiento dos años después tras alcanzar un pacto político con el entonces presidente Bill Clinton (1993-2001), que se comprometió a congelar cada seis meses la activación de esas medidas. Los distintos gobiernos estadounidenses siguieron cumpliendo con el trato hasta que la administración de Trump decidió hoy echarlo por tierra tras meses de amenazas.
EFE

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados