UE y Reino Unido, cerca de un acuerdo sobre el brexit

La última oportunidad para conseguir un acuerdo es antes del Consejo Europeo.

Brexit

Los importadores han tenido que gastar dinero en almacenamiento e instalaciones adicionales a medida que construyen reservas para el brexit.

Reuters

POR:
EFE
octubre 15 de 2019 - 03:28 p.m.
2019-10-15

La Unión Europea (UE) y el Reino Unido continúan este martes las negociaciones para tratar de llevar un acuerdo a la cumbre del jueves y el viernes en Bruselas que puedan validar los líderes comunitarios y evitar una salida abrupta de Londres del bloque el próximo día 31.

(Lea: ‘Todavía queda mucho trabajo para lograr acuerdo del Brexit’)

El negociador jefe de la UE, Michel Barnier, informó del estado de las conversaciones a los ministros reunidos en un Consejo de Asuntos Generales en Luxemburgo, a los que aseguró que hoy tienen "la última oportunidad" para conseguir un acuerdo sobre el "brexit" antes del Consejo Europeo, indicaron a Efe fuentes comunitarias.

(Lea: Europa y el Reino Unido se preparan para un Brexit sin acuerdo)

"La situación todavía está abierta y debemos estar preparados para cualquier escenario posible", resumió en una rueda de prensa al término del encuentro la titular finlandesa de Asuntos Europeos, Tytti Tuppurainen, cuyo país preside este semestre el Consejo de la Unión y quien aseguró que están "trabajando duro" para conseguir cerrar un acuerdo.

Ante los medios de comunicación, Barnier declaró a su llegada a la reunión que todavía es posible que el bloque alcance un acuerdo esta semana con el Reino Unido para que su salida de la Unión sea ordenada, aunque admitió que cada vez es más difícil lograrlo.

"El trabajo ha sido intenso todo el fin de semana y ayer porque, incluso si el acuerdo es difícil, más y más difícil, para ser franco, todavía es posible esta semana", señaló. Por su parte, el ministro británico para la salida del Reino Unido de la UE, Stephen Barclay, afirmó que alcanzar un pacto sobre el "brexit" es "todavía muy posible", pero pidió "dejar espacio" a las negociaciones.

"Están en marcha conversaciones detalladas y un acuerdo es todavía muy posible", subrayó. Con la fecha del "brexit" fijada para el 31 de octubre, Bruselas y Londres decidieron intensificar los contactos después de que una reunión el pasado jueves entre los primeros ministros británico, Boris Johnson, e irlandés, Leo Varadkar, permitiera, según dijeron, vislumbrar "un camino" hacia el consenso. En cualquier caso, Johnson dijo este domingo a sus ministros que aún "queda bastante trabajo por hacer" para conseguir un acuerdo.

Sus planes para sustituir la polémica salvaguarda destinada a evitar una frontera física en la isla de Irlanda tras el "brexit" -escollo para la aprobación de un pacto- fueron rechazados inicialmente por Dublín y Bruselas, pero se entiende que ha podido hacer concesiones que propicien el consenso.

La UE ha insistido al Gobierno británico en que cualquier alternativa para sustituir esta salvaguarda debe ser "legalmente operativa" y cumplir los mismos objetivos: no levantar una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, mantener la cooperación entre el norte y sur de la isla y la integridad del mercado único.

El ministro de Asuntos Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, afirmó en Luxemburgo que es "difícil", pero todavía "posible", conseguir un acuerdo del "brexit" que pueda ser aprobado en la cumbre, aunque para ello los negociadores comunitarios y británicos deberían hacer progresos importantes.

"Los equipos negociadores han hecho progresos, pero es lento y tendrían que hacer importantes progresos hoy si tiene que haber un acuerdo que Barnier presente mañana (el miércoles) a las capitales antes de la cumbre", dijo Coveney.

Según Coveney, el Reino Unido ha puesto hoy sobre la mesa "nuevos textos" para la negociación con la UE. "No quiero generar expectativas para hoy o esta noche, pero, si va a haber el informe positivo que necesitan mañana las capitales, claramente tiene que darse hoy un gran paso adelante para construir sobre los progresos, lentos, pero firmes, que se han dado en los últimos dos días", añadió.

Con todo, aseguró que no quieren fijar límites de tiempo y que sería posible continuar con las negociaciones después de la cumbre, puesto que la fecha de salida del Reino Unido está fijada para el 31 de octubre.

Sin embargo, en este escenario el Reino Unido debería decir cómo quiere proceder (se plantea la cuestión de una prórroga) y los líderes europeos decidir qué mandato dan a Barnier. De momento no hay preparativos para una cumbre extraordinaria, según Coveney, quien rechazó especular sobre los detalles de las propuestas que están sobre la mesa de negociación.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido