Whisky, aceitunas y queso, los objetivos de aranceles de Trump

EE. UU. publicó la lista de productos de la Unión Europea que serán afectados y el bloque prometió represalias. Este conflicto cumple año y medio.

Guerra comercial

Vamos a reaccionar de manera resuelta pero calibrada ante esta nueva situación” indicó el gobierno
de Alemania. 

EFE

POR:
Portafolio
octubre 03 de 2019 - 07:18 p.m.
2019-10-03

Desde whisky y vino, hasta abrigos y suéteres de cachemira: Estados Unidos publicó una lista de productos importados golpeados con aranceles en la batalla entre Washington y Bruselas por los subsidios a los aviones, lo que promete abrir una nueva arista en la guerra comercial global.

Washington anunció que aplicaría un arancel del 10% a la importación de los grandes aviones civiles provenientes de los cuatro socios europeos de Airbus, Alemania, Francia, España y Reino Unido, después de que la Organización Mundial del Comercio (OMC) dictaminara que la compañía recibió subsidios indebidos.

(La guerra silenciosa que Trump le declaró a Europa). 


Pero la lista del Representante Comercial de Estados Unidos incluye más de 150 productos, principalmente de esos cuatro países, pero también de otras partes de Europa, que enfrentarán un arancel del 25% a partir del 18 de octubre.

El presidente Donald Trump, en un tuit que publicó a primera hora del jueves, calificó la decisión de la OMC como una “linda victoria” y afirmó que la Unión Europea “durante muchos años ha tratado muy mal a Estados Unidos en materia de comercio”.

La administración Trump tiene la intención de imponer aranceles a los vinos franceses, españoles y alemanes -pero no los húngaros de Tokay-, así como los whiskies de malta irlandeses y escoceses de Reino Unido. Los quesos europeos, incluidos el queso de oveja, el stilton, el cheddar, el reggiano y todos los quesos azules menos el Roquefort, que está específicamente exento, se someterán a imposición bajo las nuevas normas.

Las aceitunas, el aceite de oliva y los mejillones de España también sufrirán el arancel del 25%, al igual que el café de Alemania, tanto cafeinado como descafeinado.

(Furor en guerra comercial: UE también impone aranceles a EE. UU.). 


La cachemira ‘Made in England’, los anoraks de lana y la ropa de cama de Reino Unido tendrán un recargo del 25% agregado, mientras que las exportaciones de herramientas industriales de Alemania se verán afectadas de manera similar.

El portavoz de la Comisión Europea, Daniel Rosario, advirtió que los aranceles contra productos europeos “afectarán antes que nada a los consumidores y empresas estadounidenses”, al tiempo que aseguró que tomarán medidas. “Si Estados Unidos impone sus contramedidas, obligarán a la UE a hacer lo mismo”.

De igual forma, entre los comentarios, Alemania quiere que la Unión Europea reaccione de “manera resuelta pero calibrada” a las sanciones anunciadas por Estados Unidos, declaró el ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz.

“Vamos a reaccionar de manera resuelta pero calibrada ante esta nueva situación” indicó el ministro al diario Bild. “En un mundo globalizado, los conflictos comerciales no sirven a nadie, estos últimos meses lo han demostrado” añadió.

De aplicarse finalmente los aranceles, esto supondrá un duro golpe para la economía europea, amenazada por una desaceleración en toda la región, la cual es especialmente fuerte en Alemania, que está a punto de entrar en recesión en el tercer trimestre.

Pero más allá, esto supone un nuevo traspiés en la relación a ambos lados del Atlántico, pues aunque su conflicto comercial es en una medida mucho menor a la que se ve con China, la tensión lleva ya más de año y medio.

Sumado a este frente, Estados Unidos y la UE están enfrentados por los metales, posiblemente por los automóviles, y en otros temas como los impuestos a las tecnológicas o los gastos en defensa de la Otan.

Asimismo, la Comisión Europea anunció que empezará a trabajar de forma acelerada en desarrollar un impuesto a empresas contaminantes extranjeras, lo que podría afectar a compañías estadounidenses y profundizar la disputa comercial con Washington.

El organismo también prometió esfuerzos fiscales “adecuados” para contrarrestar la desaceleración económica en la que está la zona euro.

Siga bajando para encontrar más contenido