La falsa sensación de riqueza que genera la prima

Experto señala que cuando se trata de dinero siempre debe haber un acto racional del gasto.

Finanzas diciembre

Colombia es de los países del mundo con peores competencias financieras.

123rf.com

POR:
Portafolio
junio 13 de 2019 - 03:37 p.m.
2019-06-13

Uno de los pagos más esperados por los trabajadores colombianos es el de la prima legal de servicios y, probablemente, muchos ya han imaginado varias maneras de gastar la plata que llegará durante junio.

(Lea: La fórmula para calcular su prima de mitad de año)

La posibilidad de gastar la prima en un viaje generalmente es alta pero, contrario a lo que muchos creen, si este gasto no se ha estructurado con tiempo puede convertirse en una de las mil formas en las que se puede malgastar.

(Lea: ¿Qué debemos saber sobre la prima de servicios que recibimos en junio?)

Omar Patiño, experto en finanzas personales y docente del programa de economía de la Universidad EAN, comenta al respecto que uno de los grandes problemas en el país es que los colombianos están acostumbrados a vivir día a día y como resultado de este comportamiento hay poca conciencia del dinero que en realidad se tiene.

“Cuando hay dinero en el bolsillo o en la cuenta se genera una falsa sensación de riqueza, que impulsa a las personas a gastar en cosas que al final del día muy seguramente no eran tan necesarias”, dice.

En ese sentido, Patiño recalca que “lo que genera la prima es esa sensación de que tengo plata y que me la puedo gastar como quiera” y por eso destaca a las finanzas personales como una herramienta para presupuestar las cosas, de tal manera que siempre haya un control de gastos. 

De acuerdo con el experto, una parte de esa falta de autocontrol al momento de gastar obedece a la poca formación financiera que se imparte desde tempranas edades. “En los estudios internacionales hechos por PISA, que miden el nivel de competencia en distintos niveles de formación, Colombia es de los países del mundo con peores competencias financieras y eso se debe a que nosotros no diferenciamos claramente los conceptos de ahorro, inversión, gasto, tasa interés, entre otros”, explica.

Y agrega que como no hay una buena educación financiera, solo un bajo porcentaje de la población colombiana hace un presupuesto de gatos.

Asimismo, Patiño enfatiza que siempre debe haber un acto racional del gasto. “Si se trata de gastar la prima un viaje, que se haya estipulado desde comienzo de año, que sea una cuestión completamente estructurada desde el primer día. “Que no sea un tema de impulso, que me llegó la prima hoy y me la gasto en el viaje y se desapareció”, comenta.

En todo caso, el docente precisa que las personas siempre, antes de tomar alguna decisión frente al dinero que llega de manera extra, deben conocer debidamente su situación financiera y eso significa tener completamente claro cuánto son sus egresos.

Por otro lado, se debe analizar el endeudamiento y acorde con ello las personas podrán darle un mejor destino a ese dinero para ponerse al día con deudas atrasadas, para sanear la situación financiera o hacer prepagos de las obligaciones que tienen. “Un buen abono a deudas existentes puede traer como consecuencia una baja en la cuota y esto da como resultado más flujo de caja para los gastos actuales”, precisa.

Si este no fuera el caso porque no hay deudas pendientes o atrasadas, la otra posibilidad para destinar la prima es hacer una inversión en algo que sea perdurable. “Hay que tener en cuenta que ese bien le debe durar un tiempo, un televisor, una renovación de electrodomésticos en la casa, una remodelación, ese tipo de cosas tienen un mejor uso, es mucho más efectivo”, dice Patiño.

Y puntualiza en que si definitivamente no existen esas posibilidades o necesidades, entonces la prima se puede convertir en ese elemento de ahorro para futuras inversiones, “para lo que se requiera, una cuota de una casa, de un carro, para vacaciones futuras, pero es el primer elemento de ahorro”.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados