Alza en los precios de la VIS reactivará nuevos proyectos

Constructores de vivienda social dicen que el aumento definido en el PND les permitirá compensar los altos costos de los insumos y otras variables.

Las viviendas no VIS también se vendieron bien en mayo.

Aunque este año es de transición (por elecciones y otras situaciones del mercado), lo que viene será mejor, sobre todo al cierre del 2019 y a partir del 2020.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
mayo 28 de 2019 - 10:02 p.m.
2019-05-28

Durante el año corrido, a marzo, la oferta de vivienda de interés social (VIS) disminuyó 23,2% frente al mismo periodo del 2018. Lo mismo sucedió con las ventas, que cayeron 13,3%.

Aunque esta tendencia revelada por Coordenada Urbana, área de investigación de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), no ha sido la constante para este segmento –que ha tenido un buen desempeño– sí es un llamado a hacerle seguimiento a un mercado que le ha ‘puesto el pecho’ a las adversidades.

Por eso, el hecho de que en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) la vivienda de interés social (VIS) haya pasado de un precio de $112 millones a $124 millones –en municipios de más de un millón de habitantes– es un espaldarazo que esperaban los constructores.

(Lea: ‘El problema está en las viviendas de más de 360 millones de pesos’

Incluso, la norma sancionada el 25 de mayo por el presidente Iván Duque dice que “tratándose de programas o proyectos de renovación urbana, la VIS podrá tener un valor superior a los $112 millones, pero sin exceder los $145 millones”.

Analistas consultados consideran clave la decisión, ya que de esa forma es posible contrarrestar la disminución de la dinámica a causa del aumento en los precios de los insumos, e incluso, de la puesta en marcha de los reglamentos técnicos de instalaciones eléctricas o de redes internas de telecomunicaciones, que deben cumplir al edificar.

De hecho, según el Dane, en lo corrido del año, a abril, los costos de construcción de la VIS en el país aumentaron 2,14% frente al mismo lapso del 2018, y tanto la mano de obra como los materiales se incrementaron 1,46% y 3,29%, respectivamente.

(Lea: Credifamilia consiguió más recursos para financiar VIS

Al respecto, el Vicepresidente de la Ladrillera Santafé, Juan Fermín Restrepo, le dijo a Portafolio que lo que está en el PND es un gana-gana para los desarrolladores de los proyectos y sus futuros propietarios.

“Afortunadamente, es una realidad que, además, permitirá compensar el impacto de otras variables como los costos de la tierra. Por eso, sin el ajuste de los precios, seguramente la oferta se hubiera mantenido restringida”, dijo Restrepo, quien agregó que a pesar de que este año será de transición (por las elecciones y otras situaciones del mercado), lo que viene será mejor, especialmente al cierre del 2019 y a partir del 2020.

Con esas previsiones, el PND fue más allá, pues también incluyó la vivienda de interés prioritario (VIP) en el paquete, cuyo valor máximo será de $74,5 millones (hoy es de $58 millones).

(Lea: ‘El mercado inmobiliario colombiano tiene mucho potencial’

MÁS RENOVACIÓN URBANA

Y, de nuevo, vuelve y juega la renovación urbana, ya que el Plan dice que en iniciativas de este tipo, el precio de la VIP podrá superar los $74,5 millones, pero no exceder los $91 millones.

Sobre la importancia que el PND le da a esta figura, a través del aumento en los valores, el socio fundador de la firma Urbanum, Andrés Arango, señaló que es una decisión muy importante y reveló que “está gestionando planes parciales para impulsar en Bogotá algo de esta oferta, pero sobre todo VIS”.

El empresario anotó que, en línea con la renovación urbana, “hay una apuesta fundamentada en aprovechar lo que hay en temas dotacionales e infraestructura en conjuntos densos, pero dándoles el valor agregado de las zonas comunes”.

Con esto, agregó Arango, “viene un proceso importante con las comunidades, debido a que necesitaremos englobar predios (con 120 o 140 propietarios)”, explicó, a la vez que señaló que de la mano del PND y de decretos distritales, como el 621 y la mezcla con el 525, el objetivo será buscar sitios estratégicos –especialmente en Bogotá– con dos, tres o más dueños que permitan acceder a índices de edificabilidad, en zonas aledañas a TransMilenio”.

Portafolio también consultó a Jorge Luis López, presidente de la constructora Apiros, quien reconoció que evidentemente, las medidas van en la dirección correcta de facilitar procesos para que las ciudades se renueven. Sin embargo, agregó que “desde el punto de vista del privado, aún es muy difícil meterse –de lleno– en un proceso en el cual la gestión de suelo es muy costosa”.

Por eso, instó a los involucrados “a trabajar en una política integral para que los esfuerzos no se queden en un trabajo predio a predio, sino que se hagan mayores intervenciones (verdaderas renovaciones urbanas), donde haya una relación con la planeación regional. Ahora, más que nunca, cuando los Planes de Ordenamiento Territorial (POT) son las hojas de ruta de las urbes”, enfatizó.

López también señaló que –además de los incentivos planteados en el PND– “es importante un acompañamiento del lado de la planeación regional, involucrando a las ciudades para que la carga específica no quede solo en el privado”.

De cualquier forma, lo interesante de la medida –según la presidenta de Camacol, Sandra Forero– es que en línea con el PND, lo que sigue es la aplicación inmediata del aumento para la VIP, mientras que el ajuste en el segmento VIS deberá surtir la respectiva reglamentación. Con esto, han dicho los constructores, llegarán más proyectos.

MEJORA LA OFERTA SOCIAL

Cifras del Dane del primer trimestre del 2019, frente al mismo periodo del 2018, revelaron que “las iniciaciones de vivienda volvieron a mostrar un crecimiento del 5,7% en unidades, pese a una leve caída en el área, de tan solo un 1,8%”.

Sobre el tema, la Asobancaria destacó que lo anterior se presentó “debido a que los estratos medio y alto (no VIS) decrecen tenuemente en el número de viviendas iniciadas (0,3%), aunque registró una caída más importante en el número de metros cuadrados (11,1%)”.

Por su parte, el segmento VIS, compensando en alguna medida este efecto, creció tanto en número (12,6%) como en área (18,5%).

En Twitter: @GabrielFlorezG

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados