Aumentan los casos de robos a supermercados 

La modalidad de hurtos externos más común es la de ocultar mercancía en carteras, ropa y bolsas.

Robos en supermercados

El consumo en la tienda el uso de coches de bebé para sacar mercancía y vestir la ropa de la tienda son otras modalidades que usan los delincuentes. 

DANIEL DIUSABÁ / CEET

POR:
Portafolio
septiembre 19 de 2019 - 10:37 p.m.
2019-09-19

Las más recientes estadísticas muestran 150.012 casos de robos a supermercados en el 2018, 7,7% más que el año anterior cuando se detectaron 139.308.

Esta es una de las conclusiones del Censo Nacional de Mermas realizado por la firma consultora We Team, con el apoyo de Sensormatic, y que fue revelado ayer en el marco del Congreso Nacional de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, que será clausurado hoy en Neiva por el presidente Iván Duque.

(En 2017, supermercados perdieron en robos más de $220.000 millones). 


El informe señala que el 35% de la merma (disminución del inventario en volumen) en almacenes y supermercados del país obedece a la modalidad de robo y alcanza una cifra de más de $219.000 millones.

“Lo que es más preocupante es que de ese 35%, 46% corresponde a delitos cometidos por funcionarios o empleados en el establecimiento y 54% pertenece a robo externo”, comentó el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal.

Cabe mencionar que en las dos modalidades hay participación de bandas dedicadas a este flagelo.

Al discriminar, el robo externo identificado representa más de $80.600 millones de pesos en pérdidas para el comercio, con el registro de un total de 142.312 casos detectados.

Por su parte, el robo interno - protagonizado por empleados y funcionarios del establecimiento- se reflejó en 7.700 actos delictivos reconocidos. Esto representó para las cadenas poco más de 94.000 millones de pesos.

Hay un monto adicional que corresponde a ‘otros’, por cuenta de hurtos cuyo origen - interno o externo- no fue posible identificar.

En el análisis de Fenalco sobre los resultados del estudio, se advierte que en las dos modalidades hay participación de bandas dedicadas a este flagelo.

Adicionalmente, el informe registra que lo grupo organizados de robo en supermercados siguen consolidándose y cada vez se detectan más casos, lo que permite concluir que las nuevas modalidades son más elaboradas y mucho más creativas. Según las estadísticas recogidas en el censo, la modalidad de robo externo más utilizada consiste en ocultar la mercancía robada en carteras, ropa y bolsas.

La otra práctica frecuente está relacionada con la sustracción de artículos aprovechando que no se entregan bolsas plásticas.

El consumo en la tienda, el cambio en el código de las mercancías, el cambio de empaques en los productos, el uso de coches de bebé para sacar mercancía y vestir la ropa de la tienda son otras modalidades que usan los amigos de lo ajeno.

En el top 10 de los productos más robados el año pasado fueron son, en su orden, atún/enlatados, gaseosas, golosinas en minigóndolas, artículos de aseo personal, sobres del álbum Mundial 2018, carros Hot Wheels, licores, ropa en general, productos cárnicos y droguería OTC. “Lo anterior muestra una industria paralela que se enfoca en los artículos menos protegidos y que tienen mejor margen de reventa en el mercado negro”, señala Fenalco. Se detectó interés de los delincuentes por productos como atún, licores, arroz, golosinas, leches y refrescos. Por región, el centro del país, seguido de la Costa Atlántica y el Occidente concentran el 85% del fenómeno. Dada la creatividad utilizada por los delincuentes cada vez es más frecuente encontrar inversión en tecnología para controlar el fenómeno.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados