Credifinanciera busca ampliar servicio con compra de Procredit

Carlos Iván Vargas, presidente de la compañía de financiamiento, habla sobre los planes tras la adquisición.

Carlos Iván Vargas

Carlos Iván Vargas, presidente de Credifinanciera.

Cortesía

POR:
Portafolio
abril 30 de 2019 - 12:28 p.m.
2019-04-30

La compañía de financiamiento Credifinanciera, que lleva seis años de operación en el mercado colombiano, tenía entre sus planes convertirse en banco.

(Lea: Credifinanciera podría convertirse en un banco)

La meta, prevista para finales de este año, se anticipó gracias a la oportunidad que se abrió de comprar al banco Procredit, de origen alemán.

(Lea: Banco ProCredit cambia de foco)

Aunque la operación está sujeta a la aprobación de la Superintendencia Financiera, el presidente de la compañía, Carlos Iván Vargas, dice que esto les permitirá ampliar su gama de servicios para los estratos 1, 2 y 3.

¿En qué consistió la operación de compra del banco Procredit?
Credifinanciera comprará el 100% de las acciones de Procredit, operación que estará sujeta a aprobación de la Superintendencia Financiera. Esto nos permitirá agilizar nuestra estrategia de convertirnos en un banco de nicho multiproducto, enfocado a la base de la pirámide.

¿Qué les trae esta compra?
Esto nos da la posibilidad de ofrecer muchos más productos a nuestros usuarios, pues trae cuentas de ahorro, corrientes, tarjetas de crédito, una base de recaudos y una plataforma digital. Esto nos abona el camino para seguir llegando a personas de estratos 1, 2, 3 y parte del 4, con libranzas, tarjetas de crédito, cuentas de ahorro ciento por ciento digitales.

La idea es ampliar también la oferta para las empresas que están alrededor de este segmento, con microcréditos. De hecho, la idea es empezar a ser un banco digital y todos los nuevos productos lo serán, ayudados por la penetración de los smartphones.

¿Qué pasará con las marcas?
La decisión la tomaremos una vez la Superintendencia Financiera apruebe la fusión, pero por ahora estamos haciendo estudios con firmas de branding para ver cómo enriquecer la marca Credifinanciera. Por lo pronto, mientras se da la autorización, ambas entidades seguirán funcionando por separado.

¿Entre sus planes estaba convertirse en banco?
Hace algún tiempo habíamos definido que parte de la estrategia era dar el paso a ser banco. En principio nos habíamos planteado lograrlo a finales del 2019, y ahora la compra de Procredit fue una alternativa para llegar a esa visión que teníamos.

De todas formas, sea con una adquisición o pidiendo una licencia, son caminos paralelos, pue en cualquiera de los dos casos hay que cumplir con los requisitos.

¿Actualmente cuál es el saldo de cartera de la compañía y como está conformada?
Estamos enfocados en los segmentos de libranzas y micro créditos. Al cierre de marzo el saldo de cartera iba en 700.000 millones de pesos. El segmento más dinámico en el último año fue el del microcrédito con un crecimiento de 49% y en el caso de las libranzas, la expansión fue de 19%.

¿Quiénes son sus clientes?
En cuanto a las libranzas, la mayoría son pensionados. De hecho, el 55 por ciento de los clientes son personas mayores de 50 años. Con ellos, la estrategia es ‘la nueva forma de hacer las cosas, como antes’, pues demandan más acompañamiento. Aquí, la tecnología es un medio para crearles la mejor experiencia posible, no un fin. Pero la idea es también llegar a un segmento más joven gracias a este mundo digital.

¿Cuál es la expectativa de cartera para este año?
Queremos cerrar con 820.000 millones de pesos de cartera, de los cuales 750.000 millones de pesos sean de libranzas y el resto de microcrédito. La coyuntura tiene altos y bajos, pero creemos que hay reactivación de la economía, el mercado ha tenido buena respuesta y hay mejores perspectivas para el comercio.

La morosidad fue un tema crítico en los dos últimos años, ¿cómo lo percibieron ustedes?
Nuestro indicador de calidad de cartera está en 5,04 por ciento. En el caso de los préstamos de consumo, es 4,84 por ciento, muy por debajo del promedio de la industria, al igual que en el microcrédito, en donde es 6 por ciento. La clave ha sido tener un muy buen entendimiento de los riesgos de cada segmento y comprender muy bien las necesidades de los consumidores.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados