Innovación con emprendimientos agrosostenibles

Debemos continuar con la tarea férrea de desarrollar la agricultura y la agroindustria.

Emprendimiento sostenible

La innovación agropecuaria debe ser sostenible para poder seguir sembrando para el mundo.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
junio 18 de 2019 - 10:15 p.m.
2019-06-18

Somos unos convencidos en la reconversión del campo lo que ha significado innovar en todas las áreas de la cadena de valor del sector agropecuario y agroindustrial colombiano, sin embargo, es mucho lo que tenemos que aprender, replicar e impulsar.

Hemos visto alrededor del mundo el impacto que trae la innovación en la agricultura que aporta beneficios a toda la cadena de valor, según el Banco Mundial, hay 33 países que están liderando la iniciativa de la agricultura sostenible, Holanda, Japón, Dinamarca los más comprometidos, han logrado de manera decidida modificar sus sistemas de siembra bajos factores de sostenibilidad ambiental y social logrando ofrecer productos inocuos que respetan los recursos naturales siendo óptimos en su calidad y a la vez altamente rentable.

(Lea: Emprendimientos verdes conquistan al mercado colombiano

Es fundamental integrar la cadena de valor como siempre lo he recalcado, el encadenamiento productivo es aquel en donde lo que desarrollemos debe ser de cara a la demanda para lograr resultados viables y sostenibles. En el encadenamiento debemos involucrar a la base de la pirámide incluyendo a los millones de pequeños agricultores del país para que los factores de brechas sociales y falta de equidad se disminuyan, para que con su vocación formen parte de la relación vertical la cual llega hasta la transformación, distribución y comercialización de alimentos generando su bienestar.

Somos 8.000 millones seres humanos que nos alimentamos diariamente así que Colombia no tiene problema alguno con temas de mercado, lo tiene si en temas de oferta productiva de alimentos inocuos, amigables con el medio ambiente, sostenibles, en donde ese llamado a ser despensa de alimentos está sujeto a la innovación en el manejo de los recursos naturales para que no sea sobre la base de una explotación sino a una reproducción que permita alimentar más a la naturaleza y no a destruirla.

(Lea: Negocios verdes, con potencial exportador desaprovechado

Todo el encadenamiento productivo para llegar al mercado exige el cumplimiento de normas que cada vez son más exigentes en materia de certificaciones de la producción, para alcanzarlas tenemos que innovar y cumplir entre otros, con el uso de insumos permitidos, cuidar las condiciones de los agricultores en materia de protección personal y laboral, debemos tener una política de reutilización de los residuos, debemos usar energías renovables, debemos tener documentada la trazabilidad de la producción, tenemos que partir con materiales vegetales certificados, la capacitación a los hijos de nuestros agricultores es mandatoria a través de la tecnología de la información pues son generaciones que nacieron con estas herramientas y lograr así que se quedan en el campo en condiciones diferentes a las de sus antepasados, debemos contar con maquinaria y equipos que no contaminen sino que genere valor…. Son muchos los compromisos que demanda hoy el mercado pues ya hay conciencia que lo que consumamos debe ser sostenible.

En Colombia y en muchos países latinoamericanos debemos continuar con la tarea férrea de desarrollar la agricultura y la agroindustria involucrando a los pequeños productores de manera decidida.
Son ellos los que nacieron en el campo, los que se han visto afectados por la inclemencia de no tener como vender sus productos, de no producir como de debe por desconocimiento y falta de apoyo. Por eso, debemos multiplicar la presencia en el campo con los modelos asociativos de pequeños productores teniendo en cuenta metodologías creativas como la de la CCI en términos de emprendimiento a partir de días de campo, con el aprender haciendo mediante actividades lúdicas que generan confianza de los productores que hoy son agroempresarios del campo colombiano. Son muchos los productores que necesitan acompañamiento y orientación para saber hacer las cosas bien, son ellos con quienes la pieza fundamental para el desarrollo de los países que estamos llamados a ser despensa de alimentos del mundo, debemos lograr hacer realidad sus sueños de poder quedarse en el campo pero con ingresos y bienestar.

He estado leyendo y conociendo la ideología de uno de los 50 líderes del mundo según Fortune por su arquitectura verde, experto en economía circular, William McDonough quien no sólo se refiere a modelos arquitectónicos sostenibles sino a la necesidad de desarrollar una economía a partir del respecto por la naturaleza. McDonough desarrolló en el 2009 un centro para la innovación agrícola en Dinamarca. Este centro se llama el Agro Food Park (AFP), que busca ser un referente para el desarrollo de la industria alimentaria del mundo. Se basa en cinco pilares: materiales saludables, energía limpia, aumento en la biodiversidad, aire no contaminado y agua limpia. “Estamos en el siglo ecológico. Después de décadas de destrucción irreflexiva de clima, del agua y de la tierra, ahora es el momento para restaurar y reponer los recursos biológicos de nuestro planeta para todas las especies de la Tierra”, McDonough.

Pensar en una agricultura diferente a la tradicional es volver a los cimientos de una agricultura ancestral que es sencilla, simple, con principios básicos pero con innovación, desarrollar ideas a partir del cuidado de los recursos naturales, usar y volver a usar, no desperdiciar, producir con alta calidad, el detalle de lo puro. Nuestro problema y tarea número uno a nivel mundial es contrarrestar el cambio climático, los azotes de los fenómenos del niño y la niña no solo nos traen las alertas de los daños que hemos cometido desde la revolución industrial sino que son la fuente de los problemas de nuestros cultivos. En el último fenómeno del niño hemos tenido afectaciones del orden del 40% en materia de baja productividad lo que implica tener menos ingresos empeorando las condiciones de bienestar de nuestros productores.

En Colombia tenemos todo un potencial para mejorar los resultados de competitividad y productividad máxime cuando hoy el sector es valorado como uno de los más importantes generadores de empleo e ingresos para el país. Hacer agricultura hoy en nuestro país resulta viable y son cada vez más los interesados en invertir dadas las condiciones de política pública que tenemos en dónde se tienen beneficios en materia tributaria al inversionista, hay una excelente canasta de líneas de crédito blandas para el desarrollo de los cultivos, hay incentivos para el desarrollo de empaques biodegradables así como la generación de energía renovable a partir de biomasa, en fin, debemos innovar en el desarrollo agropecuarios en términos de sostenibles.

Todo lo anterior, lo podemos lograr si nos enfocamos en una innovación agropecuaria sostenible para poder seguir sembrando a Colombia para el mundo.

Adriana Senior Mojica
Presidenta Corporación Colombia Internacional - CCI

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados