‘Al país le caben más de 2.000 tiendas D1’ 

Así lo plantea Fernando González Somoza, quien hace poco tomó las riendas de la cadena. Anuncia una nueva estrategia comercial. 

D1

Fernando González Somoza, presidente de Koba, la compañía de las tiendas de ‘descuento duro’ D1.

César Melgarejo /El Tiempo

POR:
Portafolio
septiembre 18 de 2019 - 09:38 p.m.
2019-09-18

Al lado de una expansión que no da tregua y que lleva a proyectar para el país más de 2.000 puntos de venta, la cadena D1 tiene en marcha una evolución de su estrategia comercial que le garantice más cercanía emocional con el cliente para que se anime a comprar más. Eso incluye la apertura total a los medios de pago. Así lo anuncia a Portafolio, Fernando González Somoza, presidente de Koba.

(Tenderos, entre clientes del D1). 

¿Cómo está D1?

Koba tiene la suerte de ser líder en alimentación, droguería, perfumería e higiene. Nuestra motivación es la oferta de productos de muy alta calidad a precios bajos basados en la eficiencia, que es lo que he trabajado toda la vida. Hay muy pocas empresas a nivel mundial que tienen la imagen de marca y el reconocimiento que tiene D1 en Colombia. El gran proyecto de Koba es seguir creciendo mucho más y seguir creando valor. No hacemos promociones porque tenemos precios bajos continuamente. Trabajamos en la mayor parte del territorio nacional. Llevamos más de 260 municipios y cubrimos casi 30 millones de habitantes, prácticamente el 60% de la población colombiana. Como empresa tenemos muchos retos, tenemos que seguir evolucionando y sorprendiendo. Somos algo más de 10.600 empleados y estamos creando casi entre 300 y 500 plazas directas todos los meses.

¿Cómo esperan terminar el 2019?

Hace dos meses celebramos haber llegado a las 1.000 tiendas. Nuestra expectativa es acelerar el crecimiento. Este año deberíamos estar cerca a las 400 aperturas y cerrar con unas 1.300.

¿Qué zonas faltan?

Acabamos de abrir en La Guajira. Ya hemos abierto en Nariño, más exactamente en Pasto e Ipiales. Y nuestra intención es también estar en Chocó. Inclusive, vamos a ver si podemos inaugurar en Putumayo. Nos quedarían pocos departamentos. Pero también tenemos que densificar nuestra red, ya que es fundamental la proximidad.

¿Por qué es tan clave?

Es una tendencia mundial. Lo más escaso para los clientes es el tiempo. Tenemos que darles una solución y crear un vínculo emocional respondiendo con una necesidad básica que es la alimentación. Para nosotros es clave que, ojalá, cualquier colombiano tenga una tienda D1, al menos, a 15 minutos de su casa.

¿Y en qué más trabajan?

Hay que evolucionar en nuestro modelo comercial, en aquello que proveemos y cómo lo proveemos de acuerdo a nuestra visión de negocios. Queremos acelerar nuestra percepción de valor para el cliente final.

¿Cómo sorprender con una oferta básica?

Es un reto en cualquier retail. También ofrecemos productos de familias que no son tan obvias, puede ser cuidado personal, droguería, perfumería. Entramos con productos OTC (medicamentos de venta libre).

(Tiendas de conveniencia y de cómodos precios siguen creciendo en el país). 


Es nuestra obligación conocer más al cliente y que tenga más comunicación con nosotros. Tenemos un plan de transformación digital dentro de Koba porque ya no basta con recibir un folleto en casa, se necesita información para poder tomar la decisión de la mejor manera posible.

¿Tienen muchos cierres?

Llevo cinco meses en la organización y es sorprendente. Creo que en la historia de Koba se han cerrado menos de 30 tiendas y este año tres. Eso, gracias a la eficiencia. Realmente hay que perder el miedo a abrir y cerrar porque es parte de la dinámica. Muchas veces se trata de una relocalización y no de cierre del local.

¿Cuántos D1 le caben al país?

Es un dato complicado pero creo que por encima de las 2.000. Nuestro compromiso es evolucionar el modelo comercial.

¿Cuánto van a crecer?

Este año nuestras expectativas son las de crecer por encima del 30%. Estamos comprando mucho más que en años anteriores y, por lo tanto, nuestros proveedores desarrollan su capacidad instalada.

Nuestra relación con ellos es de largo plazo. Somos el operador que paga a menor tiempo, por debajo de 60 días. Cuando se habla de una potencial ley para establecer condiciones en los plazos de pago a proveedores, a nosotros no nos preocupa.

Crecen por expansión pero ¿cómo va el indicador de ‘mismos metros’ que muestra
la salud del negocio?

Es muy positivo y con resultados superiores a la inflación del país.

Nuestra principal fuente de crecimiento viene de los tickets y las visitas que recibimos, más de 25 millones todos los meses, y eso significa más de la mitad de la población colombiana. Crecemos bien en el indicador de ‘mismas tiendas’ en toda Colombia.

¿Cuál es el promedio de compra?

Nuestro ticket medio está en cerca de los $20.000. Nuestra inflación interna es muy pequeña y lo conseguimos porque intentamos no subir nunca los precios, salvo que haya un cambio importante en el precio de costo. Solo 10% del portafolio es importado.

¿Cómo les va recibiendo dinero plástico?

Lo hemos hecho porque tenemos que facilitarle la vida al cliente y muchos quieren pagar con tarjetas débito y de crédito y nuestra obligación es dar esa posibilidad.

Estamos trabajando para que el cliente tenga acceso a la mayor diversidad de medios de pago sin sobrecostos. Creemos que debemos innovar y facilitarle la vida al cliente en surtido y medios de pago.

¿Qué inversiones tienen programadas?

Mantener la expansión nos supone más de $100.000 millones de inversión, estamos creciendo en nuestra plataforma logística para garantizar la expansión con eficiencia.
Un ‘hard discount’ no se caracteriza por ser barato. Se caracteriza por ser eficiente en sus costos y la consecuencia de esos es que le permite ser barato.

¿Qué dice a mensajes que culpan a D1 de destruir las tiendas de barrio?

Nuestra única responsabilidad es con el cliente final y, en general, queremos pensar y sabemos que nosotros no destruimos nada.

Nosotros hemos sido disruptivos en lo que se llama el comercio organizado. Los estudios dicen que D1, las tiendas y los mimimercados son los que están ofreciendo la mejor propuesta de valor.

Tal vez las grandes cadenas son las que han sentido el impacto.

congom@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido