El bagazo de caña, producto ‘estrella’ del Grupo Carvajal

Los desarrollos en papel, y cartulina para vasos y cajas con esta materia prima han tenido avances en el mercado local y externo,.

Carvajal

Los vasos y empaques finales se caracterizan por un tono natural estable.

Cortesía

POR:
Portafolio
agosto 07 de 2019 - 08:00 p.m.
2019-08-07

El aprovechamiento del bagazo de la caña para convertirlo en papel, en cajas y vasos ha sido clave en las perspectivas de negocios del Grupo Carvajal.

(Lea: Carvajal Empaques va por más compras y mercados)

Esta materia prima, que corresponde al residuo vegetal que queda después de la extracción de todos los jugos de la caña en el proceso de producción de azúcar, es uno de sus desarrollos ‘estrella’ y pone a la organización como pionera en América Latina.

(Lea: Papel y cartón, un negocio que no muere)

Particularmente, en Perú se han concretado importantes negocios en torno al uso de empaques y vasos elaborados 100% con este material, según reveló a Portafolio el presidente del Grupo, Bernardo Quintero.

Explica que todos los negocios que hoy lidera la organización están respondiendo “a las necesidades que nos impone el mundo moderno, así como una nueva generación de consumidores, cada vez más consciente de los retos socioambientales”.

Propal (que corresponde al negocio de Carvajal Pulpa y Papel), indica que gracias a este producto llega a más de 18 países en Norte y Latinoamérica, Europa y Asia, donde el principal atractivo y diferencial es su materia prima.

Voceros de esa empresa explican que el trabajo también consiste en defender su liderazgo en el mercado nacional y buscar soluciones que se ajusten a las nuevas tendencias de consumo.

Un ejemplo de estas estrategias es la línea de Papeles Naturales Earth Pact, donde está Reprograf Natural -que se produce con bagazo de caña- “con el que venimos mostrando crecimiento a doble digito por sus atributos ecológicos”, reporta Propal.

La empresa produce el bagazo de caña en sus dos grandes plantas de producción. Una está localizada en el municipio de Yumbo, en el Valle del Cauca, mientras que la segunda se ubica en Guachené, Cauca.

Ambas zonas son identificadas como azucareras por excelencia y es donde este material es considerado un residuo agroindustrial renovable.

Al año, Propal produce alrededor de 280.000 toneladas en productos sostenibles para impresión, escritura y empaques con el propósito de responder a las necesidades del mercado internacional, especialmente. Reprograf Natural es libre de químicos blanqueadores.

A este beneficio se suma que en su elaboración se reduce un 9,3% el consumo de agua y un 13,5% el consumo de energía. Igualmente, bajan las emisiones de CO2 derivadas del proceso de transformación, en contraste con los papeles blancos tradicionales.

EL IMPACTO
La materia prima ha tenido la acogida del mercado local. Así lo señalan varias empresas que ahora se abastecen de este tipo de productos.

EPM es una de ellas. “Entre los beneficios se cuentan el aumento de la consciencia de los colaboradores sobre la procedencia del papel y la contribución a la disminución de la huella de carbono; la centralización de la compra de papel, y el desarrollo de estrategias de gestión documental digital, entre otros”, señala la empresa sobre su experiencia.

Otro caso es de la Universidad Icesi, de Cali. Allí existe un centro de copiado en el cual hasta hace poco no había acceso a este papel ecológico, pero está en marcha una campaña para que los estudiantes entiendan sus propiedades ecológicas.

“Las oficinas administrativas sí lo conocían desde hace algunos años pero solo representaba alrededor del 30% del papel consumido. Desde mayo se inició la transición para que el 100% del papel consumido en las oficinas académicas y administrativas sean Reprograf Natural”, asegura la institución.

Por su parte, la multinacional Nestlé también reseña su experiencia sobre el uso de este papel. “Uno de nuestros objetivos es incentivar el uso eficiente de los recursos naturales en nuestras operaciones. Así, al consumir papel Reprograf Natural estaremos ahorrando casi 11 mil resmas. De esta forma, lograremos reducir nuestro impacto ambiental”, afirma.

Además de esta marca, Propal, en alianza con Carvajal Empaques, desarrolló Cañatek, primera cartulina con la que se pueden hacer vasos o cajas elaborados con bagazo.

Según estadísticas de Propal, el 98% de los 408 millones de toneladas de pulpa, papel y cartón que se fabrican anualmente en el mundo para impresión, escritura y empaques, proviene de fuentes maderables.

Solo un 2% de la producción mundial se basa en fibras alternativas, y de este, apenas un 0,6% corresponde al fabricado con fibra de caña de azúcar, y ahí está la oportunidad que ve Carvajal. Para citar ejemplos, este material es utilizado en Colombia por el Grupo Éxito, y en la industria de alimentos en países como Chile.

Según el presidente del Grupo Carvajal, al tiempo que avanza en el desarrollo de este negocio, la empresa continua sus proyectos relacionados con nuevos desarrollos.
“La innovación se está promoviendo en todos los negocios y a todos los niveles.

Esperamos que el 10% de los ingresos se generen de nuevos productos y/o modelos de negocio. Vamos por buen camino, son nuestros colaboradores quienes están asumiendo iniciativas que detectan en el mercado, y que muestran el camino para que el Carvajal del futuro continúe ejerciendo un liderazgo en innovación en los sectores donde tenemos presencia”, dijo el presidente de la organización.

“Estamos trabajando con células multidisciplinarias, que les ha permitido a nuestros colaboradores liderar más de 20 iniciativas de solución a oportunidades que detectamos en el mercado, de las cuales, algunas ya están disponibles”, explicó Quintero.

Según señaló, para este año el Grupo Carvajal tiene inversiones previstas por $100.000 millones para la innovación y para soportar crecimiento.

Esta estrategia, comentó, está unida a que hoy el Grupo “está en las mejores condiciones operativas, enfocado a los negocios ‘core’ y viviendo un proceso de redefinición de la cultura organizacional, fundamentado en el eslogan Carvajal hace las cosas bien”.

Actualmente, sus negocios claves son seis: servicios basados en tecnología, propal -cartulinas y papel de bagazo-, empaques-envases para alimentos procesados-, educación, muebles de oficina y propiedad raíz

Bernardo Quintero dijo que estas estrategias se cumplen en medio de una buena época en los negocios. Añadió que “estamos cumpliendo presupuestos en el primer semestre. Este año esperamos crecer 5% los ingresos y 10% en Ebitda”.

Así mismo, “logramos avances importantes que nos permiten proyectarnos como líderes distintas unidades de negocio”, manifestó.

congom@portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados