Negocios de la Industria 4.0, en la mira de Bosch

El presidente de la empresa alemana para Colombia y Perú destaca el potencial del mercado local para sus operaciones. 

Helmuth Obilcnik, presidente de Bosch

Helmuth Obilcnik, presidente de Bosch para Colombia y Perú.

POR:
Portafolio
junio 05 de 2019 - 08:17 p.m.
2019-06-05

Contrario a lo que se piensa cuando se habla de la incursión en la llamada era de la Industria 4.0, es posible que una fábrica modernice sus máquinas en operación sin que sean necesarias grandes inversiones para reemplazar sus equipos.

(Aumentar redes y portafolio, el plan de Bosch para Colombia). 


Con ese mensaje, Helmuth Obilcnik, presidente de Bosch para Colombia y Perú, explica el potencial que tiene sus soluciones para el mercado nacional, al lado de una estrategia para extender su oferta en las regiones. Este año, la multinacional alemana espera crecer 12% en el país.

¿Cómo les ha ido este año y cuál es la meta?

Este año se nota que la situación cambió frente al 2018 y tenemos la esperanza de que eso puede continuar. Crecimos más de 10% en el primer trimestre. La meta para el 2019 es de 12%.

¿Cómo garantizar ese crecimiento?

Estamos trabajando en otras regiones, no estamos concentrados solamente en Bogotá. Estamos explorando mercados como los de Cali, Medellín y la Costa, y vemos que están creciendo. Vamos a invertir para tener más gente en esas zonas.

¿Cuánto lleva la marca en Colombia?

La marca en Colombia lleva muchos años y siempre se ha concentrado en Bogotá, con una presencia muy importante en la división de autopartes, del 80%. Pero con la entrada de Bosch directamente, en el 2008, ampliamos nuestras divisiones. Eso significó la incursión de nuevos productos al mercado.

¿Hoy cómo está esa proporción?

Estamos un poco más equilibrados, hoy tenemos el 40% en autopartes, negocio que trabajamos con un distribuidor. Y el resto está en otras áreas.

¿Cuál es el valor que quiere que el cliente reconozca en Bosch?

La tecnología y la calidad. Bosch se ha caracterizado por ser innovadora, con casi 5.000 patentes por año, por lo que siempre va a tener productos de primera línea y más avanzados tecnológicamente frente a los de los competidores. Ese es un punto importante para que el país tenga acceso a nuevas tecnologías.

¿Qué factores permitirán aumentar los negocios en el país?

Teniendo en cuenta la promoción que ha tenido la política de la economía naranja, nuestra compañía puede estar en esa línea. Siempre queremos estar al frente con la tecnología y eso en un futuro valoriza al país.

¿Qué temas le preocupan del mercado?

El ingreso de importaciones masivas de China y las falsificaciones de marcas - especialmente de herramientas eléctricas en nuestro caso- son asuntos que nos preocupan. Esperamos que con el tiempo esto se pueda resolver.

¿Cómo compara la operación en Perú y Colombia, ambos a su cargo?

No se puede comparar al cien por cien porque el mercado peruano tiene los desarrollos en minería. Siempre y cuando los precios en esta actividad estén bien, Perú se mueve algunas veces más rápido que Colombia.

Pero en Colombia también hay minería

Sí, pero la de Perú, frente a la de Colombia, es mucho más avanzada y tiene más inversiones.

¿Pueden crecer los negocios en ese frente si se da paso al ‘fraking’?

Claro, Bosch tiene equipos que la hacen fuerte en la parte minera. Así lo hemos demostrado también en Chile y en Brasil. Estamos pendientes sobre cómo se desarrolla ese tema, pero sabemos que las decisiones no son tan rápidas. No es nuestro foco porque las inversiones no son tan fuertes.

¿Entonces cuál es el foco?

Estamos concentrados en la línea masiva, de herramientas eléctricas, y también en termotecnología para apoyar a industrias, ya que tenemos calderas de vapor. Y el tercer punto es aportar todo nuestro conocimiento a la aplicación del concepto de Industria 4.0.

¿Qué novedades hay en Industria 4.0?

Como Bosch tiene el ‘know how’ en ese campo de las fábricas del futuro, tenemos varias soluciones para aumentar la productividad en esas unidades productivas que tienen maquinaria que requiere ser renovada. En promedio, las industrias tienen equipos con 14 a 15 años, pero se pueden adaptar.

¿Actualizar y no remplazar?

No remplazar, porque esto tiene diferentes etapas. Una de ellas puede ser modernizar una máquina existente y adaptarla para recibir datos. Y la fase final de una fábrica futura sería remplazar los equipos. Pero en esto no estamos pensando porque realmente creo que hoy es posible hacer la modernización.

¿Los costos son más favorables?

Ese es exactamente el discurso que siempre damos. La gente piensa que Industria 4.0 significa remplazar, pero lo más importante es recibir información de la máquina para aumentar la productividad. Por ejemplo, el primer paso es instalar sensores en puntos estratégicos que se conectan y permiten el acceso a los datos.

¿Cómo ve al país en esos desarrollos?

Es muy importante la apertura de l Centro para la Cuarta Revolución Industrial en Medellín. Quizás muchos no lo han asimilado porque se consideran conceptos muy futuristas, pero para la gente que está en este negocio es un camino que se abre para la transformación del país y ahí queremos participar. Tenemos la fuerza innovadora para apoyar un mercado con potencial.

¿Qué significa Colombia para Bosch?

A nivel mundial es muy pequeño, pero a nivel latinoamericano, primero están Brasil y Argentina, y luego vemos que Colombia es muy importante. Por eso queremos invertir, crecer y poner más productos que hoy todavía no están. Pero esa es más una estrategia para el largo plazo.

Congom@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados