Optimizar los gastos, una tarea que no para

Expense Reduction Analysts promueve la revisión de este aspecto en las compañías.

José Salgado

José Salgado, consultor para Colombia de Expense Reduction Analysts (ERA).

POR:
Portafolio
abril 12 de 2019 - 06:04 p.m.
2019-04-12

Expense Reduction Analysts (ERA) es una consultora especializada en optimización de gastos operativos de compañías de todos los tamaños, tanto del sector público como del privado. Tiene presencia en más de 30 países y cuenta con más de 650 consultores, especialistas en unas 40 categorías de gastos entre los que están logística, empaque, limpieza, seguros y energía, entre otros.

Tiene presencia en más de 30 países y cuenta con más de 650 consultores, especialistas en unas 40 categorías de gasto.

(ERA pone en venta modelo de franquicia de asesorías). 


José Salgado, consultor de la compañía de Reino Unido en Colombia, explica la importancia de revisar estos aspectos en la estructura financiera de las organizaciones.

¿Cuánto tiene la compañía en el mundo?

Lleva 25 años prestando sus servicios de consultoría en reducción de gastos indirectos, no operacionales. Y tenemos presencia en más de 32 países en este momento. En Colombia llevamos dos años.

¿Por qué llegó al país?

Dentro del interés de crear una cultura de reducción de gastos se vio la necesidad de hacer presencia en Latinoamérica, aunque en México lleva 15 años. En la región hay potencial.

¿Concretamente qué componentes de la actividad de una empresa buscan mejorar?

Entramos a optimizar todos los gastos indirectos de las compañías que son transversales y tienen mucho que ver con su cadena de proveedores. Ayudamos a que obtengan los mejores precios del mercado, que tengan unos proveedores amigables con ellos y se conviertan realmente en un partner que aporte a facilitar y mejorar los procesos.

¿La empresa hace consultoría?

Hacemos una especie de auditoría en las categorías de gastos que el cliente escoja como motivo de análisis y luego presentamos opciones. Pero vamos mucho más allá porque aportamos para llevar a la realidad esas opciones de ahorro y le hacemos monitoreo por dos años o más tiempo, con el fin de que se cree una cultura asociada a la buena gestión del gasto y haya permeabilidad por parte de las personas que participan en esas áreas. La idea es que esa cultura genere más productividad a la empresa.

Una de las ventajas que nosotros tenemos es que trabajamos a riesgo. Es decir que si luego del análisis vemos que no hay oportunidad de ahorros porque la empresa trabaja muy bien y no amerita ninguna acción adicional, presentamos nuestro informe y hasta ahí llega nuestra gestión sin gastar ningún dinero. O sea, presentamos honorarios si se presentan opciones de ahorros y si las implementamos.

¿La tercerización es el camino para optimizar este tipo de costos?

Hay que ser claros en que las compañías se deben dedicar a lo que saben hacer y ese no es el caso de este tipo de gastos indirectos. Pero la idea es fijar parámetros para que eso se haga bien, conociendo los costos reales que debería pagar la empresa para tercerizar bien.

Hay que entender que el mejor precio no tiene que ver necesariamente con el mejor valor del mercado, sino que tiene relación con el servicio que se recibe también. Hacemos un aporte integral al cliente para que obtenga el mejor servicio, al mejor precio.

¿Los clientes en qué sectores están?

Trabajamos en áreas como comunicaciones, energía, finanzas, seguros, transporte, industria y hasta fundaciones. Porque todas las empresas necesitan esa optimización de los gastos.

¿Qué nivel de ahorro se puede lograr?

Nuestro estándar es dos dígitos y dependiendo la categoría puede estar de 10 a 30%. Este servicio va enfocado a las organizaciones que quieran revisar cómo están sus estados de cuentas. Una junta directiva que está pensando en ampliarse o modernizarse hacia la industria 4.0 debe sacar recursos de alguna parte y si planea apalancar proyectos, una parte puede ser financiada o manejada con capital de los socios, pero hay que pensar que hay un dinero escondido en esos gastos, una especie de nueva línea que pueden revisar para captar recursos.

¿Los empresarios colombianos han sido receptivos a este tema?

En Colombia, como en todo el mundo, la visión de los gerentes y de los gerentes financieros es un poco cautelosa porque creen que ya lo están haciendo y que no necesitan una asesoría, pero la realidad es que el día a día consume tanto a estas personas en sus análisis del negocio que no tienen tiempo para evaluar estos gastos operativos.

¿Cuál es nivel ideal de estos costos?

Cada empresa es un mundo aparte y la manera en que trabaja la organización hace que todo sea distinto. Las opciones son a la talla y la medida de las empresas. Los gastos indirectos pueden ser entre el 20 y el 30% del presupuesto.

¿Detrás del trabajo de ustedes qué hay?

Tenemos una metodología de cuatro pasos: el análisis de la situación por cada categoría de gasto y la producción de un análisis por cada una. Tenemos un especialista en cada tema, de cualquier parte del mundo y de perfiles importantes en los sectores. Luego sigue el estudio de opciones y presentación de alternativas. El siguiente paso es la implementación porque la mayoría de las consultorías se pierden porque no se ejecutan.

¿Qué expectativas tienen en el mercado colombiano?

Las mejores, nosotros pensamos que tenemos mucho por hacer por las compañías. Creemos que necesitan una ayuda y un servicio de los profesionales que tienen el mayor conocimiento en el mundo para mostrarles la manera de fortalecer en la cultura de gestionar bien el gasto, de negociar bien con el proveedor y de garantizar que quien provea el servicio sea un aliado. Podemos, incluso, trabajar en escala para trabajar con el proveedor en el mismo objetivo.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados