Philip Morris, fabricante de Marlboro, cierra sus plantas en Colombia

La compañía anunció un nuevo esquema de operación en el país.  

Cigarrillo

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
junio 05 de 2019 - 11:21 a.m.
2019-06-05

Philip Morris International anunció este miércoles el cese de la línea de fabricación de cigarrillos en Medellín y Barranquilla y, en consecuencia, la finalización de la compra de tabaco al culminar la cosecha prevista para finales de 2019.

Bajo el nuevo modelo, Coltabaco SAS consolidará su proceso de integración con las afiliadas Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, potencializando sinergias, afianzando su posición de liderazgo en el mercado de la región y fortaleciendo las actividades en beneficio de su cadena de valor y comunidades.

(Philip Morris da un nuevo paso en su campaña por un mundo sin humo). 

De acuerdo con Carlos Guzmán, vicepresidente de Coltabaco-Philip Morris International en Colombia, “Philip Morris International está comprometido con su continuidad en Colombia. Somos líderes del mercado y continuaremos con nuestra operación bajo un esquema diferente, por medio del cual buscamos generar eficiencias y hacer sostenible nuestro negocio en el largo plazo. Como compañía, tenemos la gran visión de crear un mundo libre de humo y estamos transformando nuestro negocio para alcanzar dicha meta mediante el desarrollo de nuevas alternativas. Sin embargo, como industria, debemos ajustarnos también a las nuevas realidades del mercado: El comercio ilícito de cigarrillos se disparó a raíz del aumento abrupto del impuesto al consumo en el año 2016 y alcanzó máximos históricos en el 2018 al ubicarse en un 25% del mercado. En este sentido, esta difícil realidad obliga a la compañía a revaluar su esquema de operación”.

Según la compañía, se aprecian los aportes hechos por cada los colaboradores a través de los años.

(Tabacaleras estudian formas para reemplazar el cigarrillo tradicional). 


“Nuestra prioridad será siempre el trato justo, con respeto y dignidad. Precisamente, como un reconocimiento a su esfuerzo incansable, se ha iniciado el proceso de comunicación con la organización sindical y los trabajadores cubiertos por la medida, con el objetivo de proponer acuerdos de retiro voluntario basados en una propuesta económica generosa y atractiva que se encuentra muy por encima de lo establecido en la normatividad legal vigente. Asimismo, en relación con los cultivadores de tabaco, la compañía dará cumplimiento a los contratos vigentes de compra anticipada de hoja de tabaco, cuya duración se extiende hasta finalizar el presente año, pero no celebrará nuevos contratos a partir del año 2020. En todo caso, se tiene prevista la entrega de un bono a cultivadores actuales con miras a facilitar su transición a otras actividades económicas, una vez culminada la presente cosecha”.

Este modelo organizacional no supone una afectación en la recaudación del impuesto al consumo de tabaco en cabeza de los departamentos, el cual, para el año 2018, ascendió a aproximadamente 627.795 millones de pesos.

Siga bajando para encontrar más contenido