Plaza Imperial da el paso a la estrategia de ventas virtuales

La gerente del centro comercial, Jazmín Lombana, da un parte positivo de la evolución del tráfico y las facturas.

Ingeniera Yazmín Lombana, gerente del centro comercial  Plaza Imperial

Ingeniera Yazmín Lombana, gerente del centro comercial Plaza Imperial, del noroccidente de Bogotá.

Cortesía

POR:
Portafolio
mayo 23 de 2019 - 10:25 p.m.
2019-05-23

En los primeros cuatro meses del año, el centro comercial Plaza Imperial, del noroccidente de Bogotá, registró 21.000 facturas, que frente a igual periodo del 2018, aumentaron 53%.

“Esperamos que la tendencia se mantenga hasta julio. Por lo general, agosto es difícil, y el segundo semestre nos preocupa un poco por las elecciones, ya que en esta coyuntura la reducción de ventas es cercana al 30%”, señaló la gerente, ingeniera Yazmín Lombana.

A su juicio, al revisar las variables de facturas y de tráfico, se nota que hay un positivo incremento en el gasto de los visitantes, explicó Lombana, tras afirmar que esta situación se presenta luego de un 2018 que se caracterizó por una limitación en el consumo. Inclusive, resaltó un mayor valor del tiquete promedio de compra frente al año anterior. En estos meses se ubicó en $158.000, con un aumento del 50%.

(Lea: Plaza Imperial, el centro comercial con mejores precios en Bogotá

De la evolución de las ventas en mayo, el centro comercial también mostró buen movimiento en los primeros días, según la gerente. En tráfico, se situó en 3,3 millones de personas al mes, con un crecimiento del 5%. Ahora, con la Copa América –que se realizará entre junio y julio– se espera una temporada que genera buenas expectativas para el movimiento de Plaza Imperial, ya que los comerciantes se apoyan en la estrategia de transmisión de los partidos para dinamizar sus negocios y lanzar promociones especiales.

Entre los proyectos de fortalecimiento del centro comercial, está el lanzamiento en unos cuatro meses, de que la aplicación móvil también de la posibilidad de hacer ventas virtuales. A juicio de Yazmín Lombana no se trata de desplazar las ventas físicas ni de hacer la misma oferta, sino de complementar los negocios. Puso de ejemplo a Falabella, ancla de Imperial, que tiene un plan de productos exclusivos y de precios diferenciados.

“Una ventaja que tienen los centros comerciales del país es que los desarrollos y la tendencia es a que nos visitan porque son un punto de encuentro y un club social”, dijo.

Sobre el plan de remodelación que está previsto en el centro comercial, explicó que está en revisión la mejor opción arquitectónica y la idea es iniciar obras en el 2020. Serán 5.000 metros cuadrados para 14 locales, que ya están prácticamente vendido. “Habrá unas anclas especiales que están en el mercado y una nueva oferta gastronómica, que se sumarán a la mezcla comercial”, según la gerente. La inversión es cercana a los $35.000 millones.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados