Sale caro ser una empresa acumuladora

La gerente de Superbid, Luz Helena Balcázar, explica cómo los activos improductivos pueden generar costos hasta del 35% de su valor original. 

Luz Helena Balcázar, gerente general de Superbid.

Luz Helena Balcázar, gerente general de Superbid.

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 16 de 2019 - 08:51 p.m.
2019-10-16

Una banquera hizo su tránsito a gerente de subastas y remates en una multinacional que opera en Colombia. Los retos, los desafíos y la operación del negocio se la contó a Portafolio.

(‘Supermercado’ de activos, el negocio que alista Superbid). 


Luz Helena Balcázar - gerente general de Superbid- es una ingeniera industrial que, luego de un periplo en Londres, regresó al país y tomó las riendas de esta firma.

¿Cómo llega una mujer a la industria de las subastas?

Yo vivía en Londres, estaba en la Cámara de Comercio Colombo Británica, volví al país, y surgió la oportunidad. Pase de los bancos a la Cámara y de allí, a las subastas.

Un negocio aún exótico...

Antes se tenía la referencia de que los remates eran exclusivos de juzgados y del martillo del sector público. Pero, al país nosotros trajimos un software que ayuda a entender y realizar el negocio.

Me imagino que no es un negocio fácil...

Al inicio fue duro. Yo siempre he sido comercial y estaba acostumbrada a competir con bancos, con empresas y reglas claras en donde el mejor se queda con el negocio. Aquí no, a mi novatada en esa línea de negocio se sumaba que las cosas no son transparentes, hay empresas que aparecen en las subastas o remates que ni siquiera tenían oficinas y se ganaban los negocios.

Recuerdo que al primer gran negocio que nos pre sentamos, empecé a averiguar ¿contra quién competíamos? y ¿cómo sería? Entonces presenté mi propuesta, quería quedarme con el grueso o todo de un mercado gigante de chatarra, mi respaldo era la casa matriz experta en el tema que se subastaba, pero nunca pudimos participar en eso, simplemente se lo ganó una compañía, que compró para una persona natural, y luego de unos años, volvió a salir a la venta de esa misma chatarra, ahí me di cuenta de que había negocios que no eran transparentes.

(Subastas, mecanismo poco conocido con grandes oportunidades de negocio). 


Pero igual decidimos competir y me metí con empresas del Estado con código de buen gobierno, y empezamos a ganar espacios en el mercado.

Por otra parte, mientras hacía esto, empecé a examinar el sector privado que no estaba en esta línea de negocios. La tarea ahí fue difícil, porque las empresas no saben cuántos activos improductivos tienen, ¿dónde están ubicados? y ¿cuál es su costo anual?

Entonces comencé a hacer contactos con todo el sector privado que conocía y empecé a hacer negocios. El primero que hice fue la venta de lavadoras industriales, con la ayuda de mis amigos que confiaron en mí. Ya con eso empecé a contratar el personal, luego hice como tres subastas más.

¿Cómo llegan a los remates de vehículos?

Hemos llegado a través de diferentes tipos de empresa como ensambladoras, industriales, renting, bancos y aseguradoras en las cuales los vehículos son parte de su core business. Al mercado asegurador le hemos mejorado sus costos financieros por medio de un mecanismo transparente frente al mercado. Esto implica que tienen costos financieros.

¿Qué problemas tiene? ¿Acaso la misma venta?

Internacionalmente vendemos los salvamentos de las más importantes aseguradoras y se ha demostrado que un mecanismo así de transparente y claro para el público disminuye los riesgos. Tengo la convicción de que nuestro mecanismo de venta ayuda a crear un mejor país. Hemos demostrado que se puede confiar en el mercado de activos mediante subastas.

¿Qué es Superbid?

Es una multinacional brasileña, líder en Colombia y Latinoamérica en el mercado de subastas. Somos pioneros en el desarrollo de subastas virtuales y hoy en día contamos con más de 400 empresas en Colombia que usan nuestro servicio. Superbid los asesora en cómo administrar y gestionar eficientemente los activos improductivos.

¿Hay nuevos retos?

Seguir trabajando en que las empresas sean conscientes de que tener activos improductivos significa un costo financiero alto (impuestos, seguros, mantenimiento, riesgo de robo, entre otros) que puede ser aproximadamente del 35% del valor del activo (total cost under change). Buscamos que las empresas sean conscientes de este costo, ya que muchas veces no lo calculan o no lo quieren ver, pero existe.

También se debe crear consciencia sobre la venta oportuna de estos activos, no solo para disminuir sus costos de tenencia, sino porque se convierten en una fuente importante del flujo de caja para la empresa. Se trata de darle el valor a las cosas, pero no el de los libros, sino el del mercado. Teniendo en cuenta que este valor no es el mismo de cuando se compró. Ahí es donde Superbid con su tecnología y mercadeo logra llegar al valor real del mercado.

¿Dónde ve la marca?

Llegando a todas las empresas del país. Tenemos un buen producto, respaldado por una empresa sólida de Brasil, un software patentado. Nuestros programas no tienen intervención humana.En la actualidad, estamos montando un Market Place, que le permitirá a las empresas montar sus propias subastas, para poder decirles vengan, les damos acceso a la plataforma y monten ustedes su propia operación desde nuestra plataforma. Ahora también tenemos un portafolio de productos que estamos desarrollando en la casa matriz y que seguramente llegarán pronto al país como, como por ejemplo, comprar cartera a los bancos.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados