Salud: ‘medidas del Gobierno no son suficientes’

Según Consultorsalud, hasta el momento, las estrategias para garantizar la sostenibilidad financiera del sistema en el país no han dado resultados. 

Carlos Muñoz

Carlos Muñoz, gerente de Consultorsalud, explicó cómo está la realidad del sector en el país.

Cortesía

POR:
Portafolio
agosto 26 de 2019 - 10:28 p.m.
2019-08-26

La cartera del sector salud en Colombia sigue aumentando: de acuerdo con el centro de datos de Consultorsalud el año pasado subió un 20% anual.

(Lea: Medimás no operará más en estos tres departamentos)

Las cuentas por pagar que aceptaron las EPS con corte al 31 de diciembre de 2017 ascendieron a 11, 6 billones de pesos, mientras que los prestadores de servicios de salud para la misma fecha reclamaban en sus estados financieros oficiales 20,1 billones en cuentas por cobrar. La diferencia entre unos y otros era de 8,5 billones de pesos.

(Lea: Párkinson, Colombia avanza en su tratamiento)

Al 2018, y también teniendo como referencia los catálogos financieros expedidos por la Superintendencia Nacional de salud, la condición de la deuda entre pagadores y prestadores se incrementó.

Las EPS ahora reconocen como obligaciones a su cargo la suma de 14,2 billones de pesos (hay aquí un crecimiento de las obligaciones de las EPS de un 21,9%) y las IPS reclaman como cuentas por cobrar 24,2 billones de pesos, con un incremento de un 20% frente al año anterior.

Ahora, la diferencia se ha ampliado en esta cifra tan controversial, hasta la casi impagable suma de 10 billones de pesos, creciendo la brecha un 13,66% en un año.
Carlos Felipe Muñoz, gerente de Consultorsalud, explicó cómo está la realidad del sector y lo que puede hacer el gobierno para cerrar la brecha.

¿Con estos resultados obtenidos, cómo está la salud en Colombia?

Esta es una muy mala noticia para todos los agentes sectoriales. El 20% de crecimiento de la cartera anual nos lleva a ver que hay una gran preocupación, pero es mayor en lo que reclaman los prestadores de servicios de salud, porque ahí la deuda está superando los 24 billones de pesos y además ahí no están sumados los hospitales públicos.

Nosotros consideramos que las medidas que ha instaurado el gobierno no son suficientes, son importantes, pero no alcanzan.

Por ejemplo, la metodología de regulación de precios que ha sido la bandera y con la que el Gobierno ha enfrentado la presión de las tecnologías no incluidas en el plan de beneficios, también vemos que requiere una actualización inmediata, porque las que están incluidas, ya fueron reemplazadas por nuevas tecnologías, que son más costosas y que no están en el campo de regulación del Gobierno.

Estamos ante una situación de cartera muy compleja y los más impactados son los prestadores y proveedores de bienes y servicios de salud.

¿Qué significa esta deuda en el servicio?

Para acercarnos mejor a una idea real del tamaño de la deuda, los 24,2 billones de pesos que reclaman como cuentas por cobrar los prestadores de servicios de salud servirían para afiliar 30,7 millones de colombianos durante un año al régimen subsidiado, asignándoles la Unidad de Pago por Capitación aprobada para el 2019 que es de 787.327.

Entonces, los prestadores públicos y privados han asegurado el 63,42% de la población colombiana durante un año gratis y son los prestadores públicos y privados son los principales apalancadores del sistema de salud.

Entonces, los prestadores al ver el crecimiento vertiginoso de la cartera que no se compadece del incremento que tiene la Unidad de Pago por Capitación (UPC)que está ligada al IPC, sienten que se genera una brecha gigantesca de sostenibilidad para el sector salud.

¿Cómo están afectadas las EPS?

En ese caso, se deriva de la presión tecnológica y de la corriente de innovación del sector y esto es deseable, el tener más medicamentos, más desarrollos, pero que son muy costosos y que se están incorporando al sistema de salud sin que se apliquen los filtros necesarios.

Las EPS se enfrentan a la presión y ala demanda de los servicios y a veces no muy bien encausada con herramientas como las contrataciones innovadoras que de alguna manera le ponen techo al costo sectorial y también con la implementación de la gestión del riesgo, que arrancan con la caracterización de los afiliados, eso es necesario y también se puede volver insuficiente en medio de la avalancha que se está viviendo.

¿Cuándo se vería el efecto de las medidas del gobierno?

El gobierno tiene un arsenal de medidas y no solo está el Acuerdo de punto final, que es una solución puntual que solo aplica para las obligaciones pendientes de las tecnologías que están por fuera del Plan de Beneficios en Salud.

De tal manera que si al país le fuese muy bien, este techo de pago de deudas estaría solo en 7 billones de pesos, pero como vemos es mucho mayor y ya está en 24 billones a IPS privadas más lo que sea de los hospitales públicos, lo que nos tiene en una situación complicada desde el punto de vista de cartera.

Ahora bien, no todo esto está en mora, a corte anual, la mora está en el 60%, de acuerdo con la Asociación de Clínicas y Hospitales, que sigue siendo lamentable y más con el plazo generoso del gobierno de hacer el pago a 10 años.

Si bien el acuerdo de punto final es un ejercicio importante, quedan por fuera 17 billones de pesos más la deuda de los hospitales públicos que hay que atender al futuro.

Estas medidas generan una doble expectativa, primero, frenan la deuda nueva, que es de lo que se encargan la inmensa mayoría de las 33 medidas que ha implementado el Gobierno, pero esto debe hacerse con recursos propios de las EPS, que son muy difíciles de obtener de la UPC, porque la siniestralidad del país no libera recursos que amorticen esas carteras y los que se obtienen son exógenos, pues son capitales de ventas de participaciones accionarias para pagar sus obligaciones hasta el año 2024.

¿Se debe apuntar entonces a una mayor reforma del sistema?

Estamos en medio de una, lo que pasa es que la mayoría de los colombianos y los agentes sectoriales no la perciben.

Nosotros no creemos que se deba hacer por medio de una Ley que transforme todo, sino que como lo estamos haciendo, que es por medio de ajustes continuados y progresistas en diversos campos y con aplicación en el futuro inmediato.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados