Sector lechero requiere mejorar su productividad

Laura Polanco, directora de Desarrollo Empresarial de Asoleche, habla sobre los temas que se tratarán en el 9° Congreso Internacional de la Industria.

Laura Polanco, directora de Desarrollo Empresarial de Asoleche.

Laura Polanco, directora de Desarrollo Empresarial de Asoleche.

POR:
Portafolio
mayo 17 de 2019 - 06:24 p.m.
2019-05-17

El sector lechero colombiano se reunirá para discutir los temas críticos para esta industria, durante el 9° Congreso Internacional de la Industria Láctea que se celebrará en Ágora Bogotá el 30 y 31 de mayo.

Los participantes analizarán la situación de la cadena lechera colombiana, y las posibles soluciones, las cuales parten deben incluir un incremento de la productividad por parte de los ganaderos, reglas claras en materia de comercialización de la leche cruda, y la diversificación de la oferta de derivados lácteos por parte de la industria.

(Fijan hoja de ruta para fortalecer al sector lechero). 


“Cuando hay excedentes el sistema adoptó un piso que no deja funcionar libremente las fuerzas del mercado, impidiendo que la industria lechera formal pueda adquirir esta leche a precios diferenciales que permitan su almacenamiento”, aseguró a Portafolio Laura Polanco, directora de Desarrollo Empresarial de Asoleche, quien habló sobre los principales retos y las oportunidades de este sector.

La ejecutiva sostiene que a este Congreso fueron invitados los ganaderos para que en conjunto “se le de una mirada a los retos y oportunidades que tenemos para hacer de este sector un jugador muy importante a nivel mundial”.

¿Cómo está Colombia en consumo de lácteos?

El consumo per cápita en los últimos años se ha mantenido relativamente estable: alrededor de 140 litros al año, significativamente por debajo de las recomendaciones de organismos como la OMS y la FAO, que lo estiman alrededor de 170 litros. A su vez, éste se encuentra muy por debajo de países desarrollados, en donde supera los 200 litros anuales.

¿Qué se está haciendo para fomentar la demanda?

Desde el sector primario se está trabajando en el mejoramiento de los indicadores de productividad, con el propósito de lograr mayor competitividad y garantizar la sostenibilidad de la producción.

La industria viene ofreciéndoles a los consumidores una gran oferta y variedad de productos para satisfacer los gustos y necesidades.

Asoleche, en cooperación con el Ministerio de Agricultura, desarrolló una campaña de promoción al consumo donde principalmente se destacan los valores nutricionales de la leche y sus derivados. Estamos a la espera de la asignación por parte del Ministerio de los recursos para reiniciar esta campaña, con miras a que en el año 2022 hayamos superado los 170 litros per cápita año.

Uno de los puntos críticos que ha señalado Asoleche es el de las importaciones desde Estados Unidos y la Unión Europea. ¿Cuál es el panorama actual de la industria lechera en el país?

Colombia ha firmado Tratados de Libre Comercio varios países y regiones, entre ellos Estados Unidos y la Unión Europea.

Los contingentes de importaciones negociados crecen año a año al punto que, en muy corto tiempo, Colombia estará expuesto al ingreso de cantidades ilimitadas de productos lácteos a precios internacionales, obligando a que la cadena láctea nacional debe ser igualmente competitiva en ese momento, o de lo contrario tendrá dificultades.

(Sector lácteo está cada vez más vulnerable a los TLC). 


Para esto, el sector requiere mejorar todos sus indicadores de productividad y competitividad, y deberá tener un sistema de pago de leche al productor que converja con los precios internacionales, de lo contrario la cadena se verá seriamente afectada.

En términos de precios, ¿cómo ven el comportamiento de la leche cruda en el país?

Colombia tiene un sistema de precios regulados que hace que todos los años, a partir de marzo, los precios de la leche se incrementen, independientemente de las condiciones del mercado.

Esto funciona cuando el mercado es deficitario como el actual, pues el sistema no tiene un techo y facilita que los precios suban hasta donde el mercado lo permita.

Sin embargo, cuando hay excedentes el sistema adoptó un piso que no deja funcionar libremente las fuerzas del mercado, impidiendo que la industria lechera formal pueda adquirir esta leche a precios diferenciales que permitan su almacenamiento para ser utilizada en momentos deficitarios, o por qué no, para ser exportadas.

Durante el pasado paro en el occidente del país, Asoleche señaló que muchos productores se vieron afectados por los taponamientos viales. ¿Qué balance dejó esa protesta para la cadena láctea colombiana?

El sector lácteo, dado lo perecedero de sus productos, es uno de los más afectados por los taponamientos viales: un bloqueo de más de 24 horas significa el deterioro de la calidad de los productos generándose grandes pérdidas en toda la cadena.

Específicamente en el paro pasado se generaron pérdidas de casi 5,7 millones de litros y más de 6.700 millones de pesos, según cálculos de las empresas afiliadas a Asoleche.

Tradicionalmente, el Congreso de los industriales de la leche se realizaba en un día. ¿Por qué este año decidieron ampliarlo?

Estamos en un momento en el cual la cadena láctea y la institucionalidad que la acompaña (Ministerios de Agricultura, Industria y Salud) debemos definir la hoja de ruta para convertir este sector en un gran aliado del país para disminuir la pobreza, la violencia, cerrar las brechas entre lo urbano y lo rural.

Existen grandes oportunidades para lograrlo, pero igualmente hay enormes riesgos, en caso que no tomemos cuanto antes las decisiones correctas. Debemos trabajar para garantizar la sostenibilidad de la industria.

Es por esto que, quisimos invitar a este Congreso a los ganaderos para que en conjunto le demos una mirada a los retos y oportunidades que tenemos para hacer de este sector un jugador muy importante a nivel mundial.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados