La ocupación de oficinas aumentó 92% en Bogotá

Se trata de oferta de altos estándares. Además, el área aprobada para obras de este uso creció 3,2% en el primer trimestre del año, según el Dane.

Oficinas

El sector inmobiliario se ha especializado en Colombia, y, con este, el negocio de oficinas es un gran referente.

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 10 de 2019 - 10:15 p.m.
2019-06-10

El mercado de oficinas en Colombia empezó a mostrar los primeros resultados del ajuste previsto por los analistas a finales del año pasado.

De hecho, tras varios indicadores a la baja, el dato más reciente del Dane del área aprobada para este segmento registró un incremento de 3,2% en el primer trimestre del año; algo para destacar, si se tiene en cuenta que en el mismo lapso del 2018 y el 2017, las variaciones habían sido de -32,7% y -51,6%, respectivamente.

Como complemento a estas cifras, información de la multinacional de servicios inmobiliarios, Cushman & Wakefield (C&W), reveló, para el caso específico de Bogotá, que la ocupación de estos espacios en la categoría Clase A, o de altos estándares, se incrementó 92% en el mismo periodo.

(Lea: El trabajo colaborativo acelera el crecimiento empresarial

Un dato significativo, si se tiene en cuenta, según el Dane, que la capital fue la que participó con más metraje para el sector corporativo en el país en el lapso analizado: 47.182 metros cuadrados, de un total de 71.575 aprobados vía licencias de construcción.

El reporte de C&W sobre la ocupación –el más alto desde el 2016– está en línea con el resultado de la entidad estadística y se complementa, incluso, con el de vacancia (espacios vacíos) que fue de -7,8%.

Sobre esta tendencia, Portafolio habló con Herman Faigenbaum, director de C&W para el Cono Sur, quien explicó que esta disminución se debe a que “hay más empresas demandando espacios para alojar a sus empleados”. A esto le agregó que el mercado aún se está ajustando y que las transacciones son a largo plazo, lo que quiere decir que hay más campo de acción para asumir esas correcciones que atraviesa la industria, y, por lo tanto, no hay mayores riesgos.

En video: ¿Cómo serán las oficinas del futuro? 

El directivo fue más allá y resaltó cómo está aumentando el desarrollo de construcciones de oficinas, y, además, cómo ha crecido la cantidad de inversionistas que están apostándoles al negocio y a sus diferentes opciones.

En este punto, Faigenbaum destacó el papel determinante que están cumpliendo los fondos inmobiliarios. De manera general –anotó el directivo– los fondos de oferta pública se han convertido en instrumentos claves para canalizar inversiones y entrar en esta dinámica, lo que, obviamente, significa que la industria está en el camino correcto, no solo para atender la demanda de inmuebles corporativos en Bogotá, sino en otras regiones.

(Lea: El peso del trabajo colaborativo para la economía de grandes ciudades

MÁS COBERTURA

De hecho, al consultarle por las expectativas del negocio de oficinas en ciudades diferentes a Bogotá, el representante de C&W resaltó que Colombia –contrario a otros países que son de capitales muy grandes y poca dinámica alrededor–, se caracteriza porque puede impulsar un mercado interesante entre esas urbes y sus zonas aledañas.

Sobre las posibilidades, que trascienden la oferta corporativa, anotó el auge de proyectos de logística en Barranquilla, industriales en Cali y Medellín, o el de un clúster para el sector de la salud en Bucaramanga, para citar solo algunos.

Al respecto agregó: “Claro, hay que conformar y fortalecer el mercado, y aunque creo que el desarrollo de edificios aún es incipiente, el potencial es grande”, destacó.

Sobre estas y otras oportunidades, Portafolio también consultó a Jairo Corrales, Presidente de Pei Asset Management, que administra el Patrimonio Autónomo Estrategias Inmobiliarias (PEI), que, a propósito, ayer anunció que esta semana saldrá el aviso de oferta de una nueva emisión de títulos participativos por $816.000 millones.

Según el directivo, “se titularizarán 37 activos (entre bodegas, comerciales y corporativos) y el uso de los recursos se destinarán a cancelar la deuda existente con la que se adquirieron”.

Esta es, precisamente, la demostración de la diversificación de una industria que se ha especializado de la mano de este tipo de administradores y que, en consecuencia, tienen al mercado de oficinas como referente del desarrollo inmobiliario. Al respecto, Corrales destacó que lo previsto hace un año se está confirmando con las cifras del Dane.

AJUSTES DEL MERCADO

Según el directivo, en el 2018 llegamos a un punto de inflexión y ahora estamos viendo, en el caso de Bogotá, una corrección en ocupación y precios con las entidades oficiales como protagonistas.

“Estas, a la espera de la ejecución de proyectos públicos como el de renovación urbana del Centro Administrativo Nacional (CAN), en el occidente de la ciudad, se volcaron a ocupar los desarrollos corporativos impulsados por los privados, porque necesitan lugares para sus oficinas; por eso, la ocupación de ha aumentado”, explicó.

En este entorno, aunque Corrales aclaró que, por lo menos por ahora, no se trata de un boom, “es evidente que los precios de las oficinas dejaron de caer y se están estabilizando. Seguramente, en el 2020 y en los siguientes años debería presentarse un ajuste al alza; de esta manera, el metraje aprobado iniciaría obra.

Sobre el desempeño en regiones distintas a Bogotá, Corrales reconoció que en la ciudad está concentrado el 55% de los activos en diferentes usos y, junto con Medellín y Cali, manejan la mayoría de los negocios.

Esto sucede, básicamente, porque las compañías prefieren manejar sus operaciones en las capitales, y en el caso de las oficinas, la oferta Triple A, o de altos estándares que demandan las grandes corporaciones y las multinacionales, está allí.

‘COLOMBIA: CON ECONOMÍA VIBRANTE Y BUENA UBICACIÓN'

El director de Cushman & Wakefield para el Cono Sur, Herman Faigenbaum, explicó que en Suramérica, Brasil y Argentina han atraído bastante inversión al mercado corporativo o de oficinas. En esá línea también están Chile, Perú y Colombia, que por sus coincidencias culturales y de estructura económica, han registrado crecimientos sostenidos y estabilidad económica.

En este entorno –agregó el directivo– “Chile es el país que más ha desarrollado un mercado de capitales e inversión. Por su parte, en Perú el volumen es menor, mientras que es evidente que Colombia maneja una economía vibrante (por ejemplo, con baja tasa de inflación) y una localización estratégica. Claro, todavía tiene que dar más pasos en lo relacionado con el mercado de capitales, pero el potencial es enorme”, dijo.

En Twitter: @GabrielFlorezG

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados