Lili Pink le suma una línea de belleza a su oferta de corsetería

La compañía cierra el año con 300 tiendas y para el 2019 programa abrir otras 100. En el exterior está en 5 países y busca llegar a 3 más.

Lili Pink

Bajo un concepto multiestrato, el cual cubre a mujeres de todas las edades, compite con marcas como Leonisa.

Cortesía

POR:
Portafolio
diciembre 09 de 2018 - 07:45 p.m.
2018-12-09

La compañía Lili Pink, que nació en el 2006, cree que consolida su objetivo de ser la ‘H&M’ de la ropa interior femenina.

Ahora, para fortalecerse y ser más atractiva para las clientas ‘multiestrato’ que visitan sus tiendas, incursiona en la línea de maquillaje, salud y belleza con su marca propia.
La tiene en sus tiendas hace una semana y busca satisfacer a las mujeres en varios tipos de productos.

El portafolio está compuesto por maquillaje para rostro con bases, rubores e iluminadores; maquillaje para ojos con máscaras, delineadores y sombras, y maquillaje para labios con brillos, crayones y labiales. Adicionalmente, la oferta se complementa con una amplia gama de esmaltes con tonos innovadores.

(Lea: Alianza de Maaji y Rapsodia

Los perfumes, los splash y las cremas también hacen parte de las novedades de la cadena.

En total, son 27 referencias, cada una hecha para la mujer con los detalles que a ellas les gusta, explica Jonathan Szajowicz, director de mercadeo y publicidad de Lili Pink, en diálogo con Portafolio.

“Esta línea es una de las apuestas más grandes que tenemos y esperamos que para el año entrante representen el 10% de la facturación”, indica el ejecutivo.

La estrategia de entrar a esta categoría responde al deseo de la cadena de beneficiarse del crecimiento y el peso que han ganado estos productos en la preferencia de compra de las consumidoras.

Igualmente, obedece al reconocimiento que ha logrado la marca desde su inicio, ya que el consumidor la destaca como especialista en moda, innovación, tendencia, calidad y precio accesible.

(Lea: Vestidos de baño Palmacea ‘nadan’ en varios países

La nueva línea es fabricada por marcas reconocidas del sector, pero lleva el sello Lili Pink. La empresa también trabaja para que este portafolio se ponga a tono con las normas sanitarias de los otros países, en donde está para extender la comercialización.

EN CRECIMIENTO

La compañía que agrega a su oferta la línea de salud y belleza, completa de esta manera unas 1.700 referencias de productos. La cadena especializada termina el año con 300 tiendas en el país, 75 más que en el 2017.

Una buena parte de la expansión nacional de la marca ha sido a través de las franquicias, con 85 establecimientos bajo esta figura. Eso le ha permitido llegar a varias regiones del país. Incluso, opera un local en Quibdó, Chocó, dice Jonathan Szajowicz.

El próximo año se propone inaugurar mínimo un centenar de locales en el territorio nacional, con una combinación de inversión propia y franquiciados. El valor de una franquicia puede ser del orden de $45 millones.

En el exterior, la marca cuenta con 23 tiendas, ubicadas en Panamá, Costa Rica, Guatemala, Perú y El Salvador, gracias a una expansión que inició el año pasado.

De aquí al 2020 se propone llegar a México, Argentina y Uruguay, países en donde se han identificado oportunidades para que el negocio crezca, sostiene el director de mercadeo y publicidad de Lili Pink .

Además de las tiendas, que aportan el 70% de las ventas, la marca tiene en desarrollo otros canales de comercialización. Uno de ellos es el de emprendedoras de bajos recursos, quienes tienen la posibilidad de hacer una compra al por mayor de productos, con un 25% de rentabilidad. Aquí la empresa tiene disponibles catálogos digitales.
La marca también tiene presencia de marca en las principales cadenas de comercio del país como Jumbo, Flamingo, Olímpica, Éxito y Falabella, entre otras.

Según el empresario, “esa estrategia nos ha permitido permear con Lili Pink todo el país”.

LA FILOSOFÍA

Al año, la cadena evacua más de 15 millones de unidades a nivel local y estima que, en el mes, el promedio de visitas de una cliente es de cada 16,25 días.

Detrás de ese resultado hay toda una filosofía que soporta su avance en el mercado y que le ha dado la posibilidad de competir de ‘tú a tú’ con firmas tradicionales en el mundo de la ropa interior femenina, como Leonisa y Punto Blanco, pese a su poco tiempo en el negocio.

“Nosotros nos dedicamos a ser una marca multiestrato y eso es muy importante, porque en Latinoamérica hay diversidad y nosotros queremos atender a toda la familia, desde las niñas de dos años”, dice Jonathan Szajowicz.

Tiene ropa interior, vestidos de baño, ropa sport, y ropa relax (exterior). “El mensaje de la marca es que queremos ser ‘el H&M’ de la ropa interior, que ofrezca moda y una experiencia de compra en una tienda bonita”, añade.

La empresa cuenta con 2.300 trabajadores y parte de la producción la hace en Bogotá, aunque también opera una empresa propia en China, que desarrolla directamente sus diseños.

Las ideas, las categorías y la imagen se crean en Colombia, teniendo en cuenta los referentes nacionales e internacionales en materia de tendencias.

Originalmente, la empresa creó las tiendas Intima Secret, bajo el criterio de concentrar la atención en las mujeres mayores de 35 años que preferían los productos clásicos.

Posteriormente, nació Lili Pink, pero la evolución del concepto llevó a la fusión de los dos conceptos, para definir que el segundo conquistara a las consumidoras, especialmente a aquellas que se motivan a comprar por impulso.

congom@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados