‘No vamos a formar jóvenes para que no consigan trabajo’

Adolfo Meisel, rector de la Universidad del Norte, en Barranquilla, cuenta los retos que tienen para este año y los proyectos en que están trabajando.

Adolfo Meisel

Adolfo Meisel, rector de la Universidad del Norte, en Barranquilla.

Archivo particular

POR:
Portafolio
julio 11 de 2019 - 10:33 p.m.
2019-07-11

Adolfo Meisel completó –hace unos días– un año como rector de la Universidad del Norte, ubicada en Barranquilla, y no se cambia por nadie.

Luego de asistir cumplidamente al Banco de la República durante cinco años y tres meses, donde fungió como codirector, cambió de rol y se volvió la cabeza máxima de la mejor universidad de la Costa Caribe.

(Adolfo Meisel, codirector del Emisor, será rector de la Universidad del Norte). 

Al claustro llega todos los días a las 7 a.m. y se va en la noche porque recibe a cientos de personas en su oficina –que tiene las puertas literalmente abiertas desde que llegó–, pero también porque recorre los pasillos, salones y caminos, escuchando a estudiantes, profesores y trabajadores.

En entrevista con Portafolio, Meisel revela los proyectos que se vienen para la Uninorte y confiesa que le gustaría tener más tiempo, ya que pasó de pensar en una sola variable, la inflación, para tener en mente muchas cosas.

¿Qué tal ha sido este año?

He recibido una universidad muy sólida en lo financiero y académico, y el reto es seguir mejorando. Lo que hemos hecho es diseñar varias estrategias para un plan que estamos construyendo en conjunto con decanos, directores de programas, vicerrectores, etc.

La prioridad que tenemos es la excelencia y vamos cumpliendo, porque, por ejemplo, en las pruebas Saber Pro estamos en los 10 primeros lugares, y claramente tenemos el primer lugar en la Costa, pero queremos estar en los primeros lugares a nivel nacional.

Otro elemento clave es que queremos tener un campus muy atractivo, con amplias zonas verdes y espacios, y estamos tratando de mejorarlo con inversiones, para hacerlo mucho más cómodo para los estudiantes, como con bancas para que descansen.

Además, estamos construyendo una casa de estudio, que es un edificio para actividades individuales y colectivas, al que nombramos Alfredo Correa de Andreis, como homenaje a nuestro querido profesor.

Trabajamos, también, para ser cada día más inclusivos en todas las dimensiones: de discapacidad, étnicas, religiosas, de orientación sexual, de origen de cualquier tipo, etc. Queremos tener a todos los grupos sociales.

¿Qué visión tiene de que los estudiantes de provincia no estudian en sus regiones?

Hay muchas cosas que hacemos para enfrentarlo. Tenemos movilidad nacional e internacional para los estudiantes, para lo cual contamos con convenios con muchas universidades del mundo. Y como uno no puede ser bueno en todo, a lo que le apuntamos es a tener unas áreas de excelencia en cada carrera, y en esas sí queremos ser los mejores de Colombia.

¿Cuáles son?

Depende de la carrera, pero por ejemplo en medicina ya está fijado: queremos ser los mejores en síndrome metabólico, y nos parece importante, porque ya hay allí un terreno abonado, sumado a que este es un síntoma que va creciendo, es decir, tiene detrás un fenómeno de demanda. Digo esto, porque también queremos que en las áreas que escojamos, los estudiantes tengan demanda. No vamos a formar jóvenes que no se puedan ubicar en el mercado laboral.

Hablando de eso, ¿cómo enfrentar el tema del desempleo desde la academia?

Hay varios frentes de trabajo. Uno es la calidad: si uno realmente tiene profesionales de excelencia, los puede ubicar, y en el mercado regional analizamos tanto el tiempo que ellos tardan en colocarse como la remuneración promedio que reciben, en lo cual estamos en el primer lugar.

Tenemos constantemente un contacto con las grandes empresas que contratan y estamos muy atentos a lo que ellos están buscando. Curiosamente, lo que buscan no son conocimientos muy específicos, sino en competencias como trabajo en equipo, liderazgo, capacidad de análisis crítico, de comunicación escrita y oral, y algo que ellos definen como ser buenas personas.

Obviamente tienen que tener un dominio de los conocimientos básicos, pero hay algo más que deben tener los profesionales, y en eso estamos trabajando.

¿Eso se ve reflejado en la formación que dan los docentes en la Uninorte?

Sí, pero hay algunas cosas, como el liderazgo, que no son realmente de clases. Eso no se enseña con un tablero y marcador o un Power Point, sino participando, y por eso apoyamos a nuestras organizaciones estudiantiles, a sus eventos les damos recursos y estimulamos los deportes.

Queremos movernos a que el deporte sea obligatorio en los pénsum, porque en estas actividades colectivos e individuales, algunos pueden formarse en aspectos como disciplina, trabajo en equipo, creatividad, fortalezas psicológicas y responder ante adversidades.

¿Cuáles son sus carreras bandera?

Ingeniería tiene 3.500 estudiantes y es de las fundacionales; además, medicina es muy importante, porque, de hecho, tenemos un hospital universitario en Soledad, y hay otras también muy fuertes como matemáticas.

En general, tenemos 26 carreras, pero hemos decidido no aumentar el número en los próximos dos años, porque queremos dedicarnos al mejoramiento de la calidad. Esa es nuestra prioridad.

¿Cómo va la economía de la costa y el país?

Sobre la economía de la costa Caribe dijo que va bien, que su crecimiento estará por encima del promedio del país y eso es entendible, pero la devaluación ha sido importante, porque la región depende mucho de los bienes transables.

En esto le va bien al turismo, portuario y algunas industrias. En general, la economía de la Costa no hace sino llenarnos de orgullo todos los días.

Y en cuanto a la nacional, pienso que hay oportunidad magnífica de invertir en áreas que redundan en el crecimiento a mediano y largo plazo. Muchas personas hablan de la infraestructura como motor, pero yo agregaría que la educación también debe ser prioridad en este frente.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados