Migrante venezolano aconseja a sus compatriotas quedarse en Colombia

Asegura que en Ecuador sufren humillaciones. En la guardia venezolana lo obligaban a disparar a los opositores.

Diomel López

Diomel López hizo la travesía de viajar al sur hasta Ecuador desde la ciudad de Cúcuta y tuvo que regresar a la frontera con Venezuela.

Foto: Pedro Vargas Núñez

POR:
Portafolio
junio 13 de 2019 - 04:25 p.m.
2019-06-13

Después de un par de años de vivir en la zona de frontera de Cúcuta, Diomel López, como muchos venezolanos, viajó hasta Ecuador con la intención de pasar a Perú a ganar más dinero, mejorar sus condiciones de vida y enviar lo que sobraba a su familia en Venezuela.

Lea: (Los venezolanos del común sufren las sanciones de Estados Unidos)

Pero las cosas salieron todo lo contrario a cómo las había esperado y, según sus propias palabras, se llevó una experiencia que no hubiera querido tener.

Relata que llegó a Guayaquil (Ecuador) “fue desagradable: la gente lo trata muy mal a uno”. Cuenta que no consiguió trabajo por lo que le tocó vender caramelos en las calles y apenas duró un par de semanas, en donde pagaba un hotel por 25 dólares la noche. “No fue muy agradable porque la gente ni siquiera la gente le compra a uno lo que vende sino que le tiran las monedas al piso y uno se siente mal como ser humano. Además sentí discriminación por ser venezolano”, afirma.

Lea: (Caracas: el paraíso en medio del infierno venezolano)

Entonces decidió viajar a Quito, siempre en colas (transporte gratis) pero la situación no mejoró, por lo que decidió seguir hasta Ibarra, de allí a la frontera con Colombia y después en otra mula desde la frontera hasta Bogotá, para volver a Villa del Rosario (fronterizo con Venezuela). 

Por esto, y ayudando como voluntario en la Casa de paso Divina Providencia en La Parada, en donde se reparten diariamente unas 7.000 raciones de comida a los venezolanos, les aconseja a sus compatriotas que permanezcan en Colombia y principalmente en la zona de frontera.

“Que no hagan lo que yo hice, que me fui con lo poco que tenía y gasté mas de lo que podía. Les pido que no se desesperen, que en Colombia no se gana mucho, pero da para vivir diariamente. En Ecuador pagan 10 dólares por un día de trabajo, que son 30.000 pesos, y eso se puede uno ganar aquí en Colombia sin sufrir humillaciones”, asegura Diomel.

Es enfático al recomendar a sus compatriotas que mantengan la calma y no tomen decisiones que a la larga los van a perjudicar. “Yo sé que en Venezuela se pasa hambre y muchas necesidades, pero que no pongan en riesgo la vida de sus niños y la propia vida. No vale la pena. Les digo que traten de quedarse al lado de la frontera, no es que se consiga para hacerse millonario pero si para el sustento de cada día”, asevera.
“Lo que es a Ecuador no regreso más”, enfatiza.

Diomel pertenecía a la Guardia Nacional venezolana, pero hace unos tres años desertó y cruzó la frontera a Colombia. Cuenta que había mal trato, mala paga pero sobretodo los mandaban a hacer cosas con las que no estaba de acuerdo como matar a los manifestantes que protestaban contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Nos mandaban a amedrentar a los manifestantes en las calles, prácticamente a matarlos porque todo el que esté contra el gobierno es un blanco y una víctima de muerte. Es un enemigo de ellos. Nos decían plomo y más nada. Recuerdo que una vez había una manifestación enfrente de un centro comercial y nos mandaron a cuidar a los colectivos que atacaban a los manifestantes”, asegura.

Siga bajando para encontrar más contenido

Noticias Recomendadas

Recomendados