Francisco Barnier González
Columnista

Petróleo: pasando aceite

El mayor país exportador de crudo cuenta con más de US$500.000 millones en activos externos netos.

Francisco Barnier González
POR:
Francisco Barnier González
abril 21 de 2020
2020-04-21 10:59 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbc5932c2c.png

En la última reunión de la OPEP Arabia Saudita decidió romper su alianza estratégica con Rusia para adoptar una nueva política de largo plazo, maximizar sus niveles de producción, aumentar su participación de mercado y retomar el liderazgo mundial.

Lo anterior produjo que los precios colapsaran con su mayor caída desde 1991. Adicionalmente las excepcionales circunstancias de la pandemia actual redujeron de manera incierta en un tercio la demanda global de petróleo.

Mientras esto sucedía, el mayor accionista de Ecopetrol se hizo de la vista gorda al distribuir dividendos por $7,5 billones para resolver su problema fiscal, reduciendo en US$1.200 millones el presupuesto de inversión de la estatal.

Tampoco entendieron que Arabia Saudita busca la creación de otro orden petrolero luego había que tomar las medidas necesarias para no perder capacidad de inversión y sostener sus imprescindibles niveles de producción.

La razón principal por la cual el Estado saudí decide esta política se debe a la importancia estratégica de su capacidad de producción para manejar los mercados mundiales puesto que detenía cerca del 70% de capacidad adicional de producción global antes de la crisis.

Saudi Aramco tenía estimado producir 12 millones de barriles/día y exportar entre 9,5-10 millones manteniendo su capacidad adicional día en 1,5-2 millones de barriles, pretensiones que se aplazan durante esta crisis sanitaria.

Además el Ministerio de Energía planeaba aumentar su producción a 13 millones de barriles/día en los próximos dos años, afectando el precio a largo plazo e impactando a productores convencionales y de petróleo de esquisto en el mundo donde muchos tendrían costos insostenibles y muchas irían a la insolvencia.

Los precios más bajos del petróleo son manejables para la próxima década para el productor mundial más eficiente con costos por debajo de US$9/barril según el prospecto reciente de la Oferta Pública Inicial (IPO) de la firma saudí.

Según la Agencia Internacional de Energía (IEA) el costo promedio de producción estadounidense de petróleo convencional se sitúa en US$21/barril y de esquisto cercano a US$23/barril mientras que los costos rusos son de US$19/barril.

Además el mayor país exportador de crudo cuenta con más de US$500.000 millones en activos externos netos, disponiendo de finanzas públicas sólidas ante la disminución de sus ingresos petroleros.

El Ministerio de Finanzas de Arabia Saudita ha hecho proyecciones en donde mantiene precios del petróleo por debajo de US$30/barril en los próximos cinco años, con caídas hasta US$15/barril y Saudí Aramco afirma estar cómoda de cumplir las expectativas de los accionistas a estos precios.

Debido a la drástica caída de la demanda mundial, miembros de la OPEP y G20 acordaron reducir la producción mundial en 10 millones de barriles/día durante dos meses. Nadie puede predecir el futuro pero la situación incierta actual es un durísimo golpe para las finanzas de la Nación y amerita acordar el aplazamiento del pago de su dividendo previsto para el segundo semestre y no dejar a Ecopetrol pasando aceite.

Francisco Barnier González
Asesor Banca de Inversión & Consultoría Empresarial

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes