close
close
Julián Domínguez Rivera

Principios para construir futuro

Colombia debe superar debates ideológicos sobre la iniciativa empresarial, de cuya sostenibilidad depende el futuro de todos.

Julián Domínguez Rivera
POR:
Julián Domínguez Rivera
noviembre 15 de 2021
2021-11-15 10:15 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb39773bede.png

Los buenos resultados que registra la economía colombiana tienen como telón de fondo las buenas decisiones de política pública que se han adoptado y que se verán sometidas a una prueba de fuego con la transición el próximo año hacia un nuevo Gobierno y Congreso. Están en riesgo valores que hemos protegido durante décadas como la estabilidad en las decisiones económicas, la protección de la iniciativa privada y la defensa de la democracia.

Es de destacar que, gracias al ejemplo de nuestros empresarios durante la pandemia, existe hoy un sentimiento generalizado de solidaridad con las empresas que, según Invamer, siguen registrando la más alta favorabilidad entre las instituciones del país.
Nuestra Constitución bellamente enmarca la libre empresa en el bien común.

Tenemos la convicción de que la diferencia la hacen los hombres y mujeres que crean empresa, en un 97% micros y pequeñas. Así lo hemos defendido frente a los que buscan destruirla bajo la fracasada doctrina que entrega la actividad productiva al Estado y a intereses que solo promueven la desunión y el egoísmo.

Pero hay algo que los colombianos, sobre todo los jóvenes, pueden constatar, y es que avanzar en los retos de la reactivación, para disminuir de manera urgente la pobreza y la inequidad, solo es posible protegiendo la confianza en el país.

En una encuesta realizada por las Cámaras de Comercio, el 94% de los empresarios considera que pueden contribuir a fortalecer la democracia siendo ejemplo de transparencia y luchando contra la corrupción, participando en veedurías que vigilen el buen uso de los recursos públicos, conociendo a los candidatos y haciendo un examen cuidadoso de sus programas, en fin, involucrándose en la defensa de la democracia y la libertad de empresa. En este marco, durante su congreso anual, Confecámaras hizo una declaración de principios frente al país que esperamos entre todos proteger y seguir construyendo, en la cual se invita a los colombianos:

- A conservar
el espíritu de orden y respeto por la vida de todos, y preservar, por sobre todas las cosas, los valores democráticos, defendiéndolos de acciones y circunstancias que los pongan en riesgo.

- A rechazar iniciativas que socaven nuestra institucionalidad y las políticas económicas que han brindado estabilidad a Colombia.

- A continuar siendo consecuentes con los más altos objetivos nacionales en donde primen los intereses y propósitos colectivos, sobre todo la protección de los más vulnerables.

- A seguir fortaleciendo la disciplina social para continuar cuidando las vidas frente a la pandemia.

- A respetar los disensos a través de modelos que construyan y no lo contrario.
- A denunciar a quienes se hacen llamar empresarios, sin merecerlo, para defraudar al Estado y perjudicar a la población más desfavorecida.

- Y a respetar la legítima gestión de los empresarios para seguir cimentando el progreso.

Con base en las duras enseñanzas que nos dejan los actuales desafíos, Colombia debe hacer una apuesta decidida por su futuro, superando debates ideológicos sobre la iniciativa empresarial, de cuya sostenibilidad depende el futuro de todos.

JULIÁN DOMÍNGUEZ RIVERA
​Presidente de Confecámaras y del Consejo Gremial Nacional

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes