Ricardo Villaveces P.
Columnista

Que desastre

La estrategia de Trump será la de interponer todo tipo de acciones legales para tratar de impedir su derrota.

Ricardo Villaveces P.
POR:
Ricardo Villaveces P.
noviembre 08 de 2020
2020-11-08 05:05 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7865def38d.png

En el momento de escribir esta columna los resultados de la elección presidencial en los Estados Unidos son inciertos. Aunque todo indicaría que Biden alcanzó los 270 votos electorales para ser elegido, la estrategia de Trump será la de interponer todo tipo de acciones legales para tratar de impedir su derrota.

No importa que sea tan incoherente como pedir que sigan contando los votos en Nevada y Arizona y al mismo tiempo pedir que suspendan el conteo en Pensilvania. Con este sujeto todo vale y el mundo seguirá en vilo por un buen tiempo, no importa cual sea el resultado que se anuncie esta semana. Trump ha dicho, de muchas formas, que no está dispuesto a reconocer la victoria de Biden.

Como tantos lo han dicho esto es inconcebible para un país que ha sido el punto de referencia de las democracias en el mundo. Con envidia se ha mirado la efectividad que siempre ha tenido su sistema de pesos y contrapesos y, por lo menos durante los últimos cien años, sus presidentes han sido respetuosos y defensores de las instituciones. Todo esto ha quedado en suspenso con la insólita aparición de este personaje en el escenario político y resulta muy difícil a estas alturas predecir cual será la evolución de estos acontecimientos.

Independientemente de quien termine en la Casa Blanca, lo que ha sido claro es que el país quedó completamente dividido y la polarización solo puede causar mas y mas estragos. Ya conocemos aquí los efectos perniciosos de una polarización que fractura la sociedad y dificulta el logro de propósitos comunes cuando el mundo atraviesa un período tan convulso.

Quedó de presente, por el otro lado, la vulnerabilidad de una sociedad que mostró su poca capacidad crítica y de análisis objetivo de los hechos y la tendencia a actuar movidos por emociones y actitudes primarias que reflejan las deficiencias del sistema educativo americano no universitario. Como un americano me decía en una ocasión: los Estados Unidos son un país en vías de subdesarrollo.

Si no fuera por sus consecuencias, las acusaciones a Biden de ser aliado del famoso Castrochavismo, por ejemplo, resultarían completamente risibles. Lo cierto es que esos argumentos, en el caso latinoamericano, calaron entre muchos expatriados que justifican con esas historias la salida de sus países.

Otras hordas de los que se llaman asimismo libertarios y que vimos por estos días armados hasta los dientes oponiéndose, que absurdo, al uso de las máscaras, son parte de la realidad de ese país y a la vez una grave amenaza cuando en estas épocas de incertidumbre parecen ser capaces de cualquier cosa empujados por discursos de odio y mentiras de quien pretende aferrarse a toda costa al poder.

La división quedó reflejada también en un Senado que quien lo controle lo hará por una mínima diferencia complicando aún mas el funcionamiento del nuevo gobierno. Cualquiera que sea el resultado electoral, ese país que, debería ser líder en estas épocas de pandemia, va a quedar golpeado y ojalá en proceso de recuperación y no en el marcado declive de hoy.

Ricardo Villaveces P.
Consultor privado.
rvillavecesp@gmail.com

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes