close
close
Manuel José Cárdenas

Resurgiendo del naufragio

Las autoridades deberían revisar las fallas de su agenda de competitividad y los empresarios deberían empezar por elevar el avance tecnológico.

Manuel José Cárdenas
POR:
Manuel José Cárdenas
octubre 04 de 2021
2021-10-04 12:46 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c314c7cba.png

Como es sabido la pandemia de la covid-19 ha represando una perturbación sin precedentes de la economía y el comercio mundial, ya que provoca la contracción de la producción y el consumo en todo el mundo. 

De todas maneras la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha elaborado un informe sobre las perspectivas del comercio mundial de mercancías para el presente año donde se prevé que el volumen del mismo aumentara un 8,0% en 2021 después de haber disminuido un 5,3% en 2020, continuando la recuperación del colapso inducido por la pandemia, desde los mínimos registrados en el segundo trimestre del año pasado. Estas perspectivas relativamente positivas, se ven empañadas por las disparidades regionales, la debilidad persistente del comercio de servicios y las demoras en los planes de vacunación, en particular en los países pobres.

América Latina y el Caribe es una de las regiones cuyo crecimiento es más lento y dentro de los países que están en una peor situación se destaca el caso Colombia. Sus exportaciones no están reaccionando adecuadamente frente a la recuperación de la economía mundial y exhiben una modesta recuperación después de la fuerte caída de 2020. Así lo evidencian las estadísticas de la OMC, que hace seguimiento mensual del comercio internacional de 74 economías entre las cuales se incluyen 13 de América Latina, teniendo Colombia en 2020 el tercer peor desempeño de la región.

En 2020 las exportaciones colombianas disminuyeron un 21,4% al pasar de US$39.000 millones en 2019 a US$31.055 millones. En el contexto mundial, se evidenció una caída de solo 8%.Esta baja, por encima del promedio del mundo, refleja una alta dependencia de la oferta exportable de bienes como petróleo y carbón que son los que explican esa disminución en más de US$8.000 millones. Si bien es cierto que en el primer semestre las exportaciones colombianas volvieron a crecer (18%), son las de menor crecimiento en América Latina.

La superación de esta situación, no se resuelve echándole la culpa a los factores externos, como actualmente sucede por la escasez de contenedores y el aumento de las tarifas de transporte marítimo, sino haciendo un esfuerzo sostenido para diversificar y fortalecer la oferta exportable, responsabilidad que no solo corresponde al gobierno sino al sector privado, los cuales han fallado hasta el presente. Las tareas pendientes son claras. Las autoridades deberían revisar las fallas de su agenda de competitividad, la cual ha sido desordenada e ineficaz, y los empresarios, que claman por protección y ayuda del Estado, deberían empezar por elevar la productividad física, el avance tecnológico y digital y la innovación.

MANUEL JOSÉ CÁRDENAS
​Consultor internacional

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes