close
close

Revista Portafolio

El momento del ‘streaming’

La transmisión digital es un servicio que llegó para quedarse, y los jugadores del sector prometen dar una ‘guerra’ por controlar las pantallas. 

El futuro streaming. Los patrones de uso de los medios de comunicación se están globalizando.
POR:
Portafolio
febrero 06 de 2021 - 05:20 p. m.
2021-02-06

El mercado de servicios para que los usuarios vean televisión, escuchen música o tengan videojuegos ‘a la carta’ se ha vuelto parte de la vida diaria, al punto de que detrás de las aplicaciones de entretenimiento que utilizan existe una auténtica batalla por conquistar las pantallas, oídos y manos de todo el mundo.

(‘Streaming’, tendencia que seguirá creciendo en el 2021). 

Estos servicios, conocidos como ‘streaming’, han sido la principal receta de la población mundial para soportar meses de confinamiento, mientras que, para las empresas, son plataformas que se han convertido en negocios incluso más lucrativos durante el encierro, como se refleja en el buen comportamiento en bolsa de muchas de ellas o en los incrementos en facturación y el número de usuarios.

No obstante, la reciente llegada a Colombia de Disney+, un nuevo gran jugador, pone de manifiesto también la saturación de opciones que tienen los consumidores en todas sus categorías. Si bien esto no significa que no haya espacio para crecer, pues la penetración en el territorio nacional aún es baja, sí muestra que el gasto para contar con las distintas opciones está creciendo, amenazando a muchos por comprometer una ‘renta’ mensual.

De acuerdo con Euromonitor, el gasto en servicios de ‘streaming’ durante el 2019 en Colombia fue de US$4,9 millones, lo que quiere decir que cada hogar destinó, en promedio, US$17,1 para estas plataformas (unos $60.000 mensuales). Eso hizo que el año pasado se registrara un consumo per cápita de alrededor de US$248,4.

(La ‘Guerra’ de las pantallas también se vivirá en Colombia). 


Estas cifras se refieren a la compra por parte del consumidor de un servicio a través de un PC, teléfono móvil, tableta u otros dispositivos para que, de forma remota y digital, se pueda reproducir video, audio y otros formatos de manera inmediata en cualquier lugar, en vez de tener que guardarlos en el disco duro. Los ejemplos son muchos: Netflix, HBO, Amazon Prime o Disney+ en video; Spotify o Deezer de audio; PlayStation Now, Xbox Game Pass, Google Stadia Shadow o GeForce Now en videojuegos en línea, así como otra gran cantidad de suscripciones de teleoperadores, a periódicos y revistas, etc.

Cabe decir que Colombia no es de los países que más gasta en este aspecto, pero tampoco el que menos: los usuarios de Chile y España pagan en promedio US$8,62 y US$8,19 respectivamente, mientras que en México (US$7,58), Perú (US$7,21) y en el territorio nacional, según Digital Trends, se destinarían US$6,26 ($23.900).

En la segmentación por plataforma, la situación es similar y, en Colombia, mientras que el gasto promedio mensual en Netflix es de US$9,95 (unos $26.900), en Amazon Prime los usuarios invierten US$3,85, o $14.900.

AÑO DE LLEGADAS Y SUSCRIPCIONES 

En estos momentos, dos millones de personas en el país están suscritos a una plataforma de ‘streaming’, según la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) y, como indica un informe de la firma Sherlock Communications, en América Latina un 70% de la región lo ha hecho a una nueva plataforma en el 2020.

De hecho, un tercio de todos los encuestados ahora tiene dos suscripciones distintas. Cabe mencionar que el 20% de los usuarios nacionales y alrededor del 22% de México y Perú, aseguran que tienen contratadas al menos cuatro plataformas de este tipo.

Ante esto, la llegada de Disney+ a la región el 17 de noviembre pasado impulsó estas cifras y también las dinámicas de otros canales y servicios, lo que muestra la guerra por conquistar las pantallas. DirecTV, por ejemplo, es hoy una plataforma única que combina televisión en vivo y contenido por demanda para clientes de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú y Uruguay, y permite suscripciones sin necesidad de contratos anuales o físicos.

La guerra de pantallas por el precio también es un hecho: los planes de Netflix en el país tienen un costo que va de $16.900 el básico, hasta casi $40.000 el ‘premium’, mientras que en Amazon Prime Video este cae por debajo de $15.000 y HBO supera los $32.000 cada mes. Por eso, si una persona en Colombia busca contar con los tres grandes competidores, debe destinar un mínimo de $50.000 mensuales en estas plataformas, lo que equivale a casi un 6% del salario mínimo. La cifra sube en $20.900 al mes, si desea ver el fútbol profesional colombiano.

En estos momentos, Netflix no es solo el líder en el mercado nacional, sino también a nivel internacional, pues suma más de 192,3 millones de suscriptores en las economías en las que opera. Amazon Prime Video cuenta ya con más de 150 millones de suscriptores en todo el mundo, mientras que HBO Go suma casi 37 millones de clientes.

OTRAS OPCIONES 

De acuerdo con las cifras de la firma de investigaciones de mercado Euromonitor, aunque las anteriores son las opciones más extendidas, otros sectores también se suman al servicio de ‘streaming’. Uno de ellos es el de las entidades educativas, que se han dedicado a explorar formas de utilizar la transmisión tecnológica para implementar distintos tipos de formación a personas que no pueden acceder en persona. Como ejemplo están Coursera, Udemy y edX, entre otras.

A ello se suma el uso de plataformas de transmisión generalistas como YouTube, Facebook Watch y Vimeo, que para acceder al contenido algunos también han lanzado recientemente opciones de pago. Teleoperadores como Claro, Movistar y Tigo también ofrecen sus propios servicios de retransmisión digital.

Asimismo, con la llegada de la covid-19, la transmisión digital fue una de las tablas de salvación para el sector de bienestar y ejercicio, tanto de nuevos como viejos jugadores de gimnasios, fitness y otras opciones. De hecho, hoy ha surgido una plataforma de ‘streaming’ para casi cualquier servicio: conciertos y eventos en vivo, maratones, encuentros con influencers y torneos de videojuegos. Y también han tenido un mayor desarrollo las tecnologías para mejorar la experiencia del usuario como la realidad virtual o la aumentada.

En audio, el consumo de podcast también ha sido una de las áreas en crecimiento, y prueba de ello es que Spotify, líder mundial de la industria, ha lanzado hasta 78 programas originales, al tiempo que compró The Ringer y obtuvo la exclusividad de The Joe Rogan Experience, que es considerado el más popular del mundo.

En cuanto al crecimiento, el Voxnest State of the Podcast Universe Report aseguró que Colombia se ha convertido en el tercer mercado del mundo en donde más crecen estos formatos, detrás de India y Turquía. Por dispositivos, tres de cada cinco se escuchan en el computador de escritorio, con un aumento de 58%, mientras que por la TV esta cifra subió 28%, al tiempo que a través de altavoces y reloj inteligente este incremento fue del 11%.

“Claro Música tiene una base de más de dos millones de usuarios pospago con el servicio incluido y más de 20 millones de clientes prepago que pueden acceder a la versión gratuita. El ‘streaming’ de música es el más consumido, sobre todo con playlist posicionadas como Top Colombia, Novedades y Top Reggaetón, entre otras. Por otro lado, el seguimiento de emisoras en línea creció dentro de la aplicación, ya que las personas querían estar más informadas”, señala Juan José Sánchez, líder de Claro Música en Colombia.

Frente a todo esto, entre las distintas tendencias que se esperan para el futuro está la mezcla de formatos en las plataformas, como consumir contenidos audiovisuales en segundo plano, sin mirar las imágenes, y solo escuchando su audio, o como ya lo están evaluando algunos actores como Netflix para el uso de series o películas con otro fin, como aprender idiomas o ejecutar rutinas de ejercicios.

Laura Lesmes

Destacados

  • REVISTA PORTAFOLIO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido