Revista Portafolio

‘Es reto tener los conductores suficientes para el gran crecimiento’

Para Santiago Pineda, CEO de Mensajeros Urbanos, el sector de los envíos seguirá avanzando incluso luego de que termine la crisis sanitaria.

Santiago Pineda

Santiago Pineda, CEO de Mensajeros Urbanos.

Cortesía

POR:
Portafolio
enero 31 de 2021 - 05:07 p. m.
2021-01-31

¿Cómo han visto este 2020 en Mensajeros Urbanos?

Al comienzo de la pandemia, observamos un incremento de nuestras entregas durante el tiempo en que las personas estuvieron en cuarentena. En ese periodo, la empresa jugó un papel muy importante en mantener la economía activa y permitir, a través de entregas a domicilio, que buena parte del comercio pudiera seguir vendiendo.

Luego, cuando las cosas empezaron a normalizarse, hubo una caída en la demanda que solo se reactivó a mediados de noviembre, teniendo en cuenta que muchas de las compras navideñas y de los días sin IVA migraron a ser digitales y no presenciales.

¿Cuáles son sus principales cifras?

El cierre del 2020 va a registrar en Mensajeros Urbanos un 85% de crecimiento con respecto al 2019.

¿Cuáles han sido los principales retos que se les presentaron en la pandemia?

Uno de los más grandes, especialmente al inicio, fue pasar de realizar nuestra misión de forma presencial a hacerlo de manera remota, y eso incluye las áreas de call center y contact center, que son 24/7. Hoy, esa operación se mantiene así, con trabajo desde las casas, y así se hará por lo menos hasta enero.

Otro está en el proceso de vinculación de aliados, que son los conductores que se conectan con la aplicación, y que suponía una capacitación presencial en nuestras sedes. Ese paso se hace hoy de forma virtual, con el objetivo de evitar aglomeraciones, pero hubo que realizar grandes inversiones en tecnología. Y el último desafío es disponer de los suficientes conductores y aliados para responder al ritmo de crecimiento bastante elevado de hoy.

Ahora, cuando lleguen las vacunas y se reduzca el riesgo de contagio, ¿qué se puede esperar del sector de mensajería?

De por sí, el e-commerce venía creciendo de manera muy interesante desde antes de la pandemia, y lo que esta hizo fue acelerarlo este año. No creo que sea una tendencia que cambie. Mi expectativa es que este mercado siga en aumento, aunque al frente habrá algunos temas retadores como la disminución lógica en el consumo por la situación económica, que sin duda afectará las ventas.

¿Cómo se diferencian de otros competidores?

Por ser nosotros los aliados logísticos de las empresas que tienen sus canales digitales, nuestro desafío es ofrecer un servicio impecable en rapidez de tiempos de entrega. También, a través de la tecnología, suministrar información exacta acerca del estado y ubicación de los pedidos. Son los dos focos que definen el éxito del negocio.

¿Tiene pensado lanzar nuevos servicios o negocios?

Sí. De hecho, empezamos este año ofreciendo una nueva línea de servicio express, mediante la cual asignamos el trabajo en solo cinco minutos después de haber sido solicitado y se atiende de forma inmediata. También lanzamos otra línea con la que se reparten pedidos distribuidos en rutas y no uno a uno, cosa que garantiza que la mercancía sea entregada en menos de 24 horas.

Y ahora estamos pensando en implementar un sistema de bodegaje urbano que permitirá a nuestros clientes almacenar sus productos en espacios gestionados por nosotros y agilizar aún más la entrega.

¿Qué planes tienen de expansión en Colombia y la región?

Hoy tenemos operación en 14 ciudades del país y el objetivo es llegar a 20 en el 2021. Otra de nuestras grandes apuestas fue la apertura de oficinas en México, en donde hoy trabajamos en tres urbes. Allí, el reto es llegar a 15 el año entrante.

¿Cómo ve el debate acerca de la vinculación de los domiciliarios?

La normatividad colombiana es muy clara y lo que hay que hacer es cumplirla. Si efectivamente nuestros aliados –que es como llamamos a nuestros conductores–, son independientes, no hay por qué imponerles algún tipo de subordinación a su labor. Son independientes y, como tales, tienen la libertad de aceptar o no las condiciones del trabajo. Sin embargo, somos partidarios de que exista una regulación al respecto, pues no todas las empresas del sector son responsables con sus empleados. Debe haber una norma clara, para que el gremio no se vea afectado.

El otro gran debate gira en torno a las propuestas de que las aplicaciones paguen más impuestos. ¿Cree que sería justo este planteamiento?

En el caso de Bogotá, hace poco se aprobó un impuesto adicional para las plataformas digitales. Y, para ser franco, no creo que sea la manera correcta de enfocar este tipo de decisiones.

Es importante comprender el modelo de negocio que hay detrás de empresas como la nuestra, la mayoría de las cuales, a pesar de haber tenido un crecimiento importante, genera pérdidas. La verdad es que financiamos nuestra operación a punta de inversión extranjera. De otro lado, al ser este negocio un modelo en escala, posee márgenes muy pequeños.

De modo que imponer cargas tributarias adicionales introduce un peso que puede hacer inviables estas empresas.

¿Qué tan relevante se imagina la industria de mensajería en las próximas décadas?

Es para dónde va el mercado y será una tendencia cada día más fuerte. Las personas valorarán cada vez más su tiempo y preferirán, desde la comodidad de su casa, hacer compras y obtener los productos que necesiten casi tan rápido como si efectuaran la operación de forma presencial. Para allá va la industria.

Destacados

  • REVISTA PORTAFOLIO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido