La gestión del ambiente laboral

Un mejor entendimiento permite a las organizaciones afinar mensajes e incentivos que se conectan con la visión del mundo de sus colaboradores.

Ambiente laboral

La industria a la que pertenece la actividad misional de una empresa, independientemente del país en el que se encuentre, es el factor que más contribuye a formar la opinión de los colaboradores.

iStock

POR:
Portafolio
diciembre 20 de 2018 - 05:27 p.m.
2018-12-20

¿Por qué percibimos el mundo de maneras tan distintas? Así como tiene relación con factores individuales tales como nuestra personalidad, creencias y características físicas de nuestro cerebro (de esto se ha encargado vastamente la neurociencia), también tiene que ver con la influencia de factores sociales y del entorno que condicionan la manera cómo leemos la realidad. Estos dos elementos, individuales y sociales, determinan nuestra interpretación del presente y nuestras expectativas sobre el futuro.

El ambiente laboral no es ajeno a estos condicionamientos y, como fenómeno psicosocial, en él confluyen factores sociales y personales. Muchas de las expectativas que tenemos frente a la empresa para la cual trabajamos o aquello que esperamos de nuestro líder, se derivan naturalmente de nuestra propia historia. Son nuestras características demográficas las que permitirán, en gran medida, entrever cuál es esa historia: si pertenecemos o no a determinado grupo étnico, el nivel de formación al que hemos tenido acceso, la calidad de esa formación (lo que a su vez revela nuestro capital social) e incluso la industria en la cual nos desempeñamos. Todas ellas, analiza- das en conjunto, nos permitirán acercarnos a un entendimiento profundo acerca de cuáles son nuestras expectativas y necesidades en el lugar de trabajo.

Ahora, dado que el entorno socioeconómico del individuo juega un papel activo en la conformación de las percepciones, se esperaría que personas que viven en contextos muy distintos tengan expectativas diferentes frente al ambiente laboral. En este artículo nos proponemos compartir los hallazgos más relevantes a este respecto, que obtuvimos al analizar y comparar las respuestas de colaboradores que trabajan para más de 2.500 organizaciones alrededor del mundo. Al final nos centraremos en el caso Colombia, para adentrarnos en las sensibilidades, desde el punto de vista del ambiente laboral, que son propias de las distintas regiones del país.

Nuestro primer hallazgo responde a esa intuición que permanece en el aire: la industria a la que pertenece la actividad misional de una empresa, independientemente del país en el que se encuentre, es el factor que más contribuye a formar la opinión de los colaboradores sobre su ambiente laboral.

Esto se explica, sin duda por la naturaleza misma del trabajo, que varía de acuerdo con el sector económico. Las oportunidades de desarrollo a las que aspira un agente comercial tendrán poco o nada que ver con lo que un operario en una empresa floricultora considera crecimiento profesional.

Por otro lado, únicamente en los países latinoamericanos el nivel de formación parece tener gran importancia. De tal manera, conocer el nivel de educación alcanzado por sus colabora- dores les permitirá a las organizaciones anticipar una manera particular de opinar sobre el ambiente laboral: los que han podido invertir en su formación profesional son más exigentes frente a temas particulares como el desarrollo y la equidad en la compensación.

Nuestra investigación sugiere además que, en Suiza, el género es considerado una característica con un alto poder explicativo. Esto es algo que no se observa en otras sociedades, pues por lo general el género dice realmente muy poco sobre lo que esperan y quieren los individuos. Solo por nombrar un ejemplo, en este país las mujeres ganan, típicamente, alrededor de 20 por ciento menos que sus homólogos masculinos cuando realizan trabajos similares. Es- tas brechas de género, en apariencia consideradas un rasgo cultural de Suiza, hacen que orientar la gestión según se sea mujer o no, podrían realmente hacer la diferencia.

Expectativas del ambiente laboral en las regiones de Colombia

El análisis de las respuestas de casi 500.00 personas en Colombia revela que existen dos grandes grupos: por un lado están quienes trabajan en la región centro oriente y, por el otro, los que están ubicados en toda la zona nororiental y el llano. De esta manera, la región y el nivel deformación –que es una característica transversal y de gran importancia en el país– constituirán formas distintas de leer el ambiente de trabajo.

Quienes trabajan en la región centro oriente se distinguen por tener una opinión más ácida frente a la hospitalidad de las personas en el lugar de trabajo. Aprecian de forma visible el trato justo independientemente de la condición socioeconómica; la equidad en el trato y la no discriminación constituyen un diferencial y, por lo tanto, determinarán la manera en cómo responden a otros aspectos del ambiente laboral. Para los más formados, los aspectos relaciona- dos con la camaradería y el orgullo son menos importantes y podrían considerarse elementos ‘accesorios’.

Sin embargo, la equidad en la compensación, así como el reconocimiento de su líder frente a los ‘errores involuntarios’, son temas a los que responden con mayor sensibilidad. En contraposición, el orgullo por la empresa y el sentido de equipo resuenan en aquellos con menores niveles de formación.

Para quienes trabajan en la zona nororiental del país y los llanos, la manera cómo se gestionan los aspectos referidos a la equidad en el trato parecen no tener ningún impacto en la percepción general que se forman del ambiente laboral. Por el contrario, aprecian las conductas éticas y honestas de sus líderes, así como las relaciones fraternas y el sentido de equipo. Además se diferencian del primer grupo por tener una mejor opinión frente a la hospitalidad en el lugar de trabajo.

Finalmente, entender cuáles son los temas más importantes para distintos grupos, de acuerdo con sus características demográficas y al contexto del cual provienen, puede determinar la definición de estrategias de intervención organizacional. Estos aspectos de gran importancia, y a los cuales responden con mayor sensibilidad, permiten anticipar de cerca la opinión con respecto a otros temas del ambiente laboral; si se resuelven a fondo, se estiman mayores posibilidades de éxito; si son mal gestionados, tendrán un alto costo. Este mejor entendimiento les está permitiendo a las organizaciones afinar mensajes, escoger tonos y aproximaciones, prácticas e incentivos, que se conectan de manera profunda con la visión de mundo que tienen sus colaboradores y que sabemos condicionan su lectura del ambiente laboral y sus expectativas frente a lo que puede ofrecerles la organización.

Siga bajando para encontrar más contenido