close
close

Revista Portafolio

Cómo va la eterna búsqueda de una moneda común en América Latina

Este objetivo se reaviva en la región gracias a la reconfiguración ideológica de los gobiernos, que impulsa el deseo de integración monetaria.

Pesos colombianos

Pesos colombianos.

Archivo El Tiempo

POR:
Roberto Casas Lugo
enero 01 de 2023 - 09:18 p. m.
2022-01-01

La integración de los países de América Latina para la geopolítica o los mercados internacionales es un ideal que ha estado presente desde tiempos inmemoriales y ha cogido fuerza desde el exitoso caso de la Unión Europea.

Muchos intentos se han realizado en pro de lograrla, con mecanismos de integración políticos y económicos, pero muchas veces motivados por ideologías que no trascienden en el tiempo y no terminan de ser lo suficientemente contundentes para liderar un proceso que puede demorarse al menos un par de décadas.

“El anhelo de una integración regional a semejanza de lo que se ha dado con la Unión Europea, desde la Comunidad Europea del Carbón y el Acero en los años 50, ha sido efectivamente una ilusión y un anhelo en diferentes momentos”, señala Gabriel Orozco, docente de relaciones internacionales en la Universidad Simón Bolívar.

Recientemente, los vientos de la propuesta de integración latinoamericana y la consecución de la unidad monetaria volvieron a tomar fuerza en la región a medida que se configura ideología política con inclinación hacia la izquierda.

(Vea: Las monedas más devaluadas de América Latina en el 2022).

Uno de los espacios de planteamiento más recientes se dio en medio de la posesión del presidente Gustavo Petro, quien en medio de su discurso alertó la baja unificación de las economías de la región, al tiempo que puntualizó en que durante su mandato se reforzará la mirada sobre América Latina.

En el mismo evento, el presidente del Congreso, Roy Barreras, habló de lograr esa igualdad monetaria. “Para que de la mano de las otras naciones latinoamericanas decidamos compartir un destino común, una sola agenda de competitividad, un Parlamento Latinoamericano vinculante y, ojalá, una moneda”, mencionó.

De hecho, Barreras volvió a reforzar esta idea en la previa a la sesión del Parlamento Andino que se celebró este mes en Bucaramanga.“Vamos a proponer a los presidentes de los congresos de América Latina (...) que cada uno apoye la creación de un Parlamento Latinoamericano vinculante”, dijo el senador, en referencia al Parlamento Europeo.

El ‘sur’ también existen las propuestas ofrecidas en medio del acto protocolar del nuevo Gobierno de Colombia no son las únicas en los tiempos recientes.

Ex presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, planteó en medio de su nueva campaña electoral, crear el ‘sur’, una moneda suramericana, la cual, según dos de sus asesores, sería emitida y supervisada por un banco central continental y con ella se buscaría la independencia de una moneda como el dólar estadounidense.

La capitalización inicial de esta moneda sería una contribución de los países miembros de forma proporcional a sus participaciones dentro del comercio regional.

En el pasado también se buscó esta integración monetaria por medio de la Unasur y, en el 2009, se impulsó el Sistema Unitario de Compensación Regional, conocido como ‘sucre’, una unidad de cuenta común para las transacciones comerciales dentro de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba),idea del expresidente Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro.

(Vea: Cómo identificar si tiene en su mano una moneda de $1.000 o un tesoro).

Al ser una unidad de cuenta común, el propio ‘sucre’ no funcionaba como una moneda en sí, sino más bien un sistema de intercambio con un valor de US$1,25 por unidad transaccional.

Ecuador, con más de 6.000 transacciones entre el 2011 y el 2016, y Venezuela, como promotor, fueron los países que más emplearon esta unidad dentro del bloque de naciones.

No obstante, desde entonces las autoridades ecuatorianas han identificado enramados lavado de dinero en cuantiosas operaciones financieras a través de este mecanismo y el uso del mismo ha decaído hasta prácticamente la inexistencia, así como la vigencia del bloque, donde, de Sudamérica, solo hacen presencia Bolivia y la propia Venezuela.

Otra muestra reciente sobre la viabilidad de esta idea fue ofrecida por el presidente de Argentina, Alberto Fernández, durante un conversatorio en una universidad de Estados Unidos.

En esa participación, el mandatario señaló que “sería maravilloso”, aunque reconoció la actual dificultad para desarrollar y materializar la propuesta.

“Hoy eso es un poco más difícil porque los gobiernos no están alineados del mismo modo. La integración a través de una moneda común sería maravillosa, lo mismo que si la pudiésemos concretar. Sería el comienzo de salir de estos sistemas internacionales que nos ayudan poco y que es mucho más lo que nos castigan”, dijo el jefe de Estado argentino en declaraciones recogidas por la agencia EFE,presenta en lugar.

Monedas de oro

Monedas de oro

iStock

¿ Qué implica una moneda común?

Para el docente de la Universidad de los Andes, Germán Machado, crear moneda común tendría como respuesta una pérdida de la soberanía monetaria de la cual duda que los países están considerando desprenderse.

“Lo que se trata de forma sencilla es que cada país no tenga su propia unidad de cambio, que no pueda decidir cuántos billetes o monedas hace, pero también significa que la política monetaria tampoco sea dirigida por ese país. En América Latina es más complicado no solo por esa falta de integración, sino por el hecho de que nuestras naciones si bien son parecidas, no necesariamente son dependientes la una de la otra o los contextos macro son diferentes”, explica.

(Vea: El plan de Venezuela para contener caída del bolívar frente al dólar).

El propio presidente de Chile, Gabriel Boric, no descartó la idea, aunque reconoció que falta un largo camino para su materialización.

“Estos mecanismos específicos (moneda única) son muy complejos. Son procesos de largo aliento y tenemos mucho que avanzar antes”, mencionó.

Tanto Orozco como Machado, por su parte, consideran que para que la propuesta pueda tener implicaciones mayores debe venir de un país importante, como el caso de Brasil con Lula.

De hecho, el catedrático de la Uniandes precisa que llegaría a ser más viable una moneda común para Sudamérica o dentro de un bloque de la región, como lo pueden ser la Comunidad Andina de Naciones (CAN) o el propio Mercado Común del Sur (Mercosur).

Sobre la primera, en contadas ocasiones la idea ha sido planteada por diferentes mandatarios, con un poco más de énfasis en los peruanos, pero no ha tenido muchos avances más allá de las palabras.

La voz más representativa ha sido la del ex presidente peruano Alan García, mientras que el pronunciamiento más reciente estuvo por cuenta de Gustavo Pacheco Villar, un parlamentario andino.

“Necesitamos una moneda común para hacer negocios y esa moneda común puede ser el peso andino o el dólar, porque este último ya es admitido en otros países. Ecuador lo tiene como moneda oficial”, señaló en una reciente nota con el diario El Peruano.

Desde la otra acera del Mercosur también se ha cultivado la idea en numerosas ocasiones, siendo Argentina y Brasil las de mayor énfasis y las que plantean, al menos en borradores, la creación del ‘peso real’, cuyas propuestas ya han abarcado cada ideología política desde su primera vez en 1999.

De hecho, recientemente, el Congreso del país albiceleste ha desarchivado uno de sus proyectos de moneda común, que hasta el momento cuenta con el apoyo de oficialismo y oposición, como una estrategia para mitigar la elevada inflación, tasas de interés y el riesgo país.

“Estaríamos hablando de la opción de una moneda para la Argentina que garantice la estabilidad macroeconómica más allá de quien gobierne. Además, es una idea que tranquilamente puede integrar a los países del cono sur latinoamericano”, dijo Nicolás Dujovne, exministro de Hacienda del gobierno de Mauricio Macri y uno de los principales mentores de la idea.

(Vea: ¿Monedas de $200 con giro? Esto cuestan como pieza de colección).

Así va la eterna búsqueda de una moneda común en América Latina, que todavía deberá recorrer un largo y sinuoso camino.

Roberto Casas Lugo
Periodista de Portafolio

Destacados

  • REVISTA PORTAFOLIO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido